Yann Tiersen

17 julio 2015 Texto: Fali Herrero. Fotografía: Fali Herrero.

yanntiersen

|

| Castillo Sohail, Fuengirola. 22.07.15

A priori la noche se mostraba prometedora. El genial Yann Tiersen en el marco del castillo Sohail de Fuengirola sonaba como un genial plan para una calurosa noche de Julio pero, como suele suceder cuando se elevan las expectativas, la cosa no salió del todo bien. La primera pista fue el casi abrupto principio del concierto, hay quien dice que empezó ligeramente antes de la hora, que hizo que quienes se relajaron un poco para acceder al castillo se perdieran el principio del concierto. Una vez dentro el ambiente era muy agradable, se podían ver desde niños pequeños con sus padres hasta parejas mayores dispuestas a disfrutar de un espectáculo que, realmente, nunca llegó. El compositor francés sabe como componer una melodía, de eso no hay duda, pero desafortunadamente eso no es suficiente. Dividió su repertorio casi a partes iguales entre temas con una instrumentación mas íntima, llegando incluso a quedarse el solo sobre el escenario en algunos momentos, y temas con una presencia musical mas sólida, rodeado de multiinstrumentistas que ahora tocaban una guitarra, o un teclado, o un xilófono, pero tanto los unos como los otros reflejaban una falta de desarrollo que te hacia pensar que solo habían tocado una parte del tema en lugar del tema completo. Aun así el público fue entregado desde el minuto uno del concierto, aplaudiendo a cada tema y mostrando un calor que, sinceramente, no pareció ser correspondido por Tiersen, que se limitó a dar unas frías “gracias” entre tema y tema. Tras una escasa hora de concierto los músicos se retiraron del escenario para dejar paso a un par de canciones ejecutadas en solitario por el francés y aquí si asisitimos a uno de los pocos momentos intensos del concierto cuando Tiersen agarró un violín y nos ofreció una intensa pieza que fue, desde mi punto de vista, el momento mas intenso de todo el concierto. Tras esto la banda reapareció y nos ofrecieron dos temas mas en los que la falta de desarrollo fue otra vez la protagonista. Dicho todo esto me gustaría resaltar que en lo musical no fue un mal concierto, las canciones estuvieron ejecutadas con maestría y fue todo un espectáculo ver una banda tan capaz sobre el escenario, sobre todo en los momentos de mas intensidad. En definitiva fue un concierto que supo a poco, no llegó a la hora y media en total, bastante frío por parte del artista y que podrían haber resuelto de otra manera, pero alla cada cual con lo suyo. Lo mejor de la noche el espectacular emplazamiento del castillo Sohail, en el que esperamos ver muchas mas veladas como estas en el futuro.

 

yanntiersen1

 

SHARE THIS