Tres periodistas en la revolución de Asturias

10 February 2018 Texto: Francis Medina. Fotografía: Archivo.

Autores: Chaves Nogales, Díaz Fernández, Pla
Editorial: Libros del Asteroide

Estamos ante el testimonio de uno de esos muchos momentos cruciales e ineludibles de nuestra historia reciente, con el añadido de que, en este caso, dicho relato se nos cuenta a seis manos lo cual contribuye a que la visión resultante sea mucho más completa y caleidoscópica. La madrugada del 5 de octubre de 1934, animados por una convocatoria de huelga general que fracasará en el resto de España, los mineros de Asturias se alzan contra las autoridades y toman el control de ayuntamientos y cuarteles de la Guardia Civil. Desde el gobierno de la República se opta por responder con toda la dureza posible para sofocar la «Comuna asturiana», que tardaría dos semanas en ser derrotada. El balance fue durísimo: casi 1.500 muertos, más de 2.000 heridos y más de 30.000 prisioneros. Manuel Chaves Nogales y Josep Pla –corresponsales de los diarios Ahora y La Veu de Catalunya– fueron dos de los primeros periodistas que pudieron entrar en Asturias una vez restablecido el orden republicano; desde allí contaron los sucesos acaecidos durante las dos semanas anteriores, en las que se llegó a acuñar moneda propia y ciudades como Oviedo quedaron destrozadas. José Díaz Fernández, para quien los hechos eran muy cercanos, publicaría al año siguiente el libro Octubre rojo en Asturias, un reportaje novelado sobre el mismo tema. Este volumen recoge los textos de estos tres grandes escritores sobre la revolución de Asturias, un capítulo clave de la historia española del siglo XX. 

Éste es uno de esos libros que todos debiéramos leer porque, como suele decirse, el conocimiento de nuestra historia reciente es crucial, como mínimo, para que ciertos acontecimientos no vuelvan a repetirse y también para interiorizar la idea de que, casi siempre, los verdaderos héroes, aquellos que arriesgan sus vidas para que las de otros que vengan después sean mejores, acostumbran a ser hombres y mujeres anónimos, personas de a pie. 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.