VIAJE AL CENTRO DE PORTUGAL:
Nazaré. Peniche. Caldas da Rainha. Baleal, Óbidos…

3 July 2019 Texto: Marta Álvarez Howard. Fotografía: Juanjo M. Fuentes. Excepto indicadas .

No es la primera vez que nuestro país vecino es de nuevo protagonista y es que quien visita Portugal, siempre vuelve, quizás sea por la saudade, esa melancolía primitiva que se experimenta tras marcharse al conocerlo. Se dice que no hay mejor forma de resolver ese sentimiento que volviendo a él.

Esta vez hemos visitado la comunidad intermunicipal centro y oeste. Desde España, tenemos la suerte de poder llegar a cualquier región de este país fácilmente, ya que como es obvio, el acceso en carretera nos lo pone en bandeja. En nuestro caso, partimos desde Málaga en vuelo  directo a Lisboa, desde donde iniciamos nuestro pequeño periplo por carretera en esta región, hasta la fecha, desconocida para nosotros.

 

Caldas da Rainha

 

Con más de 1000 Km de costa bañada por el Atlántico, ha sido testigo histórico de un flujo constante de diferentes civilizaciones: Tartessos, celtas, fenicios, cartagineses, griegos, romanos, germanos, musulmanes, judíos y otros pueblos han dejado huella en la cultura, historia, lenguaje y etnia de este pueblo. Por ello su atractivo no pasa desapercibido para los más avispados viajeros de todo el mundo, ya que su carta de presentación es única; multitud de posibilidades y fórmulas turísticas, donde destaca la naturaleza, la cultura, el deporte y como no, la gastronomía. Aquí se mezclan los sabores más cosmopolitas junto a los propios rurales de esta zona que es lo que hace que Portugal sea tan seductor. Y es que Portugal sabe a mar y sabe a tierra, sabe a uva, sabe a olivas, sabe a café, a especias… sabe a esto y a mucho más.

Antes de llegar a nuestro destino tenemos la suerte de disfrutar de un poco de Surf en Ericeira, ciudad que nos pilla de camino.

 

Ericeira

 

Nuestra primera gran sorpresa no dista más de 80 Km de la capital (Lisboa), nos topamos con Caldas da Rainha. Caldas, como lo llaman sus paisanos, es conocido en todo el país por ser el centro neurálgico de estudios de arte de toda la geografía, goza de un gran patrimonio cultural e histórico. Considerada una de las ciudades balnearias más importantes de Europa, ya en el S.XV se tenía conocimiento de los manantiales de aguas sulfurosas y de sus propiedades terapéuticas. Tras situarse como punto de encuentro de la alta sociedad de todo el país, se construyó el parque Don Carlos I, pulmón urbano y espacio de ocio y recreo de los vecinos, el cual alberga el museo Hospital Termal y el museo del pintor José Malhoa, natural de Caldas y pionero de la pintura naturalista portuguesa.

 

Caldas da Rainha

 

Caldas da Reinha

 

Caldas da Rainha

 

A lo largo de la ciudad, en la que destacan sus características fachadas de azulejos y a través de la ruta Bordaliana, cobra un protagonismo transversal Bordallo Pinheiro, máximo representante de la cerámica portuguesa. Conocido por su multidisciplinar obra, creó el popular personaje de dibujos animados Zé Povinho y es considerado el primer creador del cómic portugués. Además de la ruta a pie, se puede visitar la tienda museo dedicada a su obra.

Pero Caldas no es solo Bordallo Pinheiro, como de ciudad de arte y artistas se trata, se intuye el movimiento y éste nos lleva a conocer que es lo que se cuece. Tenemos la suerte de estar en la 23 edición de Caldas Late Night. Se trata de un festival de 3 días, creado originalmente por estudiantes en el que ellos mismos abren sus casas y lugares de trabajo de forma altruista y con la única intención de mostrar su trabajo. Paralelamente se suceden performances y conciertos, culminando cada noche en el “Silos”, una antigua fábrica de trigo destinada hoy como espacio de desarrollo cultural.

