Shock Machine “Shock Machine”

27 February 2017 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

Será muy difícil que James Righton, al frente de este nuevo proyecto que se llama Shock Machine, repita el shock causado por los primeros singles de su grupo anterior, Klaxons. Tampoco es que su propuesta artística se haya transformado radicalmente. Canciones de su buen EP de debut, “Open Up The Sky” pudieran haber entrado en el “Love Frequency” de Klaxons de hace 3 años y que supusieron su despedida.
El vocalista y teclista parece algo más volcado en su pulsión pop con referentes admitidos por el mismo como Todd Rundgren o los Beatles, aunque también tenemos esencias rave de sus Klaxons o destellos psicodélicos al estilo de Tame Impala. Es cierto que muchas cosas han cambiado su vida en los últimos años. Su boda con una celebrity como Keira Knightley y su posterior paternidad son de las más trascendentales. Para la producción ha vuelto a contar con James Ford de los Simian Mobile Disco. Este prestigioso músico y productor ha trabajado con Artic Monkeys, Florence + The Machine o The Last Shadow Puppets. En la importante labor de mezclas está Ben Allen, otro prestigioso nombre que verás en los discos de Deerhunter, Gnarls Barkley o Animal Collective.
El disco comienza con ese single y videoclip que es “Open up the sky” con guitarras poderosas y su potente voz, pero también con esos mágicos destellos de sus peculiares sintetizadores. Continúa con el estribillo luminoso puro rave titulado “Unlimited love” que recuerda su pasado en Klaxons. Su nuevo single es puro pop atemporal y se titula “Lost in the mystery” y cuenta también con un atractivo vídeo a cargo de Nova Dando. Otro cálido estribillo para un tema más melódico y relajado también con destacados teclados. La cara B se abre con “First of may” con melodía y voces a lo Beach Boys, pero con sintetizadores y ritmo del siglo XXI. Otro más que posible single puede ser “Strange waves” de nuevo con radiantes teclados y con un precioso y cadencioso ritmo que puede recordar a los mejores OMD (Orchestral Manoeuvres In The Dark). El disco acaba casi sin darnos cuenta con “Something more”, un melódico y lento final con piano y voz en primer plano meciéndonos casi a ritmo de vals. ¡Nombre a tener en cuenta para este nuevo año!. (7,5)

 

 

SHARE THIS