Oh Trikelians!

28 April 2013 Texto: Francisco Daniel Medina. Fotografía: Archivo.

Nada es automático.

Pidieron el rescate, pero no precisamente a Angela Merkel, sino a sus fans y estos han respondido con creces lo cual demuestra que, con una pizca de imaginación y un poquito de arrojo, es posible salir de la crisis. Acaban de editar su tercer trabajo de estudio y, bastan un par escuchas, para darte cuenta de que estos chicos naturales de Estepona están más en forma que nunca. Cuando la pasión por la música es lo que prima en un proyecto, es normal que éste consiga salir adelante a pesar de las vicisitudes. Han titulado el disco Todo es automático aunque, a mi modo de ver, más acertado habría sido titularlo “Nada es automático”: sino el fruto de un trabajo serio, honesto y sostenido a lo largo del tiempo. Son un claro ejemplo de grupo que va madurando disco a disco, consiguiendo llevar su sonido contundente y melancólico cada vez más lejos. Originales en lo musical y en las formas de dar a conocer su música e inquietos por naturaleza; entre otras cosas, organizan un festival con olor a pomelo que se está convirtiendo ya en todo un referente.

En tiempos de crisis hay que agudizar el ingenio. Vosotros pedisteis el rescate a través de un original vídeo. Resumidnos esta experiencia.
El crowdfunding nos pareció una alternativa a la financiación tradicional y que encajaba con nuestros seguidores: permite que te impliques en el proceso y conozcas la producción de un disco desde el inicio hasta el final. Hemos tratado de aportar recompensas creativas para todos aquellos que se han interesado en ayudarnos a sacar el disco. Si tienes pensado comprar el álbum cuando lo saquemos ¿por qué no adelantar ese dinero? La experiencia ha sido positiva para nosotros y esperamos que también para los mecenas, que ya están empezando a recibir el material.

Todo es automático es el título de vuestro nuevo álbum. ¿Podríamos interpretar este título como una crítica a un mundo excesivamente tecnificado?
No es estrictamente una crítica ya que, por lo general, nuestras canciones no se podrían considerar reivindicativas. Más bien ofrecemos una visión sobre lo que está sucediendo actualmente en nuestra sociedad, tanto a nivel global como a un nivel más cotidiano. El término “Todo es automático” sí hace referencia, en parte, a cómo nos está afectando el progreso tecnológico el cual está modificando nuestras conductas y nuestras relaciones personales. Cuando hablamos de que algo es automático lo relacionamos directamente con la tecnología, dispositivos electrónicos, soportes mecánicos o computadoras, pero nosotros hemos querido mostrar el automatismo desde otro punto de vista, que quizá resulta más importante, y es el del ser humano convertido en un autómata, impersonal y alienado. Por lo que, en definitiva, no se trata de hablar sobre “un mundo excesivamente tecnificado” sino sobre una sociedad alienada y automatizada.

Contadnos algo acerca del proceso de gestación del disco. ¿Resulta complicado embarcarse en un proyecto así cuando cada uno de vosotros tiene otras ocupaciones e incluso vivís en lugares distintos?
Por lo general, cuando abordamos la producción de un nuevo trabajo, nos suele llevar más tiempo de lo normal, alrededor de un año desde que comenzamos a grabar. Y en parte es por lo que comentas: el hecho de que no vivamos todos en la misma ciudad junto con nuestros compromisos profesionales hacen que el proceso sea muy lento. Este último disco, al igual que los anteriores, lo hemos grabado nosotros mismos. Empezamos grabando las baterías en abril de 2012 en un estudio y terminamos de grabar las voces en diciembre en una habitación en casa de Antonio (batería de la banda). Luego Jesús se encargaría de mezclar los temas y, a continuación, Victor García, ya en el mes de febrero, remató el disco masterizándolo en Ultramarinos Costa Brava. Es un proceso muy lento pero bastante cómodo para nosotros porque nos permite tomarnos nuestro tiempo y seleccionar los días que nos vienen mejor para ir grabando. El problema principal con el que nos hemos topado es la pérdida de frescura y el hecho de que, en un momento dado, después de darle tantas vueltas a cada tema, perdamos la perspectiva de lo que empezamos a hacer meses atrás. Probablemente, para el siguiente disco cambiemos la dinámica de trabajo y tratemos de grabar todo en una o dos semanas a lo sumo.

Además de la banda, estáis implicados en otras aventuras como la organización de un festival. ¿Qué significa para vosotros el Pomelo Fest? ¿Nos podéis anticipar algo de la próxima edición?
El Pomelo Fest significa que durante un fin de semana de septiembre nos entregamos al placer: playa, amigos, conciertos, comida y bebida. Hace ya 5 años que traemos a Estepona a bandas amigas y admiradas a tocar y un buen día decidimos juntar a varias durante un fin de semana. De ahí a tener un festival tan majo como lo que ha llegado a ser el Pomelo Fest media mucho trabajo, muchas ganas de pasarlo bien y mucha gente que se implica para hacer que todo salga estupendo. Podemos adelantar que este año vamos a intentar que sea más amargo y grande que el anterior.

¿Cuáles son vuestros planes más inmediatos tras la salida del nuevo álbum?
Pues de momento disfrutar lo que supone tener un disco nuevo que no es más que tocar y tocar allá donde nos dejen y comenzar a trabajar en el siguiente álbum pronto.

