JACK BESSANT

14 January 2018 Texto: David Moreu. Fotografía: Archivo.


LA OTRA CARA DE UNA ESTRELLA DEL ROCK

¿Se pueden haber grabado discos millonarios y compuesto canciones legendarias, al mismo tiempo que se vive en una granja soñando con practicar surf a todas horas? Jack Bessant es uno de los pocos artistas que encaja en esta descripción tan utópica y, además, ha logrado convertirse en una de las figuras más respetadas de la escena musical inglesa. No en vano, empezó su carrera a mediados de la década de los 90 con el grupo Reef, después recuperó la esencia más salvaje al frente de Them Is Me, se atrevió a formar un dúo acústico con su amigo Gary Stringer y hoy compagina un proyecto de lo-fi llamado The Cheddar Experiment Band con el resurgir de su banda original. Un regreso muy mediático que se ha ido materializando poco a poco gracias a conciertos en grandes festivales, un álbum en directo y, sobre todo, el inminente lanzamiento de un disco con temas nuevos que han grabado junto al productor George Drakoulias. A pesar de los viajes, de las sesiones en el estudio y de las giras, Jack Bessant tiene claro que su lugar está en el campo, al lado de su familia y disfrutando de las olas que rompen a pocos kilómetros de su granja. Hemos hablado con esta estrella del rock que ha roto todos los tópicos de la fama para conocer los detalles más curiosos de su carrera musical y saber con qué nos sorprenderá durante este año.

Te propongo que la entrevista sea un recorrido por los momentos más relevantes de tu carrera. ¿Qué recuerdos tienes de los inicios de Reef y de la grabación del álbum “Replenish” en 1995?
Las primeras sesiones de grabación fueron en un estudio de Oxford para hacer demos de las canciones, pero terminamos usándolas porque salieron muy bien. Entre ellas estaban “Naked” y “Choose to Live”. Poco después firmamos con un sello subsidiario de Sony Music que se llamaba S2 y estaba gestionado por Lincoln Alias y Muff Winwood. Fue Lincoln quien nos presentó a Clive Martin para que produjera nuestro primer disco y resultó ser una gran elección. Clive supo capturar aquella energía tan cruda que teníamos para “Replenish”. Hicimos más grabaciones en un estudio llamado Moles en la ciudad de Bath, cerca de donde vivo actualmente, y también en otro estudio en Cornwall que se llama Sawmills. Sólo puedes llegar allí en barca cuando la marea está alta. Al final de la canción “Mellow” se escuchan los cisnes cogiendo el vuelo en el lago que hay al lado del estudio porque Clive puso algunos micrófonos en el exterior y abrió las puertas durante la grabación. Para mi, la naturaleza forma parte de la música y de la gente con la que trabajo. Crecí en una granja, así que soy un chico de campo al que siempre le ha gustado disfrutar del mar y de la tierra.

 

 

Trabajasteis con el productor George Drakoulias tanto en “Glow” (1997) como “Rides” (1999). ¿Qué crees que aportó a vuestro sonido? ¿Qué destacarías de vuestra exitosa colaboración?
Otra vez nos emparejaron con el productor adecuado para nuestro segundo álbum. Lincoln nos presentó a George durante la gira de “Replenish” que hicimos por los Estados Unidos, luego él vino a Inglaterra y empezamos las sesiones en el estudio de Abbey Road. Recuerdo que consiguió un bajo de jazz de los años 50 que sonaba genial y yo saqué la línea de bajo de “Place Your Hands” con él. Después nos trasladamos a California para terminar las canciones de “Glow” y fue una experiencia increíble. Tuvimos la oportunidad de ir a Malibu y a otras playas míticas como Zeros y San Onofre para practicar surf. George nos inspiró mucho con su manera de afrontar las sesiones de grabación y el sonido que conseguía encajaba muy bien con Reef. “Glow” fue número 1 en las listas de éxitos inglesas. Por este motivo repetimos la misma jugada con “Rides” y trabajamos de nuevo con él en Los Ángeles.

