Rockin Race Jamboree de Torremolinos

13 February 2017 Texto: Rocío González. Fotografía: Rocío González.

Con unas grandes cortinas rojas, techos altos y decoración retro, el escenario principal del Auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos creó una atmósfera muy afín al espíritu del Rockin’ Race Jamboree, festival que se celebra desde el año pasado en este marco y que ha cumplido nada menos que su 23ª edición. Una cita que surgió de un club de amigos aficionados al rock and roll, que, cansados de salir fuera para ver los conciertos de las bandas que les gustaban, decidió embarcarse en esta aventura, sacando el dinero de un fanzine, y cuyas riendas cogió el sello malagueño Slazy Records y lo ha llevado a donde está, ser uno de los festivales más importantes de su género de España.

Hasta la Costa del Sol se desplazaron rockers y amantes de esta música de todas partes del mundo para ver el viernes uno de los momentos más míticos de todos estos años: la actuación de los Straitjackets con El Vez y Big Sandy (USA); además de Marcel Riesco (USA), Alice Jayne (Reino Unido) o Fatboy (Suecia).

Otro de los escenarios donde se pudieron ver buenos conciertos fue el de la piscina del Hotel Barracuda, con bandas como The Tacomas (España), Rhum Runners (Francia) y Eddie Angel Guitar Party (USA/Alemania), entre otros muchos.

Tampoco decepcionó el cabeza de cartel del sábado, Dale Watson & His Lone Starts, llegados desde Austin para ofrecer su primer show en España en exclusiva; ni The Big Six (Reino Unido), que tocaron sus temas clásicos, como el público esperaba. Otras bandas fueron Smokestack Lightnin’ de Alemania, The Cactus Blossoms de Estados Unidos y The Rhythm Shakers de Estados Unidos.

Y el rock and roll estuvo también en las plazas del pueblo: The Royal Rooster, rhythm and Blues madrileño con ritmos jamaicanos e instrumentales; los portugueses TT Syndicate, que transportaron a los asistentes del Mardi Gras de Nueva Orleans al Wigan Casino británico, del hotel Sands de Las Vegas al corazón negro de Detroit en un viaje musical regado con un explosivo cóctel que mezcla la elegancia de las big bands, el desenfreno del northern soul, el espíritu festivo del dixieland y la vibrante emoción del merseybeat de los 60’s.

Otras sorpresas fueron junto a la playa, con grupazos como los malagueños Bert Blackmont & The Bucks y The Ragtones.

Este año el festival ha contado con la presencia de Radio 3, que ha grabado su programa de El Sótano en Torremolinos.

 

 

www.rockinrace.com

 

SHARE THIS