Interpol

26 September 2014

A veces se produce un milagro en forma de primer disco de un grupo que consigue que caigas rendido a sus pies de manera que esa banda, de la noche a la mañana, se convierte en una de tus bandas favoritas, en una banda de culto. Me cuento entre los miles de fans de todo el mundo que experimentamos ese flechazo justamente después de oír por vez primera aquel increíble “Turn On The Bright Lights” allá por el año 2002. Y luego vino “Antics”, que tardó en convencerme un poco más que el primero, pero con el que los chicos de Interpol también consiguieron conquistarme; es más, donde muchos vieron un motivo para la decepción, debido en parte a que la nueva colección de canciones no sonaba exactamente igual que la primera, yo preferí detectar otra gran virtud del grupo: una voluntad y un afán de no repetirse. Pero dicho todo lo anterior, debo admitir que lo que siguió después de esos dos primeros trabajos, fue solamente la sombra proyectada contra una roca de ese primer fuego que antaño consiguiera quemarme, hasta el punto de que mi relación con el grupo se fue minando paulatinamente y ya casi no les seguía la pista. Y es que, cuando una banda es capaz de despertar pasiones, ya no basta con que facturen dentro de cada disco un par de canciones convincentes, sino que sus seguidores buscan que cada nueva entrega les desgarre y les haga sentir lo mismo que la primera vez. Y eso es precisamente –y contra todo pronóstico ya que no eran pocos los que ya habían certificado su muerte- lo que ha conseguido Interpol con este nuevo disco. Así que yo me cuento entre los muchos fans que estamos dispuestos a volver a contraer nupcias con la banda capitaneada por Paul Banks. Cerrad los ojos y dadle al play y escuchad “All The Rage Back Home”. Os aseguro que las luces brillantes volverán a encenderse dentro de vuestros corazones.

Francisco Daniel Medina

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.