Motorpsycho

22 May 2014 Texto: Fali Herrero. Fotografía: Archivo.

Detrás del Rock.

No vamos a pontificar a estas alturas de la película sobre el precario estado de la escena musical en la actualidad. Todos sabemos que cada vez cuesta mas trabajo que los artistas y bandas que realmente merecen la pena no queden aplastados bajo una avalancha de mediocridad, y es por eso que noticias como que una banda como Motorpsycho cumpla 25 años de carrera musical son un gran rayo de esperanza en el horizonte. Con una de las trayectorias mas sólidas y estables dentro del panorama del rock, el trío noruego es una factoría que produce discazo tras discazo (llevan casi toda su carrera lanzando por lo menos un disco al año) y sin bajar ni un ápice la calidad ni el espíritu de experimentación que han sido su seña de identidad desde el principio de su carrera. Ahora nos presentan este “Behind The Sun”, un disco con el que celebran su 25 aniversario y que nos muestra a la perfección el estado de gracia en el que se encuentran estos increíbles músicos. Os dejamos con la entrevista que les hemos hecho sobre toda su carrera, a disfrutarlo.

 

motorpsycho-int2

En este 2014 celebráis vuestro 25 aniversario, ¿podéis hablarnos un poco de cómo fueron los inicios de la banda?
Conocí a Snah cuando ambos íbamos al instituto y nos dimos cuenta de que compartíamos el mismo amor por la banda Rainbow cuando estaba formada por Ritchie Blackmore, Cozy Powell y Ronnie James Dio, además de otros músicos relacionados con esa escena. Poco después empezamos a tocar en diversos grupos. Una vez nos graduamos, cada uno se trasladó a una ciudad distinta durante un tiempo, hasta que volvimos a coincidir en Trondheim en 1989… entonces yo le pregunté si quería unirse a la banda donde yo tocaba y ese proyecto se transformó en Motorpsycho. En esa época, nuestro interés musical se había trasladado hacia la vertiente psych/avant/punk y nuestra ambición era hacer un tipo de música que mezclara referentes como Hawkwind, Sonic Youth y Husker Du. Nunca logramos lo que queríamos, pero ese sonido se convirtió en algo propio y nunca más necesitamos sonar como otras bandas.

¿Pensabais al principio de vuestra carrera que Motorpsycho llegaría a alcanzar el cuarto siglo de vida?
Nunca tuvimos un objetivo final, ni un plan para nuestra carrera o nada que se le pareciera. Esto siempre ha sido algo que hemos hecho por el amor que sentimos hacia la música, aunque somos conscientes de la gran suerte que tenemos de vivir de ello y estamos muy agradecidos. Dicho esto, debo reconocer que nunca imaginamos que llegaríamos a celebrar 25 años con la banda. La industria musical actual es muy distinta de cuando empezamos y, a veces, pensamos que estamos en otro planeta. Recuerdo que entonces no había móviles, emails, Google Earth ni nada que estuviera relacionado con Internet. El mundo parecía ser mayor que ahora, estábamos en plena Guerra Fría, la gente todavía pagaba por la música, los CD justo empezaban a comercializarse… A pesar de que hoy la industria se ha democratizado, de que todos jugamos en la misma liga y eso es genial, pero no existe eso que podemos llamar Primera División. Sin disponer de esas grandes franquicias a las que imitar, la calidad de la música también se ha resentido. Cada vez es más complicado ganarte la vida con la música, aunque tienes la posibilidad de llegar mucho más lejos y que tus canciones se escuchen en todas partes del mundo. Internet ha sustituido a las revistas musicales y el mundo entero es tu escenario. ¡Así que es distinto, pero similar!

