Holly Johnson

18 March 2015

La verdad es que no había seguido la carrera en solitario del que fuera líder de Frankie Goes To Hollywood. Tampoco creo que me haya perdido gran cosa. Lo mejor lo dio con la banda y a pesar de que su debut en solitario en el 89, “Blast”, estuvo bastante bien luego se perdió como otros coetáneos con similares sonidos como Boy George y sus Culture Club. En los 90 se centró más en la escritura y, sobre todo, en la pintura y este nuevo e inesperado disco es tan sólo el cuarto de su trayectoria y el primero con canciones nuevas en 15 años.
Empieza muy bien con el single previo “Follow your heart” que es muy rítmico y muy Frankie Goes To Hollywood. Tiene un radiante estribillo muy disco music. En “In and out of love” parece Limahl cantando “La Historia Interminable” y es otro lógico single. El tercer single es para la insulsa “Heaven’s eyes” y luego la cosa decae bastante. Tenemos que decir que aparecen algunos destacados invitados como son el Roxy Music, Phil Manzanera, Vini Teilly de Durutti Column, Frankie Knuckles y Erc Kupper. Del de Roxy Music parece la guitarra de “Dancing with no fear”. “So much it hurts” es un buen lento, pero muy lejano al poderío de “The power of love”. A partir de ahí lo mejor son los destellos a lo David Bowie de la voz de “Europa” o del melódico lento, “Lonesome town”. Suena más techno y bailable en “Hold on tight”, pero al final la mayoría de las canciones se olvidan pronto. ¡Seguro que está más centrado en el mundo de la pintura y aquí le tenemos, sobre todo para los más nostálgicos y seguidores de su banda!

Txema Mañeru

 

www.hollyjohnson.com

SHARE THIS