Livin Savage

23 August 2019 Texto: Ana D La Luz. Fotografía: @NouvellePlaya, @LucíaPadín, @snakeizm y Adriana berrocal.


GLORIA

Cuando pienso en el barrio se me vienen a la cabeza las Nikes Shoxs y las cadenas de oro con el escudo del Málaga. Las zonas de la tradición: de la gloria y de la derrota. La zona de los pobres, de los jazmines en flor, de los parques fresquitos en verano con sus fuentes y los globos de agua tan hinchados que amenazan con explotar en tus propias manos, los hombres sin dentadura tomando Victorias frías, como si la vida dependiera de esos pequeños momentos, las madres y las flores; y los perros. Las sardinas en la Misericordia o en el Palo. Las peñas, los equipos de fútbol, los chándales, los insultos, los besos, las pintadas, los sueños de futuro lejos de esta plaza, de este lugar inerte (…). En fin, cuando hablo de barrio, en concreto de barrio malagueño, quiero aludir de forma directa a la Identidad y a la Realidad de la ciudad.

Livin Savage es un colectivo de personas que surge bajo la agradable estampa de la vida relajada de barrio, las noches veraniegas y las reuniones en las plazas o en los parques. Es imposible centralizar la creación de este grupo de jóvenes en una sola cosa porque la esencia de la misma reside en la diversificación de su producción. “Cada uno hace lo que mejor sabe hacer” es una de sus máximas. Que su fundación surja de forma relajada no significa que su producción lo sea: fanzines, fotografía, moda, serigrafía o carteles son algunas de las cosas que podemos encontrar en sus redes sociales. Siempre es un placer para nuestra ciudad que las nuevas generaciones de jóvenes estén activas y luchen por dignificar su papel cultural.

Dos de los integrantes del colectivo me invitaron a ir al Burger Yaqui, en calle Mendoza, Huelin, para discutir algunos de los puntos de la entrevista. Me acuerdo perfectamente, nos estábamos comiendo tres menús: ellos dos camperos y yo un serranito y, mientras hablábamos de nuestras vidas, se les escapaba cada dos por tres un: “gloria, eso es gloria, Ana”. He querido titular así la entrevista por ellos y porque me imagino comiendo sardinas o pollo asado con las manos, diciendo: ¡joder, qué bien! ¡Qué gloria!

 

 

La pregunta inicial quizás parezca demasiado amplia, pero me gustaría que me respondierais desde vuestra propia experiencia personal: ¿qué significa Málaga para vosotros?
Para nosotros Málaga es una fuente de inspiración muy potente, en concreto la Málaga mítica y profunda. Las noches de verano sin camiseta, los júas en San Juan, los camperos, las caninas en la Inma… Es una ciudad con mucha identidad, repleta de códigos propios.

¿De qué parte de Málaga sois?
En realidad somos de distintas partes de Málaga, pero se podría decir que la gran mayoría nos hemos criado entre El Perchel, Los Tilos, Mauricio Moro y Huelin. Muchos nos conocimos patinando en la explanada del CAC allá por 2007. Como se dice en The warriors: allí nació “nuestro imperio, nuestro minúsculo imperio”.

 

 

Cuando le digo a alguien que no es de Málaga que soy de Málaga suele responderme: ¿de qué parte? Pero un malagueño o malagueña siempre me dirá: “¿de qué barrio?” Porque Málaga es una ciudad dividida en múltiples distritos que se estructuran, a su vez, en diversos barrios emblemáticos. ¿Qué implica para vosotros “el barrio” como concepto? ¿Qué os evoca?
El barrio es donde se concentra toda la esencia, donde el legado se transmite de generación en generación, es el que te cría y en el que te curtes. Como bien dices, en Málaga determinados barrios tienen un carácter histórico, como es El Perchel o Huelin. Es una pena que esto se vaya perdiendo y la gentrificación golpee tan duro. En Huelin, en Calle Arganda, cada vez es más complicado ver a señoras en corro tomando la fresca en las noches de verano y ya hay varios Airbnb… La gente de aquí que está destinando las antiguas casas de sus familiares al alquiler vacacional debería tomar conciencia y reflexionar sobre lo que está haciendo, ya que están cegados por el dinero fácil de esta horrible práctica amparada por la ley.

Después de haber hablado con vosotros, sé que la vida de la calle es una de las bases principales y más sólidas del colectivo al que pertenecéis. ¿Por qué y qué y qué significa para vosotros? ¿Qué pretendéis reivindicar visibilizando este tipo de cultura que es más bien una subcultura mal vista, comúnmente asociada al vandalismo y a estilos de vida poco saludables?
Pues más que queramos visibilizarlo yo diría que se manifiesta sólo en cada cosa que hacemos de una manera u otra, porque es nuestra idiosincrasia. Yo diría que más bien todo se basa en el arte de escandalizar. Somos provocadores natos, es lo que mejor se nos da.