Después del disco “Getaway” (2000) empezasteis a grabar “Lucky 5”, pero os separasteis por culpa de diferencias personales. ¿Lo vivisteis como el final de un ciclo y el inicio de algo nuevo?
Tienes razón, grabamos “Getaway” en Bélgica con el productor Al Clay. Sin embargo, después volvimos a California con George para las sesiones del que tenía que ser nuestro siguiente álbum, pero acabaron poniendo cinco canciones nuevas en un grandes éxitos. Mi tema favorito de esas últimas sesiones es “Stone For Your Love” porque es una gran canción de rock con una producción excelente. Poco tiempo después de la gira de presentación de ese recopilatorio titulado “Together”, decidimos separarnos y pasaron siete años hasta que nos encontramos de nuevo. Reef había hecho las cosas de una manera clásica y necesitábamos volver a reunirnos con nuevas ideas que nos inspiraran.

 

 

Entonces recibiste una llamada de Ray Davies para grabar un par de canciones para un recopilatorio. ¿Cómo afrontaste aquella sesión con el mítico líder de The Kinks?
Fue una experiencia apasionante colaborar con Ray Davis en aquella sesión en Londres con Dominic Greensmith a la batería y yo al bajo. A él le gustaba mucho el sonido de Reef y quería tener la misma sección rítmica en un par de temas. Fue divertido y resultó genial conocer a Ray. Sin embargo, el trabajo de sesión nunca me ha llamado la atención porque prefiero la vertiente creativa de componer mis propias canciones y desarrollar las partes instrumentales. En el fondo se trata de interpretar canciones que tengan un significado para mi.

Unos años más tarde formaste la banda Them Is Me junto a Gary Stringer y luego montasteis un dúo acústico llamado S&B. ¿Echabas de menos salir de gira en furgoneta y sin presión mediática?
Reef se separó en 2003 y con Gary nos involucramos en un par de proyectos. Tal como comentas, el primero fue una banda de rock llamada Them Is Me y después lanzamos dos álbumes mucho más relajados y en acústico en una colaboración que bautizamos como StringerBessant. Uno se titulaba “Yard” y el otro “The SB Band”, que curiosamente grabamos en el mismo estudio de Sawmills donde trabajamos con Reef para nuestro debut. Resultó asombroso regresar a ese lugar. Fue una época importante para nosotros, sobre todo con StringerBessant, porque nos ayudó a mejorar como compositores y a tener más confianza en las actuaciones. Interpretar canciones sólo con las guitarras y nuestras voces fue un reto, pero nos aportó mucho. Lo pasamos en grande viajando juntos porque se trataba de nosotros dos en una furgoneta. Gary también es un apasionado del surf e intentábamos encontrar tiempo para coger olas o salir a nadar mientras estábamos de gira o grabando. Eso nos permitía desconectar de todo lo demás.

 

 

Actualmente estás al frente de The Cheddar Experiment Band, un proyecto con un sonido cercano al folk. ¿Cómo involucraste a una leyenda local del skate como Spex para que tocara la guitarra?
Esta banda empezó justo después de la muerte de mi padre. Con varios amigos montamos una noche de música en directo en Cheddar, el pueblo donde vivo, para recaudar dinero para el hospital de paliativos donde pasó sus últimas semanas. Se trata de una buena ocasión para hacer jams y desarrollar canciones frente al público. Nos parecía una pérdida de tiempo ensayar en un granero alejado de todas partes y ahora la gente puede presenciar el proceso de composición de los temas. The ChedX Band ya tiene un buen repertorio y nos encanta actuar. Conocí a Spex un día que ambos estábamos de acampada haciendo surf en Cornwall. Poco después vino a una de las jams y resulta que es una persona que nos inspira a todos con su visión del blues y tocando de pies al suelo. Además, es un gran surfista y skater que tiene una manera muy personal de tocar la guitarra. Aquí todo el mundo adora su estilo y también es un buen compositor.

