The Moles “Tonight’s Music”

15 December 2016 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

El estupendo sello londinense, Fire Records, nos trae también las más interesantes propuestas desde las Antípodas. Lo hace con jóvenes, pero muy recomendables bandas como Scott & Charlene’s Wedding, pero también con veteranos dignos de recuperar como The Moles. Siempre liderados por un tipo tan peculiar y con tanta personalidad como Richard Davies, llevaban dos décadas sin entregarnos un disco nuevo. Y es que, aunque surgidos en los 90, sólo tenían dos LPs, unos cuantos singles y EPs esparcidos por el tiempo y un recomendable y extenso recopilatorio ideal para conocerlos como “Flashbacks and Dream Sequences: The Story of The Moles” que apareció hace un par de años.
Aquí hay canciones reunidas a lo largo de un largo período de tiempo y hay mucha variedad. Es que tenemos ni más ni menos que 24 canciones y más de 75 minutos. Canciones que ha grabado entre Nueva York y Boston con compañeros del calibre de Malcom Travis (Sugar), Bob Fay (Sebadoh), Jarvis Taverniere (Woods) o Dion Nanja (Free Time). Bandas todas ellas que sirven muy bien de orientación para saber qué hacen The Moles. En su sello hablan de indie-pop psicodélico y de legendarios discos de este estilo como el “The Madcap Laughs” de Syd Barrett o el “OAR” de Alexander “Skip” Spence, de los inolvidables Moby Grape. Por ahí van los tiros aunque, lógicamente, no llegan al nivel de esos dos fantásticos trabajos. Tenemos melodías cambiantes más o menos psicodélicas desde la inicial “Strange summer”. Guitarras y voz anárquicas pero con encanto en “Highbury and Islington”. Luego se añaden sonidos deslavazados de parque de atracciones, un piano clásico y varias guitarras de puro rock psicodélico. También tenemos buenos momentos lentos y reposados como “Needle and threat” o la íntima al piano “Are you free tomorrow?”. Me encanta “K.B.O.” por sus guitarras y su voz medio recitando o narrando una interesante historia al estilo del “New York” de Lou Reed. No faltan buenas melodías más convencionales como las de “Chills” o las reposadas de los temas finales “Artificial heart” e “Imperial blues”. Por cierto que al hablar del tema “Chills” y siendo de Australia es fácil acordarse también por su sonido del fantástico grupo The Chills y del sello Flying Nun Records. Otro momento espléndido es el de “You’re in my band” con su estupendo crescendo rítmico y muy eléctrico y que tiene más de la Velvet Underground que de los Moby Grape, que también. ¡Merece la pena que los conozcas!. (7,5)

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.