Lee Bains III & The Glory Fires

7 September 2014

¡Ojo con esta banda porque no son unos cualquiera! Están liderados por Lee Bains, gran músico curtido en una pedazo de banda como The Dexateens. La verdad es que me encantaban algunos de su discos y flipé de lo lindo cuando los vi en directo. También es cierto que les había perdido la pista. Así que ha sido todo un placer reencontrarme con uno de sus nombres clave. El caso es que la banda debutó hace un par de años con “There Is A Bomb In Gilead” que causó la suficiente repercusión para que hayan fichado por uno de los sellos independientes más importantes históricamente y también ahora mismo. Hablamos del sello de Seattle, Sub Pop.
Con ellos acaban de entregar una reválida de órdago. No en vano han contado también en la producción con un nombre consagrado como Tim Kerr. Su sonido cubre un montón de terreno, pero siempre dentro del rock’n’roll americano. Tenemos toques de southern rock, country, soul, blues, góspel y hasta algún toque sleazy, pero por supuesto todo ello con una actitud muy punk. Así el riff de la inicial “The company man” lo podían haber firmado los Poison o Mötley Crüe. Tiene un magnifico sonido envolvente y aplastante. El tema titular tiene una potencia inusitada y un estribillo a prueba de balas. En algunos medios afirman que temas como este, “Dirty track” o “The Kudzu and the Concrete” tienen la fuerza y el gancho del rock de estadio. No alcanzarán ese status jamás, pero sí que suenan con ese gancho que requieren ese tipo de grupos. La base góspel del tema titular o de los coros de “What’s good and gone” explotan luego en mil pedazos y te agitan sin parar. Las guitarras violentas de “Burnpiles, swimming holes” junto a su brutal estribillo me llevan a pensar en la Jon Spencer Blues Explosion pero cambiando el blues por country y rock sureño. Los momentos más calmados y melódicos en “The Weeds downtown” viene envueltos en guitarras de puro rock americano como el de Steve Wynn y sus Dream Syndicate, que siempre han sido de sus favoritos. En “Mississippi bottomland” se marcan un vacilón riff muy a lo Rolling Stones. No me extraña en absoluto que hayan sido disco del mes en la insobornable Ruta 66. Luego me vuelve a encantar la presentación en plan vinilo que hacen los de Sub Pop con carpeta abierta, libreto con las interesantes historias de las letras y funda, con una foto de portada de una especie de vertedero y santuario que es una chulada. ¡Ahora mismo el de Alabama, junto a, casualmente, Alabama Shakes, son dos de las propuestas más interesantes y explosivas de todo el rock que nos llega de América!

Txema Mañeru

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.