El Mes de Málaga / Verano 2015.
La Editorial

30 octubre 2015 Texto: Staf Magazine. Fotografía: Estudio Santa Rita.

Han tenido que transcurrir casi un par de décadas para que, desde Staf, nos lanzáramos a la aventura de hacer un especial de Málaga lo cual no deja de resultar curioso si tenemos en cuenta que Staf nace precisamente en la capital de la costa del sol. Y sol precisamente es lo que nos sobra estos días en los que el calor aprieta tanto que casi se nos quedaban pegadas las teclas a las yemas de los dedos al tiempo que las golpeábamos para que el suculento (y 100% boqueroniano) contenido de este especial pudiese salir del horno a tiempo. Horno, sol. Como veis, casi todas las palabras que se nos ocurren tienen que ver con el calor que hace y es que, en esta parte de la península, somos exagerados hasta para pasar calor, y quizá las altas temperaturas hayan sido propicias para que, gente como nosotros, pierda un poco la cabeza y se embarque en aventuras de esta naturaleza.

 

stafespecialmalaga3

Como íbamos diciendo, han tenido que pasar casi dos décadas para que nos decidiéramos a coger al toro por los cuernos y la razón es muy sencilla; por una parte, por eso de que nadie es profeta en su tierra; y, por otra, porque al tiempo que Staf crecía y recorría mundo, Málaga también ha ido cambiando. Pero nosotros que llevamos ya algunos años (más de dieciocho) implicados en todo esto de la cultura urbana, el grafiti y el skateboard, queremos dejar constancia de que Málaga siempre ha sido una capital llena de gente creativa y gente con talento cuyos artistas, en incontables casos, son todo un referente dentro y fuera de nuestras fronteras. A lo largo de nuestra trayectoria hemos ido dejando constancia de ello a través de nuestras páginas en la medida de nuestras posibilidades. De modo que la realidad no es, como parece que quieren hacernos creer algunos políticos, que en este momento esté habiendo un boom cultural gracias a ellos y que antes aquí no se hiciera nada. Y la verdad es que hay cierto boom pero de otro tipo de oferta cultural más bien encaminada al turismo de masas, que poco o nada tiene que ver con lo que demandan muchos malagueños. Y también creemos que, el hecho de invertir grandes cantidades de dinero en propuestas muy comerciales y rimbombantes, va en detrimento del apoyo que debería prestarse a otras propuestas que llevan años gestándose y que tal vez no sirvan para escribir grandes titulares pero que, casi con total seguridad, son más consistentes y tendrán muchas más posibilidades de sostenerse en el tiempo y de beneficiar más al malagueño de a pie. Pero a los políticos esto suele interesarles poco. Ellos prefieren la foto puntual a sembrar la semilla que ahora pase desapercibida pero de sus frutos con el tiempo. Creemos que lo mejor es hacer oídos sordos ante ciertas afirmaciones y seguir haciendo las cosas a tu aire, por pasión, y sin pararte a pensar demasiado en lo que hace el vecino. Pero cierto es que lo último que necesitamos es que ahora venga el listo de turno a colocarse medallas. Las propuestas que han tenido cabida en el especial son de lo más variopintas, pero todas comparten el hacerse desde Málaga y el hecho de ser propuestas en las que priman el do it yourself y la pasión por lo que haces como ingredientes básicos. Pero lo que sacamos en este especial de Málaga no es lo único que nos parece interesante de todo cuanto se está cociendo en la capital. Por tanto, y al igual que ya hemos hecho en anteriores ocasiones (especial skate, surf, viajes…), esperamos que esto sea sólo una primera parte, y deseamos que vengan muchas más sobre nuestra ciudad; por lo tanto, podemos decir eso que queda tan chulo de To be continued…

