Vanessa Carlton “Liberman”

18 junio 2016 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

vanessa-carlton-banda

Casi dos años de arduo trabajo le ha llevado a la pianista de formación clásica, Vanessa Carlton, la finalización de este esperado quinto disco. La cantante, que también fue bailarina de ballet, comenzó con clásicos como Satie, Bach o Mozart. Pero cuando debutó a comienzos de milenio con “Be Not
Nobod
y” también se empezó a hablar de cantautoras como Carole King, Laura Nyro, Tori Amos o Joni Mitchell. Yo estoy seguro de que también se ha visto cautivada por los más intimistas discos de John Cale o los de Kate Bush y Wim Mertens en general. Además tenemos ahora el disco en una edición especial de lujo que contiene un montón de interesantes extras mayormente llamados “Living Room Session” pues es ahí en esa intimidad donde se grabaron. El disco original comenzaba con la intimista “Take it easy”. En ella, así como en el primer y atractivo single, “Operator” destacan su gran voz y su sabio piano. Me encanta “Blue pool” con sus aires más clásicos y su solmene piano. Otra joya es la preciosa, melancólica y tierna melodía de “Nothing where something used to be”. En “Matter of time”, sin embargo, destaca más aún una guitarra deudora de Mark Knopfler. Otra de mis favoritas es la celestial “River” que puede gustar también a quienes añoren a Kristin Hersh o gusten de la Cat Power más desnuda. Entre los ya mencionados extras está especialmente logrado el “Willows” con piano y cuerdas, así como la destacada demo de “House of seven words”. En “Unlock the lock” tenemos otra vez el minimalismo con piano y voz que recuerda al mejor Wim Mertens. No extraña que esté teniendo tanta
repercusión como su anterior trabajo, “Rabbits on the Run“. (7)

Caroline, Music As Usual

 

vanessa-carlton-portada

SHARE THIS