 

motorpsycho-int3

¿Consideráis cumplidos los objetivos de la banda a estas alturas o hay todavía algo que os gustaría conseguir como y aun no lo habéis hecho?
¡Tío, logramos todo lo que queríamos cuando editamos nuestro primer álbum! No, en serio, sólo puedes evolucionar como artista cuando sientes que has logrado algo. No te pasas la vida repitiendo lo mismo si crees que ya lo has hecho bien. Por este motivo siempre te surgen nuevos retos y el proceso de trabajo cambia con los nuevos enfoques sin que seas consciente de ello. Intentamos mantener la banda como algo orgánico en la medida de lo posible, así que, en cierto modo, somos como unos hippies que nos dejamos llevar por la corriente. Los nuevos retos surgen tan pronto como cumples el reto anterior y es una evolución del momento que vivimos. Nunca nos aburrimos y siempre resulta excitante.

Con una carrera tan extensa, vuestro archivo de actuaciones en directo debe ser enorme. ¿Tenéis algún plan de editar un DVD con directos o material de estudio inédito en el futuro? ¿Para cuando el “Roadworks Vol. 5”?
Sí, habrá más en el futuro, pero tenemos que encontrar la mejor manera de hacerlo y que no sea una ruina para nosotros. Puesto que nuestra web está repleta de música en directo, la demanda de productos oficiales se ha reducido mucho y los gastos son mayores que el beneficio… así que no podemos permitirnos ese tema. Aunque le estamos dando muchas vueltas y buscando soluciones que nos ayuden a sortear estas complicaciones económicas para poder lanzar nuevos discos en directo.

 

motorpsycho-int1

Dos de vuestros miembros llevan en la banda desde su fundación en 1989. ¿Cuál es el secreto para tocar durante 25 años con la misma persona y mantener un nivel tan alto de calidad y productividad?
No tengo ni idea. Estamos muy compenetrados en la mayoría de temas… coincidimos en lo que nos gusta, en lo que admiramos, en lo que creemos que es interesante y, sobre todo, en lo que queremos lograr como banda. Si los miembros de un grupo pueden mantener sus ambiciones artísticas en sintonía con los demás, nunca se separarán… seguramente. O, como mínimo, esta idea está funcionando bien con nosotros.

¿Cuál creéis que es la mayor diferencia entre los Motorpsycho del año 1989 y los Motorpsycho de 2014?
Todo ha cambiado, pero la esencia sigue siendo la misma. Queremos componer la mejor música posible, interpretarla con pasión y documentarla en vinilo a medida que avanzamos. Esto es lo que nos propusimos al inicio y es lo que todavía nos mueve actualmente. Yo tenía 20 años cuando empezamos y no sabía ni la mitad de lo que creía saber. El mundo es distinto, la industria es diferente y yo también soy otra persona. Pero la ambición sigue siendo idéntica que entonces.

Vuestra discografía es muy amplia y variopinta. ¿Tenéis algún disco favorito dentro de ella? ¿Y alguna canción en concreto de la que estéis particularmente orgullosos?
Me gusta pensar en nuestros álbumes como diarios. Con un poco de suerte son un reflejo de lo que éramos en el período de tiempo hasta que los grabamos y los buenos discos capturan ese sentimiento mejor que los demás. Aunque no puedo decir que tenga un período favorito de nuestra carrera ni un álbum favorito. Ninguna de nuestras obras ha sido superventas, así que tampoco tengo la posibilidad de hacer un ranking de los más comerciales. Tampoco hemos tenido grandes hits, así que no estamos obligados a tocar “esas” canciones cada noche. ¡Gracias a Dios!

