Hiss Golden Messenger “Quietly Blowing It”

21 December 2021 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

Cada vez está más cercano al soul o al country soul que al “Americana”. En cualquier caso M.C. Taylor sigue entregando canciones muy por encima de la media vocalmente y a nivel de arreglos y acabados. A esto hay que sumar buenas letras comprometidas. En este aspecto este disco recuerda a “Allelujah Anyhow”, su estupendo disco de hace 4 años. Hace 2 firmó otra preciosidad como “Terms Of Surrender”, con una temática general más personal y que también te recomiendo encarecidamente si te ha gustado este nuevo disco.

Nos da igual si Hiss Golden Messenger es una banda o una propuesta en solitario con buenos músicos respaldándole. Porque lo que cuentan son los resultados y las canciones y aquí hay muchas y muy buenas. Además hay algunas colaboraciones de postín. Es el caso de los hermanos Griffin y Taylor Goldsmith (Dawes), Josh Kaufman (Bonny Light Horseman) y Zach Williams (The Lone Bellow). Pero el auténtico y total protagonista del disco es Taylor, su gran voz, algo Bill Withers, y sus redondas composiciones. Composiciones que luego redondean a la perfección un amplio puñado de buenos músicos más anónimos.

El nuevo disco tiene un precioso, emotivo y desnudo arranque con piano, guitarra acústica y su voz en ‘Way Back In The Way Back’ en la que es fácil acordarse hasta del más reposado Prince. ¡Y no es el único tema ni momento en el que el genio de Minneapolis te puede venir a la cabeza! Luego además redondea esta joya la sección de vientos y unos chulos punteos cargados de eco. Más soul-funk entre Prince y Curtis Mayfield en una ‘Mighty Dollar’ con preciosos coros y un tórrido órgano. El tema titular es una gozada total más cercana a su sonido Americana más habitual. Un genial y expansivo lento con genial órgano y pedal steel guitar, también con buenos punteos. En este tipo de temas es muy fácil acordarse del gran Joe Henry como cantante y compositor, más que como productor. Viaja hacia la Costa Oeste y su sonido en perlas como ‘It Will If We Let In’ que pueden gusta a seguidores de Jack Johnson, Bonnie Raitt y hasta Fleetwood Mac. Sigue por ahí en una hermosa y pausada ‘Hrdlytown’ que nos lleva hasta el mejor Jackson Browne y en la que vuelve a lucir ese gran órgano muy presente en muchos momentos del disco. ‘If It Comes In The Morning’ es otro expansivo lento con buena pedal steel y vientos. Está compuesta a medias con Anaïs Mitchell y tiene hasta destellos góspel. Por ahí se mueve también en ‘Painting Houses’, aunque en esta última con toques soul de nuevo a pesar de detalles como una mandolina de aires campestres y country. En ‘Angels In The Headlights’ brillan la acústica y el piano y, si cierras los ojos, y te concentras, igual puedes oír hasta a esos ángeles del título. ¡Para disfrutar, sí, calladamente, en la intimidad y, si puede ser, en la oscuridad o al menos la penumbra!

Merge Records / Popstock!

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.