Pajaro Sunrise “W”

17 December 2018 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

Nuevo giro de tuerca del leonés Yuri Méndez, Pajaro Sunrise, que con su séptimo disco se entrega en brazos de la electrónica, pero sin abandonar del todo su sonido cercano a la música americana de raíces. Que consté que no es la primera vez que experimenta con este tipo de sonidos con acierto. En su “disco alemán, “KULTURKATZENJAMMER” de hace un lustro ya se acercó a esos territorios y hasta al kraut-rock. En disco anteriores como “Done / Undone” también mostraba apego por la electrónica más lo-fi en ciertos momentos. Hace 2 años nos entregó dos LPs dobles casi a la vez. “Oh My (Lost Songs 2006 – 2016)” recuperaba inéditos y jugosas y variadas versiones. Para su último disco propiamente dicho, “The Collapse”, contaba con la ayuda del gran Bart Davenport, compañero en Lovemonk, y del polifacético Charlie Bautista.
Al igual que le sucede a su compañero de sello, Gecko Turner, son casi más conocidos y prestigiosos internacionalmente que aquí. De hecho este nuevo disco ha recibido críticas elogiosas hasta en un medio como “Libération”. Ojala que cambie esto algo con un “W” que como buen vinilo, cuenta con dos caras bastante distintas por su sonido. La primera es la más electrónica y la que más riesgo nos trae. De hecho un buen single como ‘Leave The Rubbish Out’ nos lo ponen como su lado más DFA y también puede gustar a seguidores de los LCD Soundsystem. Yo que soy un poco más carroza le veo hasta un toque funk como el del mejor Jamiroquai. Bueno este es el single internacional porque entre nosotros han elegido un ‘Thirty-One’ que entronca más con su gusto por la música de raíces y tiene un claro aire a Elliott Smith. Pero hay mucho más como la melancolía taciturna de ‘Home’, un lento que se mueve entre David Kitt y The Postal Service o los sonidos rítmicos de ‘Echoing Bells’. El ben arranque con ‘Now Everything Makes Sense’ también tiene ese toque entrañable a lo The Postal Service y suena muy cálido y orgánico a pesar de los buenos sonidos electrónicos. YA en el lado más desnudo de la cara A, en ‘Trembling Stars’ puede gustar hasta a los seguidores del mejor Cat Stevens. El final con ‘If I Colud Choose’ es una joya total. Hermosa y desoladora como los mejores momentos de Sun Kill Moon. ¡Menudo Pájaro que estás hecho, Yuri! (8/10)

Lovemonk

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.