 

motorpsycho-int

Behind The Sun” es vuestro tercer disco consecutivo en tres años. ¿Pensáis seguir con este vertiginoso ritmo de trabajo?
A estas alturas de la entrevista ye te debes haber dado cuenta de que no tenemos planes para nuestra carrera. Grabamos discos cuando en nuestras cabezas ya no caben más canciones nuevas y debemos vaciarlas para volver a empezar de nuevo. Esto se repite cada 12 o 18 meses y hacemos lo que creemos que es mejor. Se trata de un gran proceso y cada álbum es un capítulo en esta gran obra que es nuestra carrera. El trabajo está listo cuando sentimos que lo hemos dado todo, ya sea mañana o dentro de otros 25 años. Por lo que se refiere al proceso de composición, acostumbro a sentarme con la guitarra y el portátil frente a la televisión y voy sacando ideas hasta que alguna me llama tanto la atención para dejar de mirar cualquier programa y centrarme en la música. Entonces empiezo a tocar sin parar hasta que tengo una idea clara de qué puede salir de allí. Después muestro la idea a los chicos y la desarrollamos hasta que se parece a eso que imaginé mientras miraba la televisión… o se convierte en algo completamente distinto, pero más excitante, y sentimos que está terminada. Y así es cómo acabamos en el estudio grabando.

¿Existe algún tipo de conexión entre los últimos tres discos?
Simplemente el período de tiempo. “The Death Defying Unicorn” fue un proyecto muy especial que requirió mucha energía durante mucho tiempo y su música era muy homogénea, además de formar parte de un universo propio. Las canciones que escribimos en esa época y que quedaron fuera de ese disco porque no estaban relacionadas con ese universo temático, han sido rescatadas para los dos últimos trabajos, junto con material nuevo. Son dos álbumes que tienen muchas cosas en común porque se grabaron en el mismo estudio y con la misma formación en menos de un año. Esto significa que las letras se escribieron más o menos al mismo tiempo y tratan temas similares. “The Death Defying Unicorn” era completamente distinto y se salía de lo habitual, por este motivo es una rareza dentro de nuestra carrera y no tiene ninguna conexión con el resto de discos.

 

 

¿Podéis contarnos algo acerca de la portada del disco? ¿Quién es el artista?
Realmente no sé qué significa, pero me encanta. Kim Hiorthøi es el artista que ha hecho nuestras portadas desde 1993 y no hace falta que le contemos nada, simplemente confiamos en su criterio para lograr algo que sea bueno para nosotros. Y normalmente lo consigue, a pesar de que no lo entendamos. Estas portadas acostumbran a cobrar sentido con el paso de tiempo, pero cuando son muy recientes se nos antojan como algo extraño… y supongo que el público también lo interpreta así. Esto es algo bueno porque creo que él es capaz de vernos mejor que nosotros mismos y tiene ese don de mostrarnos al resto del universo mediante imágenes. Kim es actualmente un artista muy reconocido internacionalmente que trabaja en temas de música y de danza. Es un genio.

Habladnos un poco sobre las colaboraciones que habéis tenido en este disco. ¿Tenéis previsto trasladarlas a vuestros directos?
Reine Fiske es un viejo amigo y cuando sentimos que necesitábamos una nueva aproximación para grabar después de “The Death Defying Unicorn” le pedimos que fuera nuestro coproductor y guitarrista. Eso era lo que las canciones necesitaban y lo que nosotros también necesitábamos como banda en aquel momento. Ha tocado con nosotros en directo durante los dos últimos años y estará también en la gira europea de esta primavera. “The Death Defying Unicorn” estuvo coescrito por Ståle Storløkken, un genio del teclado de Trondheim, que nos acompañó en la gira de ese álbum y ya estamos pensando en otros proyectos para colaborar con él. Es un tío genial y, junto con Reine, aportan distintas cosas a la banda. La música cambia con ellos a bordo.

¿Cuáles son vuestros planes de gira para este disco? ¿Tenéis algo especial preparado para celebrar el 25 aniversario?
¡Tenemos muchos planes! Puede que viajemos a China por primera vez, tenemos cerrada una gira europea para la primavera, tenemos un par de encargos para el verano y el otoño… y, además, hemos preparado una sorpresa para nuestra web que se hará oficial dentro de unas semanas. Será fantástico. Por lo demás, también estamos preparando algunas reediciones de nuestro catálogo, así que será un año muy completo.

www.motorpsycho.no

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.