King Dead “Woe and Judgment”

3 marzo 2016 Texto: Pedro Rodriguez. Fotografía: Shy Kennedy.

king-dead-banda-credito-foto-shy-kennedy

Tres coches se cruzan en un desierto en mitad de la nada bien pasada la medianoche. De cada coche sale un hombre con pinta extraña, seguramente algo perturbados. Con las luces frontales encendidas se reúnen en medio siendo solo visible sus siluetas. Cada uno con voz grave (es una libre suposición, porque es un grupo instrumental) escupe una palabra: “Doom”. “Noise”. “Spaghetti-Western” (¿son dos palabras?). Se miran afirmativamente y desparecen en el local de ensayo más próximo.
No hay que ser literal para esto, pero seguro que me he aproximado bastante más que el 90% de pelis “basadas en hechos reales”. Este puede ser el origen justo para una banda como King Dead, una banda tan oscura y grosa que se compone de un batería y dos bajos (de 4 y 6 cuerdas).
Formado por Kevin Vanderhoof, Will McGrath (bajistas originarios de Stroudsburg, Pensylvania) y Steve Truglio (de New Jersey), King Dead estrena LP “Woe and Judgment” (2016) desde su demo homónima de 2014. La salida inicial ha sido en digital y la salida en vinilo es inminente durante abril/mayo.
El disco se compone de 3 piezas: 1º. “The Firmament of Heaven Opened, and the Flood Waters Were Upon Them”, 2ª. “A Monument to Decline” (de unos 8 min.) y 3º. “The Coward, the Thieving Liar” (de casi 21 min.).
No solo la foto de la escenografía del álbum puede ser sugerente sino lo que más delata es la música: estos tres tíos han quemado muchos, pero que muchos discos de Neurosis. Lo llevan en las venas, atmosferas oscuras, ecos opresivos (especialmente los primeros minutos de “the Firmament…” ya son una confesión orgullosa. De ahí que con dos bajos llenen no solo en base de explosiones de graves sino por un uso muy inteligente de efectos de pedales y sintetizadores. Justo dicho esto hay que subrayar que lo bueno de las influencias bien entendidas son las que no consisten en copiar. King Dead tira para un instrumental oscuro en el que no es broma el tema de los spaghetti westerns. Otra parte de los temas (por ejemplo gran parte de “Monument to Decline”) transmite melodías muy puro Ennio Morricone.
Una propuesta muy interesante que nos tendrá pendientes de próximos trabajos. (7)

Autoeditado

 

king-dead-portada

 

SHARE THIS