¿Qué puedes contarnos sobre el álbum “Been Notified” y las sesiones de grabación con ese colectivo de músicos? Tengo entendido que lo hicisteis en una granja con un 8 pistas analógico…
Trabajar en ese disco fue un auténtico viaje hacia lo desconocido, pero se convirtió en algo muy especial. Cuenta con los músicos que participan habitualmente en las noches de ChedX y tiene un sonido hermoso. Lo grabamos en el comedor de mi granja con un viejo sistema de 8 pistas equipado con cinta analógica que ofrece una calidad única. Es algo muy lo-fi y me encanta escucharlo. Bruno Ellingham, con quien ya coincidí con Them Is Me y StringerBessant, se encargó de las mezclas y aprecio mucho su trabajo. Ya estamos pensando en hacer un segundo álbum.

 

 

También eres una presencia habitual en los Saunton Road Studios cerca de la ciudad de Devon (Inglaterra). ¿Cómo conociste a la fundadora Amy Newton y qué te llevó a tocar en su banda?
Amy Newton y Simon Murfet vivían cerca de mi casa, venían a menudo a las noches de ChedX y se unían a la jam. Nos presentó Dominic, el batería de Reef, porque había tocado con Amy en uno de sus proyectos. Entonces Dominic y Amy se unieron a StringerBessant para grabar el segundo álbum. Ahora ella vive al norte de Devon y ha abierto su estudio en Brauton junto a su marido. Hemos montado un trío de heavy rock llamado Saunton Road donde yo toco el bajo, Simon la batería y Amy se encarga de la guitarra y de las voces. Es muy divertido y suena tremendo, sin olvidar que viven a pocos minutos de playas con buenas olas. Así que siempre que voy allí, aprovecho para practicar surf. Tienen una maravillosa cafetería y un estudio donde organizan noches musicales. El lugar, como puedes imaginar, se llama Saunton Road Studios y me gusta tocar con ellos porque significa desplazarme hacia el oeste por esa calle para ver los atardeceres en la playa. Tenemos un par de temas en iTunes y nos gustaría lanzar un álbum en el futuro.

Recientemente habéis grabado el nuevo disco de Reef en un estudio perdido en medio del campo. ¿Cuál fue el mayor reto de la banda después de tantos años alejados de los estudios?
Reef suena mejor que nunca y Jesse ha encajado perfectamente en la banda. Tiene muchas cosas que ofrecer y se ha implicado en la grabación de este álbum. Empezamos a ensayar cerca de mi casa, en un estudio que se llama Distillery, y luego pasamos dos semanas grabando en el estudio que Ronnie Wood tiene en Irlanda para terminar de dar forma a las canciones. El tiempo que estuvimos en Irlanda fue increíble y estoy muy agradecido tanto a Jesse como a su padre por la oportunidad que nos han dado de hacer el disco allí. George también ha evolucionado a lo largo de los años y ha sido genial colaborar de nuevo con él. Es maravilloso compartir experiencias con ese tío. El álbum saldrá este año y estoy seguro de que la gente se divertirá escuchándolo. Nos ha llevado varios años componer todos los temas y darles forma desde que Jesse se unió a la banda, pero ha merecido todo el esfuerzo ahora que ya hemos escuchado las primeras mezclas.

 

 

Normalmente compartes tus fotos de surf en tu cuenta de Instagram. ¿Cuándo descubriste la magia de este deporte y qué anécdotas puedes contarnos sobre tus viajes en busca de olas?
El surf y la naturaleza son una parte muy importante de mi vida. He tenido la suerte de haber podido unir la música con este deporte siempre que he ido de gira a países como Australia y en las sesiones de grabación que hicimos con Reef en California. Es algo que me encanta y no creo que lo pierda nunca. Durante los años que estuve alejado de la banda, pude dedicarme al surf casi a tiempo completo e hice grandes viajes. Recuerdo que dos de ellos fueron a Irlanda con amigos y resultaron memorables. Entonces llevaba siempre mi guitarra y estaba aprendiendo a tocar la armónica. Además, tenía una autocaravana y viví durante meses al lado del mar en Cornwall. Fue una buena época.

 

 

 

 

 

 

www.chedex.co.uk

 

 

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.