 

 

Ahora os voy a preguntar directamente por lo que hacéis: ¿qué es Livin Savage pero, sobre todo, qué implica? Porque mucha gente piensa que Livin Savage es una marca de ropa, pero yo sé que eso es una mínima parte, una pieza ínfima, que da forma al conjunto del colectivo. Me gustaría que se lo explicarais bien a los lectores.
Livin Savage es el resultado de la focalización de las inquietudes artísticas de un grupo de gamberros. La moda es nuestro pilar más fuerte y la utilizamos como herramienta de expresión directa, pero somos multidisciplinarios: unos son diseñadores gráficos, otros tatúan, fotógrafos, pintores, serigrafía, fanzines, eventos, fiestas… Se trata de hacer cosas con un sello en común, compartimos una filosofía de vida. Nos apoyamos unos a otros y siempre trabajamos con el respaldo del colectivo, somos un equipo.
Livin Savage es una visión de la vida más allá del bien y del mal, es no tener miedo al sistema. Todo el mundo tiene el anhelo de saltar una valla  y colarse en algún sitio, pero creen que justo les va a pillar la policía y se van a arruinar la vida, nosotros solo tratamos de hacer ver que no es para tanto, que todo eso es más bien un cuento que nos intentan contar desde el colegio, cuando el profesor amenaza a un niño con lo que ocurrirá si se sale de la fila.
Sólo se trata de hacer balance y conocer el sistema, tú decides hasta donde quieres que llegue tu libertad y si decides privarte de cosas que no hacen más daño que el preocupar a las instituciones, que solo intentan crear mediocres para guiarlos a sus intereses, como un pastor a su rebaño.

 

 

Al observar vuestro Instagram he pensado en una cuestión que a nivel personal me parece muy interesante. Es la que tiene que ver con el denominado “arte urbano”. Esta atribución no solo se le da en la actualidad a las pinturas pseudo artísticas que pueblan Málaga, sino también al graffiti, movimiento ampliamente perseguido décadas atrás -y aún en la actualidad-. ¿Vosotros pensáis que el graffiti es un tipo de arte? ¿Qué creéis que es lo que intenta expresar o demandar?
Actualmente el arte es un concepto demasiado difuso como para  catalogar al graffiti de arte o no, lo que está claro es que si nos referimos a arte, en un sentido tradicional estético de las mal nombradas “bellas artes”, relacionadas con el “savoir faire”, la respuesta sería un no rotundo. El graffiti es un medio de expresión irracional, meramente pasional, obviamente con unos códigos estéticos, pero más que una forma de arte yo diría una terapia personal para el que lo realiza. Es algo que solo puede entender el que está dentro de él o lo ha estado, es un estilo de vida, que de cara a la sociedad solo trae rechazo por la gran mayoría del público ajeno y encontronazos con las fuerzas del orden.

 

 

A colación con lo anterior, me encantaría que me hablaseis de la reconstrucción del barrio del Soho malagueño, ya que está plagado de murales y obras que parecen tener un objetivo puramente decorativo y turístico.
En este caso hablo a nivel personal, como portavoz circunstancial, he de decir que respecto a este tema nos encontramos frente a varios sentimientos encontrados. Si miramos al pasado, recordamos esos días en los que la explanada del CAC fue un punto de encuentro de artistas urbanos internacionales, conciertos y gente local pintando en el río. Visto así podríamos decir que fue algo bastante guay a nivel de experiencia. Pero si nos paramos a analizar la jugada y dejamos a un lado la idealización de los tiempos pasados, vemos una parte más chunga en la cual se planificó un intento de convertir la zona del Muelle de Heredia, calle Alemania, etcétera, en un “Barrio de Artistas”. Solo que a diferencia del SOHO de Nueva York, en este nunca ha habido espacios amplios a precios suculentos en los que se han instalado artistas. Aquí hemos pasado directamente a la gentrificación, encontrando ahora un resultado bastante ridículo y de puro atrezzo. La mejor pieza del barrio es el rótulo del “Club Los Conejitos”. Las prostitutas siguen, solo que mejor iluminadas.

