Spelling “The Turning Bell”

22 December 2021 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

Comenzó de rebote en la música a pesar de su gran y muy especial voz. “Tia” Cabral (Spelling) llega a su tercer disco de pop experimental de cámara gótico y oscuro, pero ahora con momentos más cálidos y con arreglos orquestales y de cuerdas. Para mí su mejor disco. Ya sembró su semilla en 2017 con el sorprendente debut “Pantheon Of Me”. Al año siguiente firmó por el prestigioso ello Sacred Bones Records, con quienes publicó al año siguiente un más que recomendable “Mazy Fly”.

Ahora sigue su viaje con ellos y entrega este enigmático y hermoso “The Turning Wheel” que es una delicia de principio a fin en su casi 1 hora de duración. Su voz aguda y su peculiar forma de cantar te lleva a acordarte pronto de Kate Bush y Lene Lovitch. Pero también nos trae a la mente en muchos momentos esas divas vocales de los 70 como Kim Carnes, Gladys Knight y hasta Donna Summer o crooners masculinos como John Miles o Murray Head. Los arreglos de cuerda de Ted Case y los de viento de Nick Marchione tienen una importancia vital en los resultados finales de unas canciones que, en muchos casos, también sonarían preciosas en versiones más desnudas. Las colaboraciones instrumentales son detallistas, minuciosas y abundantes. También hay buenas colaboraciones vocales como los coros casi eclesiales de una realmente celestial ‘Awaken’.

Antes comienza el disco con un claro single como ‘Little Deer’ con una melodía vocal y unos arreglos a medio camino entre los Bee Gees de comienzos de los 70 y de Kate Bush en sus comienzos. Ese aire a las divas de los 70, pero con aromas y acabados actuales lo tenemos en ‘Always’. El tema ‘Turning Wheel’ con su voz aún más aguda nos vuelve a traer a la mejor Kate Bush a la mente. La primera parte del disco se titula “Above” y la cierra una genial ‘Emperor With An Egg’ con piano y cuerdas casi al estilo de Antony & The Johnsons.

La segunda parte del disco se titula “Below” y se inicia también de manea genial con la pausada y relajada ‘Boys At Scholl’. Más de 7 minutos otra vez con piano y prístinas cuerdas al frente, junto a su peculiar voz. Luego entra un ritmo gélido, pero hermoso, jugando con el piano que nos trae aromas trip-hop al estilo de los Portishead. Hablan también de dark wave y de pop gótico con matices jazz pero los sonidos de Spelling no son nuevos aunque ella les haya dado una capa de sonido actual que les viene de maravilla a buenas composiciones también en su desnudez. Estudió filosofía y literatura inglesa en una educación cristiana que le influyó también musicalmente. Se nota en momentos mágicos como los de la gélida pero hermosa ‘Magic Act’ con un solo de guitarra eléctrica casi progresivo que es una pasada total. Las cuerdas en temas como el citado ‘Always’ o en la inquietante ‘Queen of Wands’ los firma Del Sol String Quartet y son una maravilla total. Acaba por todo lo alto con su particular ‘Revolution’ que pone de manifiesto el cuidado que pone también en los textos de sus canciones que aparecen en el cuidado libreto del disco. Tiene un arranque precioso con su piano y voz que sí que es pop de cámara, pero luego entran en juego otros arreglos y detalles. ¡Un gran descubrimiento para un servidor de este mismo año!

Sacred Bones Records / Popstock!

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.