 

Festival Caldas Late Night, Silos

 

Festival Caldas Late Night, Silos

 

Festival Caldas Late Night

 

Taller de Miguel Neto y Paula Violante. Caldas da Rainha

 

Y es que cuando se viaja, es imprescindible conocer a la gente y sus ritmos de vida, ya que es lo que hace que los viajes enriquezcan aún más. En este sentido fue muy romántico visitar el taller de los ceramistas Miguel Neto y Paula Violante, que amablemente nos abren la puerta de su espacio de trabajo y nos muestran su obra.

Pasear por las calles de Caldas te despierta la curiosidad artística y estimula la creatividad, pero también abre el apetito, y para ello, no hay mejor lugar que hacer una parada en “Casa Antero”, en pleno centro de la ciudad, nos recibe una pintoresca taberna, especialista en vinos portugueses y “petiscos” desde 1957.

 

vistas desde Óbidos

 

Óbidos

 

Óbidos

 

Llegamos a Óbidos, en plena ruta de vinos, su nombre significa ciudad fortificada y como no podía ser de otra forma, hace honor a su nombre. Una gran muralla de piedra rodea toda la ciudad, donde los residentes conviven con los turistas y curiosos que cada día pasean por su calles buscando los colores que la caracterizan, el blanco y azul de sus paredes que contrastan con el rojo de las buganvillas. Se trata de un paraíso para los amantes de la lectura, ya que se ha consolidado como villa literaria, multitud de librerías ocupan espacios sorprendentes, llamativos y poco comunes, como por ejemplo la situada en la Iglesia de Santiago y la librería Do Mercado, donde además de libros puedes adquirir productos ecológicos. Puedes disfrutar de un agradable rato de lectura mientras saboreas una Guijinha en vasito de chocolate en Ibn Errik Rex.

 

Ibn Errik Rex, Óbidos

 

Óbidos

 

Una de las muchas ventajas de Portugal es lo cerca que está todo y el coche es la opción más inteligente para moverse. No necesariamente necesitas desplazarte por autovías, las carreteras secundarias son el trazado perfecto donde explorar, perderse y encontrarse. Lo interesante y especial de esta filosofía de desplazamiento, es el camino y a donde te llevan esos caminos, en Portugal podría decirse que todos los caminos te llevan a un “miradouro”, otra de las muchas riquezas de su orografía.

 

Mirador Foz de Arelho

 

A lo largo del medio, la naturaleza se muestra imponente y con carácter. La madera de pinos, eucaliptos y alcornoques, son los alumnos aventajados y bañan la geografía de esta zona. La madera en Portugal es un recurso natural muy usado y es que sus paisanos han sabido aprovechar bien lo bello de este material, integrándolo armónicamente en su arquitectura y decoración. Además de los recursos naturales, podemos decir de primera mano que saben lo que hacen en cuanto al aprovechamiento de recursos naturales y procesados se refiere, hablamos de upcycling.

Como ejemplo de este modelo, encontramos hotel Rio do Prado, a solo 1 km del Lago de Óbidos, sirve de marco perfecto para este emblemático hotel.

 

Hotel Rio do Prado

 

Hotel Rio do Prado

 

Hotel Rio do Prado

 

La laguna es un cuerpo costero de agua con casi siete kilómetros cuadrados y una profundidad media de 2 metros. Situada a medio camino entre Foz do Arelho y Óbidos, es posible disfrutar del frescor del agua, practicar windsurf, pasear en barco, hacer senderismo al atardecer y observar la vida salvaje local; pájaros y especies acuáticas como los cangrejos. Es el referente geográfico más reconocible de Óbidos.

La laguna es una gran fuente de abastecimiento para los núcleos urbanos de la zona y esto puede verse en los menús de sus bares y restaurantes. Aunque no probamos los cangrejos, podemos decir de primera mano que las almejas de la Laguna son un manjar exquisito, especialmente las que sirven en Tibino Casa de Petiscos, aderezadas con cilantro.

 

Lago de Óbidos

 

Lago de Óbidos

 

Lago de Óbidos

 

Volviendo al Rio do Prado, este increible hotel es un brillante espacio de diseño, donde se puede disfrutar del spa, con sauna y baño turco, así como de una piscina de agua natural. Se trata de un lugar alejado de la contaminación lumínica, donde desconectar bajo el cielo estrellado e incluso hacer una hoguera en la puerta de la cabaña. Rio do Prado posee una abarrotería orgánica y una biblioteca, simplemente perfecta para relajarse en el interior. Las suites son el resultado de la fusión de las influencias naturales con las inspiraciones contemporáneas.