Supongo que, estando alguno de vosotros implicados en una emprendedora y original empresa llamada plandeGira, no os será complicado organizar una gira para Oh, Trikelians! Contadnos cómo funciona este proyecto.
PlandeGira pretende facilitar la manera de encontrar y gestionar fechas de conciertos. Todavía queda mucho camino que recorrer hasta que se utilice masivamente, pero a día de hoy ya sirve de ayuda, sobre todo como base de datos y punto de contacto con salas y otras bandas. Sin plandeGira no tendríamos igual de fácil sacar un disco y poder hacer 15 bolos en 3 meses y medio.

¿Cuáles son las principales influencias de la banda?
El tema de las influencias no es algo estático sino que fluye continuamente. Por lo general, los cuatro somos bastante melómanos y escuchamos muchísima música; suele ocurrir que lo último que estemos escuchando nos influya, obviamente, a la hora de componer y de trabajar los temas. Y esto nos ocurre actualmente con grupos como Grizzly Bear, Toundra, Havalina, Holywater, Egon Soda o Modo Bélica, o en su momento con LITE, The Mars Volta, This Beautiful Mess, Standstill, Minus the Bear, (lo:muêso) o Madee. Aunque existen influencias más profundas, bandas que formaron parte de tu vida en el momento que empezaste a coger un instrumento y que, de algún modo, han marcado tu forma de tocar. De esos grupos preferimos no hablar en público.

¿Cómo nacen vuestros temas? ¿Lleva alguien la voz cantante o se trata de una democracia cien  por cien participativa?
La verdad es que el proceso creativo de composición de la banda ha ido cambiando, aunque mantiene una pauta y es que aún no hay ningún tema que sea exclusivo de uno de nosotros. Por lo general, alguno de los componentes llega con una idea, que puede ser tan solo un riff de guitarra y, a partir de ahí, durante el ensayo, vamos desarrollando la canción. Nos vamos a casa y al día siguiente volvemos a retomar la canción con las ideas más claras, melodías de voz, ajustes en la estructura, etcétera.  Actualmente, lo que sí intentamos es partir de ideas algo más desarrolladas cuando mostramos algo nuevo al grupo (estrofa-estribillo, una progresión de acordes), para así facilitar la cohesión del resto de la banda. Aún asi, si alguno trae un tema prácticamente terminado desde casa existen muchas papeletas de que termine convirtiéndose en una canción radicalmente distinta a la original.

Cada disco es un peldaño más en la evolución del grupo. ¿Qué destacaríais de este trabajo con respecto a los anteriores?
Probablemente, en este último álbum tengamos más claro qué es lo que queremos hacer y hacia dónde nos dirigimos. Nuestro primer disco “Ludotheque” era un disco muy auténtico aunque a la vez caótico. El segundo, “Revelaciones”, sonaba mucho más cohesionado y se convirtió en el puente que nos ha llevado a “Todo es automático”. Tenemos claro que este disco ha abierto una nueva senda y que, a partir de ahí, tenemos mucho espacio para explorar y aspectos que madurar. La diferencia es que antes caminábamos en una dirección sin importarnos a donde nos llevaba, y ahora sí tenemos un horizonte más definido.

¿Qué pensáis que debería cambiar en vuestra ciudad para que el panorama musical mejorase?
Principalmente sería necesario que la administración diera facilidades a los empresarios y bandas para que puedan organizar conciertos. Ya no hablamos siquiera de que subvencionen o financien eventos ni locales de ensayo; simplemente que faciliten en la medida de lo posible que se puedan llevar a cabo actividades de este tipo, no poniendo trabas o cediendo espacios puntualmente. También somos partidarios de alguna acción que ayude a las bandas locales a moverse y ser conocidas fuera de nuestra región.

¿Consideráis que la música es una buena herramienta para salir de la crisis?
Probablemente no sea una buena herramienta para salir de la crisis pero nos ayuda a sobrellevar la situación con alegría o por lo menos a ignorarla durante algunos momentos.

Dedicáis este nuevo álbum a vuestros padres. ¿Tanto han tenido que soportaros?
Está dedicado también a toda la gente que nos ha apoyado durante estos años, con especial cariño para los mecenas, pero sin olvidarnos de nadie, aunque no aparezca en los créditos. Nuestros padres, sin duda, son los responsables últimos de que ese disco exista, aunque podríamos tirar del hilo hasta nuestros abuelos y generaciones anteriores hasta límites insospechados. Aunque sí, nuestros padres son los que más nos han soportado.

Como bien es sabido, a un niño pequeño basta con que le digas que no haga algo para que lo haga. Pues bien, como yo tengo el síndrome de Peter Pan, ahí va mi más ansiada pregunta: ¿qué diantres significa Oh, Trikelians!?
A esta pregunta siempre contestamos con la misma respuesta: tienes que venir a un concierto nuestro y quedarte a tomar unas copas y entonces te lo explicamos. Pero, por favor, ¡no lo publiques!

Recomendadnos algo que estéis escuchando últimamente.
De allí: Secret Mountains, Washed Out, Jessie Waré, Chris Cohen…
De aquí: Guerrera, Camille, Flyingpigmatanza, Tiger Menja Zebra, Tigres Leones…
De más aquí: Dame de Comer, La Parade, Shonen Bat, Chico Melodrama…

 

www.facebook.com/ohtrikelians
www.twitter.com/ohtrikelians
www.ohtrikelians.com

SHARE THIS