Planks “Perished Bodies”

10 enero 2016 Texto: Jacinto Castillo. Fotografía: Archivo.

planks-banda

El disco de despedida de Planks es un regalo agridulce: por un lado, es uno de los discos de post hardcore más interesantes del año, con un Ralph Schmidt que encuentra un equilibrio perfecto entre sus graves voces rajadas y la extraña pero cautivadora voz que exhibe de forma más “limpia” (como escuchamos en el segundo corte, “Nothing Will Ever Change”); unas guitarras y bajos complejos, muy bien coordinados en su sonido y variados.
Este álbum constituye, canción a canción, un canto hostil a lo amargo. Un campo de batalla plagado de derrota. Irónicamente salen absolutamente victoriosos a la hora de captar este panorama. Entre los muchos momentos que podrían rescatarse del álbum, quizás merecería la pena señalar el casi onírico viaje que propone “She is Alone”, con una sugerente línea de bajo y la voz de Leonie Marie Löllmann de Svffer, tan quebrada y desgarradora como la de Schmidt. O el cierre del álbum, “The Sacrifist, Pt. II (What Does Walking Away)”, que tras un comienzo que roza el funeral doom va ganando y perdiendo intensidad entre guitarras lentas y lastimosas y una wall of sound que va despegando tímidamente y que muere antes de estallar del todo. “Perished Bodies” es, sin embargo, un disco para disfrutar a lo largo de toda su extensión, más que para recolectar momentos estelares. (8)

Golden Antenna

planks.bandcamp.com

 

planks-portada

 

SHARE THIS