Siguiendo este modelo de sostenibilidad y hotel eco-friendly, encontramos Noah Surf House que decorado por Isabel Schedel, lleva el upcycling a su máximo exponente logrando un equilibrio casi perfecto entre la naturaleza y la mano del hombre. Perfectamente integrado en el entorno, se erige en plena “Praia de Santa Cruz”, lugar ideal para surfistas de todos los estilos.

 

Noah Surf House

 

Noah Surf Store

 

Noah Surf House

 

Pasar por Noah Surf House es toda una experiencia, una vez que lo conoces son muchas las razones que te despiertan el deseo de volver. Debido a su enclave, las actividades acuáticas y en especial el surf, son el eje de su amplia oferta deportiva, aún así, si no surfeas, siempre puedes hacer uso de su gimnasio, hacer aqua yoga al amanecer o patinar en el bowl y la mini rampa al aire libre, junto a la piscina y con vistas al océano. El restaurante y el bar no pasan desapercibidos, puedes elegir degustar una deliciosa selección de elaborados petiscos tras una cristalera con vistas 100% al océano, o directamente a pie de playa y para los amantes de los dulces, no dejen de probar sus postres. ¡Enhorabuena al chef!

 

Noah Beach House

 

Penedo do Guincho, Santa Cruz

 

Tras esta primera toma de contacto con la playa portuguesa, continuamos con más visitas. Y es que Portugal puede presumir de ser uno de los destinos más atractivos para surfistas de todo el mundo. Durante nuestra estancia, a pesar de haber tenido unas condiciones climáticas espectaculares para el turista de a pie, no fueron las más idóneas para poder disfrutar de su deporte estrella, el surf. Aun así, no nos dimos por vencido y fuimos en busca de las ansiadas olas, pasando por las playas de Nazare, Baleal (Peniche) y Ericeira.

Al llegar a la playa de arenas blancas de Baleal establecemos nuestro campamento base, concretamente en el Ride Surf House Resort & Spa. Se trata de un establecimiento ideal para familias y jóvenes con ganas de practicar el surf. Con una amplia oferta de servicios, destacan sus clases de iniciación al surf y sus instalaciones en las que descubrimos su punto fuerte, una zona ajardinada en la que destaca el rocódromo y un skate park muy chulo con un genial bowl.

 

Baleal

 

Ride Surf House Resort & Spa

 

Ride Surf House Resort & Spa

 

Baleal, situada al norte de Peniche, heredó este nombre por la función que estas rocas desempeñaron en la antigua caza de ballenas (en portugués: Baleaçãoo caça às baleias). Debido a su formato tipo península, tanto Baleal como Peniche ofrecen condiciones únicas en Europa para el surf y bodyboard. Fue precisamente la playa de Baleal que surgió en 1993 la primera escuela de surf y campamento en Peniche. La Escuela de Surf Baleal – Baleal Surf Camp, fue una pionera de esta actividad en la región. Esto no es casualidad teniendo en cuenta que al sur de Peniche encontramos la famosa playa supertubos, ideal para surfear o para pasar un agradable día de playa, todo depende de los caprichos de la naturaleza. Eso sí, surfees o no, estarás en el lugar indicado donde ver atardeceres majestuosos y es que al fin y al cabo se trata de la puesta de sol de Europa.

 

Baleal

 

Baleal

 

Danau Beach Bar, Baleal

 

El centro histórico de Peniche nos enamoró, rodeado casi al 100% por el mar, tiene el segundo puerto pesquero más importante de todo Portugal, después del de Matosinhos. Bajo el incesante revoloteo de las gaviotas chillonas, los marineros desarrollan su labor diaria de desembarco de la pesca capturada y del remiendo de redes. Y hablando de pescado, su gastronomía cumple al 100% con nuestras expectativas y es que esto no resulta difícil y no es porque seamos fáciles de conquistar, el Restaurante Estelas en Peniche es un ejemplo de comida tradicional portuguesa de esta zona.