 

 

¿Cuál es el objetivo de Livin Savage? ¿Queréis que se os conozca a nivel internacional o preferís asentaros como un movimiento artístico-cultural local y nacional? En caso afirmativo, ¿qué método utilizáis para haceros conocer? ¿En qué estáis trabajando ahora? ¿Cuáles son vuestros futuros proyectos?
No tenemos unos objetivos a largo plazo marcados, si que creemos en una proyección tanto local como exterior. Creemos que es compatible e interesante. Los orígenes y las bases están en Málaga, pero somos gente joven con muchas ganas de conocer culturas y ciudades nuevas, allá donde vayamos iremos predicando la filosofía y pegando carteles. Como diría Rockberto, que en paz descanse: Málaga te quiero y nunca te podré olvidar y aunque me vaya a Hollywood conmigo siempre estarás.
Como método de publicidad característico, utilizamos la pegada de carteles en la calle, aplicamos la filosofía del graffiti, de la repetición, la mayor visibilidad y “spots” bien seleccionados. Además, solemos hacer eventos y presentaciones de los proyectos, para así crear también un feeling más directo con el público. Nos gusta lo analógico en casi todos los aspectos. Aunque cabe destacar que estamos terminando nuestra tienda Online, y si todo va bien la próxima colección ya estará a la venta en la web. Ahora mismo estamos trabajando en varias cosas, entre ellas una colección inspirada como no, en Málaga, la cual saldrá a la venta como las buenas sardinas, uno de estos meses sin R.

 

 

¿Hacéis vuestros proyectos por encargo o tenéis algún punto de reunión donde diseñar y crear la ropa y todo lo demás? O dicho con otras palabras: ¿Dónde trabajáis?
Tenemos el taller al lado del mercado de Huelin, en una antigua Casa mata típica de la zona, con muros de arena, conchas de playa y capas y capas de cal, que de vez en cuando caen por su intrínseca humedad. Allí hacemos la serigrafía, diseñamos y todo lo demás, sin olvidar las barbacoas en el patio. Ahora mismo otra parte de nosotros se ha mudado a Madrid y tenemos otro headquarter por allí que se está ocupando sobre todo de la parte de confección. Estamos trabajando entre Málaga y Madrid. Ahora en verano nos volveremos a reunir todos en el taller de Huelin y saldrán cosas interesantes.

Otra cosa que hablamos hace algún tiempo es la que tiene que ver con “emigrar” de Málaga hacia otras ciudades de España o de Europa para cumplir con nuestros sueños artísticos. En cierto sentido este hecho también os está afectando porque parte de vosotros se está moviendo a Madrid. ¿Málaga es una ciudad con posibilidades reducidas? ¿Qué tiene Málaga de especial y de qué carece? ¿Os gustaría asentaros en Málaga si en algún momento fuera posible o preferís no tener un punto de localización concreto?
Málaga es una ciudad gloria para vivir, por muchos factores, pero como hablábamos el otro día, la idiosincrasia de Málaga, la relajaera de la vida de sol y playa, quizás sea incompatible con una ciudad en la que vivir plenamente de este tipo de propuestas independientes. Digamos que hay pinceladas de iniciativa, pero que nunca llegan a culminarse. Aún no tenemos ni la suficiente escena local underground, ni el apoyo de las instituciones a las propuestas de este tipo porque son ajenas al turismo. De manera positiva hay que destacar que está cambiando y cada vez hay más gente haciendo cosas por su lado. Quizás es momento ahora de observar a qué puerto llevan todos estos cambios en la ciudad; es decir, si además de a un turismo masivo y Carrefour express en el centro, nos llevan hacia una mejora de la consideración de las propuestas artísticas independientes. En nuestro caso, algunos de nosotros nos hemos visto en la necesidad de emigrar, pero como en la respuesta anterior hemos dicho, nuestra sede principal siempre va a estar en Huelin y por supuesto nuestro espíritu.

 

 

Para terminar a modo de anécdota: ¿Querríais contarme lo que os pasó con Paco de la Torre en el cine Astoria de la plaza de la Merced?
Realmente no sabemos bien lo que pasó, pero resulta que hace un par de años, en la Noche en blanco, en concreto en un momento en el cual se estaban disputando el antiguo edificio del cine Astoria, alguien tuvo la brillante idea de llenar la fachada del edificio de carteles la noche anterior, con lo cual todos lucieron esa noche y al ser el edificio el punto de mira de esos días, la noticia a nivel local tuvo bastante repercusión. También nos hemos enterado de que el alcalde preguntó que qué eran todos esos carteles, si un festival que llegaba a la ciudad o un nuevo partido político…

Fotos: @NouvellePlaya, @LucíaPadín, @snakeizm y @adrianabv_

Instagram: LIVIN SAVAGE

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.