Hollow Earth

18 marzo 2015

Ambición es la palabra clave al hablar de este joven cuarteto madrileño y de su debut conceptual en dos discos separados. Se puede decir que “From The Beginning” es el lado más duro e implacable. También el más negativo y en el que domina más su lado metálico. Es normal hablar de bandas como Rammstein, Fear Factory, Ministry, Enter Shikari o incluso Limp Bizkit. “To The End”, en cambio es más luminoso y da mayor preponderancia aún al gran trabajo con los sintes y la electrónica de Dbase. Aquí se aprecia más su lado Orbital, Asian Dub Foundation o incluso Kraftwerk con añadido de guitarras metálicas.
Queremos poner en palabras del propio grupo la explicación resumida de ambos trabajos que viene completas en la buena presentación de los trabajos. Para el negro, “From The Beginning” nos dicen: “En el principio todo se regía por el caos. Anduvimos por el mundo, ciegos, por culpa del conocimiento que nos fue arrebatado. Este volumen trata sobre el materialismo, el odio y la peor cara del ser humano. La guerra y el engaño…”. Domina el rap metal en “Kids” y destaca también la voz de Pol Dy que cuenta hasta con una coaching de voz como es Celia del Barco que ayuda también con su propia voz en “Kids” y en “Shinigami”. Esta última tiene un buen estribillo con cierto aire al mayor hit de Phil Collins. También son trascendentales en su sonido las crudas guitarras (el lado más metálico) de Redshadow, aunque también hay que valorar en este lado el gran trabajo a la batería de Michael Munroe.
El blanco es “To The End” y nos dicen: “Tras cruzar la última puerta y enfrentarnos al último misterio, por fin sentimos la paz. Este volumen trata sobre los sentimientos y es la antesala al final misterioso que se oculta tras la vida. Trata del amor, la alegría y de los miedos más existenciales del ser humano”. Suena sin embargo más robótico como demuestra el vocoder de “Fony” o los momentos más cercanos al dubstep de “Part of me”. Se muestran también interesantes en un electrónico instrumental poderoso como “Something to die for” con el que acaban. La electrónica toma mayor relevancia y es normal que se les compare con bandas como los ya citados Enter Shikari o Pendulum. ¡En cualquier caso, banda interesante, ambiciosa y con muchas ideas dentro de su estilo! Habrá que comprobar sus capacidades en directo.

Txema Mañeru

 

www.hollowearthofficial.com

SHARE THIS