 

Fortaleza de Peniche

 

Su fortaleza, antigua prisión política, alberga el museo municipal de la ciudad. En este lugar, entre otras colecciones, tiene un espacio privilegiado y es el dedicado a la resistencia antifascista de la dictadura de Salazar, que gobernó durante 36 años bajo un régimen nacional-católico. Desde lo más alto de la fortaleza se divisa el archipiélago de las Berlengas, declarada reserva natural de la Biosfera por la UNESCO.  Su acceso es bastante sencillo y cómodo desde el Puerto de Peniche, en menos de 45 minutos en barco, llegas a tierra.

 

Lonja puerto de Peniche

 

Lonja puerto de Peniche

 

Peniche tiene una gran actividad diaria, ligada a la actividad turísticas y comercial de la ciudad. El pintoresco barrio de Visconde albergaba antiguas fábricas de conservas de pescado. En contraposición al día, la noche se torna serena y tranquila, excelente momento para pasear y ser el protagonista de un escenario único. Entre callejones encontramos el Bar Remedio Santo, donde al ritmo de jazz, sus encantadores dueños nos ponen al día del quehacer y la vida nocturna de Peniche.

 

Bar Remedio Santo, Peniche

 

Peniche

 

Siguiendo esta línea de historia, naturaleza y playas imponentes, no podemos pasar por alto la villa Nazaré y sus playas. Si eres aficionado al surf, no hace falta que te diga que es meca de surfistas de todo el mundo debido a sus olas gigantes en invierno. Este atractivo natural atrae cada año a cientos de aficionados que no quieren perderse la oportunidad de conocer el lugar donde el surfista hawaiano Garrett McNamara surfeó una ola gigante sin precedentes, 23,8 metros.

 

Nazaré

 

Faro/Museo del Surf, Nazaré

 

Nazaré

 

Mirando de frente al cañón, el museo Nazaré Surfer Wall, se erige frente al océano y rinde homenaje a este fenómeno natural y así como a los más intrépidos que se han atrevido a surfear estas gigantescas olas.

Pero Nazaré es mucho más que surf, es historia y es tradición. Esto se hace más que evidente cuando nada más llegar a esta villa costera y pesquera, observamos que algunas de las mujeres más mayores, aún continúan usando el tradicional vestido de las 7 faldas. El santuario Nuestra Señora de Nazaré, desde la plaza principal, vigila la villa pesquera, famosa por su pescado seco, al que se le dedica el Museo de Peixe Seco. Se trata de un museo vivo al aire libre en plena playa de Santa Cruz, al que se puede llegar desde la parte alta de la ciudad en funicular, y en el que se puede ver el proceso del secado, trabajo históricamente femenino, y adquirir este manjar.

 

Nazaré

 

Praia do Norte, Nazaré

 

Praia do Norte, Nazaré

 

Praia do Norte, Nazaré

 

Otros de los atractivos de esta ciudad son el mercado de abastos, en el que se respira la actividad diaria de sus vecinos y mercaderes y el Centro Cultural, antigua lonja de pescado. Aquí una exposición de fotos y de trajes típicos regionales, ensalzan la figura de este elemento tan característico de su pasado y presente.

Tras un pequeño aperitivo a base de pescado seco, disfrutamos de un almuerzo con vistas en el restaurante Pangeia. En esta ocasión y encantados, repetimos formatos anteriores menú a base de pescado y marisco, aderezados con vino de la tierra.

 

Mercado de abastos de Nazaré

 

Mercado de abastos de Nazaré

 

Nazaré

 

Y como Portugal trata de playas, Sao Martinho do Porto es la excepción de la regla atlántica, en una bahía en forma de concha, excelente para bañistas, el mar tranquilo ofrece singulares condiciones para el descanso y relax a pie de mar.

Desde el minuto uno, estamos de acuerdo, Portugal es un país encantador y nos sentimos como en casa, por algo somos hermanos, vecinos, primos o como cada uno lo sienta y quiera llamarlo. Hace falta poco tiempo para iniciar una conversación en “portuñol”, se percibe la amabilidad y el fluir de su gente, los ritmos cambian, no hay prisa.

 

Praia de São Martinho do Porto

 

Mas información: Visit PortugalGo CaldasNazaré  – Peniche

Dormir / Comer: Rio do PradoRide Surf Resort & SpaNoah Surf House

Comer: Casa AnteroPangeiaTibino Casa de PetiscosEstelas

 

www.silvercoasttravelling.com

www.flytap.com

www.enterprise.es

 

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.