Segunda edición de WOSINC

5 October 2015 Texto: Alba Cociña/Anxo Rodríguez. Fotografía: Archivo.

El mejor festival multidisciplinar y alternativo de Galicia.

Música, artes visuales, cine, artes escénicas, coloquios y gastronomía se dieron cita en diez espacios emblemáticos de la capital gallega durante los días 11, 12 y 13 de septiembre. La arriesgada fórmula de la productora compostelana Work on Sunday apuesta por un completísimo programa en el que la vanguardia fue el nexo común de los cuarenta artistas que participaron en el festival.

Como broche final de los festivales del verano y como fans del krautrock lo que más atría del cartel de este año es ver al mítico Michael Rother en la Capitol. Además, traer a grupos nuevos de calidad es una de las características principales de la marca WOS.

El viernes a las 5 de la tarde, empezaba con ese duende grandullón llamado Daniel Knox. Con su voz de barítono de cabaret de caja de música despliega su ácido y romántico pop de cámara como una cinta métrica de palabras tiernas y sarcástica.

 

WOS9

Los conciertos programados para la Fundación Granell tuvieron que ser trasladados al CGAC por amenaza de lluvia, y la acústica del nuevo escenario no benefició demasiado al espectáculo. Sin embargo, y aún con la sensación de estar entrando en calor por ser las primeras horas de festival, pudieron verse dos de los mejores conciertos del fin de semana. Las portuguesas Pega Monstro y Noveller, quien nos sorprende usando un E-Bow, un dispositivo electrónico con el que logra sacar de su guitarra electrónica sonidos muy similares a los de un instrumento de arco

De vuelta al CGAC, esperaba Mdou Moctar, que salió al escenario después de unos cuantos rezos y de hacer esperar a su banda.

La sesión nocturna nos llevó a la sala Capitol y allí en general se pudo escuchar un poquito más de distorsión e influencia punk con los gallegos Cuchillo de Fuego. Prácticamente todas las canciones fueron coreadas por las primeras filas y se les notó cómodos desprendiendo agresividad por los cuatro costados/miembros.

 

WOS7

El concierto de No Joy fué un poco más no joy. Al fin y al cabo se supone que eso es lo que buscan entre tanta densidad.

Pero la oscuridad se rompió con la aparición de The Octopus Project, que dieron un recital de pop psicodélico muy atractivo.

Y de Capitol a la sede de la SGAE. Pasaban de las 12, y lo que a primera vista parecía una rave subterránea, no era otra cosa que una orgía de más y más psicodelia y rock instrumental a cargo de los grupos del sello Lovers & Lollypops. Terminaron su fiesta gallega de décimo cumpleaños con un DJ set divertido y oportuno para cerrar la noche, donde sonaron Madlib, un buen rato de techno de Detroit, o Golden Teacher.

El sábado fue imposible madrugar para las gastro-rutas pero el mediodía en el mercado era para no perdérselo. Se respira buen ambiente y nos gusta ver a mucha gente con pulseras del festival con la misma ilusión que nosotros por seguir disfrutando de la programación del Wos Inc. ¡Hoy es el día grande!

 

WOS6

Tiempo justo para reponer fuerzas de terraceo por el casco histórico de la capital gallega y sobremesa en el CGAC con la charla “Te estoy hablando a ti” moderada por la periodista Lara Tigre. Cuatro creadoras y activistas —Anastasia Bengoechea (Monstruo Espagueti), Nieves Limón (Género y Figura), Alexandra Lores (Fanzine CONA) y Judith Cerqueiro (Adataberna)— que presentan sus interesantes trabajos y hablan sobre las nuevas vías de expresión a través del arte, las redes sociales y la autogestión.

Corriendo a la terraza de la Fundación Granell para llegar al concierto de los compostelanos Fluzo, sabemos que con el grupo de rap hay marcha asegurada. Y mucho nivel. De nuevo en la Granell, los italianos The Vickers consiguen enganchar al público y nos llevan de viaje con su rock psicodélico de melodías envolventes.

Tópicos que funcionan: nadie que viera al Niño de Elche sobre el escenario del Principal se quedó indiferente. Aquello fue tocar todos los palos, literal: flamenco, es krautrock, funky, hacer el indio, hacer reír… Quien asistió el viernes a su versión de River Man de Nick Drake junto a Trilitrate vió compensado ya el precio de su entrada de día.

 

WOS4

21 h. Sudakistan en la Fundación Granell. Saben como conectar con el público con su particular visión de garage rock y nos asombra la maestría de su percusionista con bongó. Nos quedamos hasta el final, a pesar de la lluvia en las últimas canciones. Era la hora de la verdad, vuelta a Capitol. No tanto por Turzi, que cumplió con creces, sino por las dos últimas bandas antes de medianoche. Girl Band dieron un bolazo con el que se ganaron a una Capitol muy cerca del lleno. Reminiscencias de Wire o Mark E. Smith, sonando a Siglo XXI, o simplemente a Girl Band.

Y por fin el gurú alemán. Por segunda vez en poco más de un mes, Michael Rother se presentaba en Galicia, y parece que le apetecía porque en esta ocasión alargó su estancia durante una semana. Ir a verle a él es como visitar el museo, no haría falta que desplegase lo mejor de lo que a estas alturas es capaz de hacer, pero parece empeñado en enamorarnos.

Esta vez sí, nos esperaba una buena dosis de electrónica en la SGAE, donde abrió Ella , Not Waving, Pálida y Mario González con el sonido más club de la noche.

 

WOS5

Domingo, último día. Salón Teatro

Abrimos la tarde con el concierto intimista del neozelandés Dean Roberts. A solas con su guitarra nos lleva a su particular mundo interior de melancolía y nos emociona despidiéndose con lo que nos dice ser su primer intento de canción country.

Insulsa fue la unión Barcelona/Madrid que nos presentaron Don the Tiger & Krapoola. En cambio, la colombiana y residente en Berlín Lucrecia Dalt supo comunicar con una actuación muy calibrada y minimalista.

Como colofón final del festival fuimos a ver el cortometraje y concierto de Volonté en la Iglesia de la Universidad. La proyección sobre los procesos de creación de de la banda gallega nos resultó carente de interés y el directo nos decepcionó. Esperábamos más de estos tres músicos ya experimentados en la improvisación.

Probablemente el domingo nos pareciese el día más flojo, pero nos despedimos con la confirmación de que misteriosamente en Galicia hay gente preparada para organizar, público de sobra para asistir y, desde luego, bandas para sustentar un festival tan característico, avanzado y heterodoxo.

 

WOS8

WOS3

WOS2

WOS

 

SHARE THIS