HYDROFRIENDS IN KNK

17 julio 2015 Texto: Redacción. Fotografía: Archivo.

 

El rider de longboard de Hydroponic Oleguer Carreras y su amigo filmer Castor Perez volvieron a Eslovenia en Agosto de 2015 para disfrutar, un año más, del KNK Longboard Camp, que llega a su 6ª edición. Una buena zona de acampada junto a una zona de fiesta, 4 km de carreteras perfectas, mucha pendiente y 18 horquillas tremendas junto al mejor ambiente longboarder que se puede esperar. Oleguer y varios de sus amigos de Barcelona gozaron de una extraordinaria semana patinando en el Paraíso.

Oleguer Carreras nos cuenta cómo fué la semana: ‘‘Teniamos 1500km de viaje para llegar de Barcelona a Eslovenia, así que decidimos salir 3 días antes y parar en Teolo (Itália) a pasar un día y ver como competían los compañeros de Longboard Mediterranea e Hydroponic en una carrera de la IGSA. Una vez terminada la visita seguimos nuestro camino para llegar lo antes posible.

Llegamos al campamento un día antes y nos montamos nuestra base, sillas, mesa, toldo, tiendas… y luego al río a darse un chapuzón, ya con la cabeza pensando en las bajadas del día siguiente. El primer día de patín fue muy suave, nadie quiere caerse el primer día, pero poco a poco la gente se iba engorilando y el segundo día ya estábamos bajando a tope, compartiendo bajadas con gente de toda Europa, siempre acompañados de un buen falafel a la hora de comer, remontes fluidos, piernas cansadas pero todos con una gran sonrisa en la cara.

El quinto día hubo una carrera ‘Single Set Survivor’, la particularidad es que solo podías usar un juego de ruedas durante todas las bajadas de la carrera, cada ronda tenías menos grip en la rueda, y esto fue muy divertido. Hubieron algunos problemas de organización en las rondas de clasificación, y al final del día la carrera termino con un podio alemán y nuestro amigo Marc Mir (Monkeys Crew) en cuarta posición.

Todos los días al volver de patín tocaba remojarnos un poco, al río o al balneario, seguido de la cena a base de yatekomo y barbacoa, la cerveza y un poquito de fiesta no fallaron ningún día. El sexto y último día fuimos muy pocos los que seguimos bajando, muchos ya se habían marchado e hicimos muchísimas bajadas, cada vez con menos gente.

Después de la última bajada, toco despedirnos de los nuevos amigos y dar las gracias a los organizadores por su gran trabajo, todo fue genial, remontes, comisarios, agua en todas las bajadas… Luego vino la peor parte, después de un buen rato recogiendo el campamento y ordenando los coches, empezamos el viaje de vuelta, en el que salimos a las 21:00 de la noche para llegar a Barcelona a las 16:00 del día siguiente, muchas horas de viaje con mucho cansancio, pero nos llevamos un muy buen sabor de este evento que estoy seguro que repetiremos.’‘

 

www.hyclothing.es

SHARE THIS