 

especialmalaga3

Staf siempre ha sido una publicación con vocación universal, debido a que los que hacíamos esta revista sentíamos la necesidad de conocer de primera mano a artistas o propuestas culturales que nos parecían interesantes pero que ocurrían a muchos kilómetros de nuestras casas. Y, justamente ahora, después de tanto otear el horizonte con un catalejo alucinado, hemos decidido que había llegado la hora de hacer escala en nuestro malacitano puerto porque, al fin y al cabo, aquí es donde vivimos y trabajamos y aquí es donde, cada día, intentamos hacer realidad ese difícil proyecto que todos tenemos en la vida que no es otro que el de tratar de ser un poquito más felices. Y no sabéis cuánto nos alegra saber que estamos rodeados de malagueños con los que compartimos inquietudes y con los que, además de mantener una charla vía skype o pasarnos semanas intercambiando correos, también podemos quedar para tomar unas cañas.

La salida del especial de Málaga coincide con el estreno de nuestra versión online 3.0. Lo normal es que, cuando quieres celebrar algo que para ti es muy importante, te compres un traje y unos zapatitos nuevos. Pues más o menos eso es lo que hemos hecho nosotros: vestirnos a la última para lanzar este especial que se aconseja leer en chanclas y tomando un tinto de verano en algún chiringuito (a ser posible de esos de madera que están en peligro de extinción y que, desde aquí, aprovechamos para pedir a la Unesco que los incluya dentro de su inventario de lugares considerados como Patrimonio de la Humanidad antes de que se los lleve el viento). Aunque esta recomendación no sea óbice para que el especial pueda ser leído desde Alaska, por poner un ejemplo, donde nos consta que también tenemos lectores, luciendo un abrigo de Gore-Tex y unas botas de piel de foca.

 

makingoff3

A alguno podrán sorprenderle algunos de los contenidos de este especial. Lo que sí os podemos garantizar es que lo que está es porque consideramos que merece ser reivindicado. Y como este especial para nosotros era muy importante, y posiblemente también debido a que el calor fomentó que se nos fundiese alguna que otra neurona, nos dijimos: ¿Por qué no sacamos a Chiquito de la Calzada en la portada del especial de Málaga? Casi todos los que hacemos la revista éramos muy jóvenes cuando, allá por el año 1994, D. Gregorio irrumpió en los televisores de los hogares de todo el país gracias al programa Genio y Figura y, a partir de ahí, todos comenzamos a hablar e incluso a movernos de una manera diferente. Y además Chiquito rebosaba Málaga por los cuatro costados. Sin ir más lejos, su nombre artístico, le viene por el hecho de haber nacido en uno de los barrios más populares y emblemáticos de esta ciudad: La Calzada de la Trinidad. Pues bien, a partir de que Chiquito irrumpiera en nuestras vidas, ya no queríamos tener el graduado escolar sino una etiqueta de anís el mono y no queríamos hacerle el amor a las chicas sino la caidita de Roma y cuando alguien nos decía algo que no entendíamos nosotros le respondíamos: ¿Cómooorrr?… Y todo esto lo consiguió un malagueño. Precisamente por ese motivo, y porque a las nuevas generaciones de lectores de Staf este personaje ya les queda un poco más lejos, nos hacía mucha ilusión entrevistarle y que fuese portada del especial. La portada es el resultado de una Ilustración de Rubén Guerrero (Skaisse Ink) y lettering y coloreado a cargo del Estudio Santa Rita quienes, como era de esperar, han logrado crear una imagen del humorista muy stafniana por llamarla de algún modo, y han conseguido representar la alegría que desprende Chiquito y a su vez reflejar la luz y el cielo especial de Málaga: la frescura, el desenfado, la espontaneidad se refleja a través del lettering donde podemos ver, además de varios de los grandes nombres que alberga este nuevo número, algunos elementos malagueños como el “pescaito” o el mar.

Y como Málaga es muy ecléctica y compleja y calurosa y cubista, en las páginas de este monográfico, Chiquito de la Calzada chapotea con fotógrafos de skate, tatuadores, realizadores, y un largo etcétera.

Y ya para despedir esta editorial, os deseamos que paséis un buen verano y que este especial os sirva para amenizarlo.

 

makingoff2 makingoff1 makingoff makingoff-cover

SHARE THIS