Mayer Hawthorne.
Power To The People

12 January 2012 Texto: David Moreu. Fotografía: Archivo y Roger del Sol (2 & 3).

Señoras y señores, por un lado cojan a un joven apasionado de la música de raíces negras llamado Andrew Mayer Cohen y, por otro lado, pongan en letras bien grandes el nombre de la calle donde pasó su infancia en Ann Arbor (Michigan). Agiten la coctelera y descubrirán a Mayer Hawthorne, la última sensación de la música soul. Pero no se fíen de las apariencias. Detrás de las gafas de pasta y de su pose tímida se esconde un artista multidisciplinar que acaba de sorprender al mundo con How Do You Do, un segundo álbum con sabor retro que ya se perfila como un clásico indiscutible del género.

“Durante los últimos diez años he trabajado de DJ de hip-hop y como productor. Eso es lo que siempre había querido hacer”, comenta Mayer Mawthorne. “Toda esta movida de la música soul es algo que hacía simplemente por diversión, como un experimento, pero resulta que un día estalló”. Así de fácil resume el cantante su pasión por la música negra y los inicios de una carrera meteórica que lo han convertido en el soul man más atípico y respetado de la galaxia independiente. Aunque las cosas nunca suceden por casualidad, puesto que las raíces delatan a este joven inquieto con vocación de estrella y el destino, seguramente, le deparaba grandes sorpresas cuando corría por las calles de su ciudad natal. “Cuando eres de Detroit, este tipo de música está en tu sangre y creces escuchándola todo el tiempo”, afirma el artista. “Mis padres eran grandes aficionados a la música soul, a los Beatles y a The Police, por eso me enganché a este estilo retro siendo muy joven y nunca he dejado de escucharlo”.

No en vano, uno de sus mejores recuerdos de la infancia es cuando salía a pasear en coche con su padre y en la radio sonaban sin parar los clásicos de Isaac Hayes, Smokey Robinson, Curtis Mayfield y The Supremes. Por este motivo su música nos transporta a aquella época dorada, con sus estribillos adictivos y un groove imparable, aunque el cantante no quiere que lo encasillen como un producto de revival. “No se trata únicamente de recrear aquel sonido, sino que yo intento mirar hacia el futuro y ofrecer algo nuevo que llegue a las nuevas generaciones que no vivieron aquella época”, comenta Mayer Hawthorne. “Yo tampoco había nacido durante la era dorada de la Motown… yo crecí en los años 80 y en los 90 escuchando hip-hop, como Public Enemy, Nas, Mobb Deep y todo eso”. De ahí que primero probara suerte como pinchadiscos en California y que descubriera la magia del soul sin ser consciente de que esa música le cambiaría la vida.

Fue entonces cuando grabó un par de singles para el sello independiente Stone Throw y el éxito no tardó en llamar a su puerta. En el 2009 presentó A Strange Arrangement, un álbum que cogió a todo el mundo desprevenido y que apareció en las listas de los mejores discos del 2009. Así mismo, aquel asombroso debut contribuyó a que Mayer Hawthorne fuera galardonado con el premio al mejor artista del año por la prensa de Detroit. Pero nada de esto habría sido posible sin unas canciones que pusieran patas arriba los clubes más prestigiosos del mundo. “La mayoría de mis canciones surgen de experiencias personales y de cosas que me han sucedido, aunque algunas están exageradas para hacerlas mejores, afirma el artista con una sonrisa. Cada tema tiene un significado y una historia detrás, pero creo que Green Eyed Love es mi favorito, me gusta mucho como suena en directo”. Cansado de que la prensa siempre le presente como un príncipe blanco en un mundo tradicionalmente negro, Mayer Mawthorne también reivindica su afición por el skate (demostrada en el videoclip de Maybe so, maybe no), habla de su gran colección de zapatillas (de todas las marcas y colores) y de su pasión enfermiza por la música. “Soy un gran aficionado a los vinilos. Antes me pasaba el día de tienda en tienda buscando cosas raras y sigo haciéndolo cada vez que tengo tiempo libre“, confiesa el cantante. “Me encantaría tener tiempo de buscar álbumes en varias tiendas de España, me han dicho que allí hay buenas tiendas de discos”.

A pesar de las comparaciones, el artista es plenamente consciente de la tradición de la música que lo ha hecho famoso y sabe que hubo un tiempo que el mundo giraba al ritmo de los sonidos negros. Por este motivo, su segundo LP se titula simplemente How Do You Do y ofrece una nueva vuelta de tuerca a la música del alma, además de mezclarla con todas las influencias que le han marcado a lo largo de los años (con una colaboración de Snoop Dogg incluida). “Uno de los grandes beneficios de la popularidad es la influencia para cambiar las cosas y yo intento hacerlo con mi música”, comenta con voz seria. “Los cantantes, con un poco de suerte podemos cambiar el mundo de una manera positiva”.

Maybe So, Maybe No (video oficial):

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.