Glenn Jones “Fleeting”

3 marzo 2016 Texto: Pedro Rodriguez. Fotografía: Archivo.

glenn jones banda

A veces ocurre que los europeos señalamos a Norteamérica y mencionamos con cierto paternalismo la relativa juventud de su nación. En el ámbito de la música popular Estados Unidos solo contó con poco más de medio siglo para volvernos locos a todo el mundo. Para este texto no es necesario divagar sobre las bases políticas e históricas como país de EEUU. Lo que sí es pertinente es que en unas tierras tan bastas, donde muchas culturas de un modo u otro se encontraron, y donde se levantaron granjas antes que escuelas en tierras vírgenes y salvajes, muchos hombres y mujeres de acentos dispares cantaran y tocaran toscos instrumentos junto al fuego. Solo con los orígenes del Blues y el Folk tradicional los musicólogos y antropólogos tienen para cargar sus tintas durante décadas. Y es que si miramos con detalles la música en Norteamérica tiene más derroteros que viejos caminos hacia valles, bosques o pantanos.
Y un sano recordatorio de esto que hablamos es la música de Glenn Jones, que ahora nos presenta su nuevo trabajo “Fleeting” (Thrill Jockey, 2016).
Jones, guitarrista fundador del grupo de rock instrumental Cul de Sac, en el Boston de 1990, ha rechazado siempre la etiqueta de músico post-rock, matizando el proyecto como la unión amorosa entre, la electrónica, el noise y la afinación abierta de guitarra interpretada a dedos. Y esta característica es fundamental para entender la trayectoria en solitario de Jones desde 2004.
Y es que Jones es músico y un poco también de esos antropólogos de los que hablábamos antes. Es la parte viva más actual de una rama fundada por el guitarrista John Fahney en los 60 y que se ha venido a llamar Primitivismo Americano. El genero en si mismo trabaja composiciones propias usando tradicionalmente las técnicas de punteo y escala en la mano de ataque propias del country blues. El tema maduró con guitarras acústicas con cuerdas de metal y banjos. Las raíces del estilo se empapan en las bases del folk y el blues genuino americano.
La música de Glenn Jones es principalmente evocadora, las notas reverberan en casas viejas de madera, llenas de objetos viejos y familiares, y escapa por el porche entre los maizales. Es poética y elegante. Una de las anécdotas más emotivas de “Fleeting” es su grabación: Jones grabó el disco con su ingeniera de sonido Laura Baird en una casa de lo bancos de Rancocas Creek, en Mount Holly, New Jersey (un paisaje de pequeñas colinas verdes y boscosas junto al río Delaware y rodeados de afluentes). Consideraban el lugar tan autentico por lo que Jones llama “las cosas del día a día” que no atendieron a las pruebas de insonorización, dejando que los sonidos del exterior formaran parte de la grabación.
Fleeting” (fugaz) es música solitaria y poética de la memoria. Evocación de raíces musicales y experiencias, lugares de la infancia del autor (como el tema Spokne River Falls) y acontecimientos sencillos cargados de humanidad (“Cleó Awake” y “Cleó Asleep”, en mención a la recién nacida hija de un amigo). (7)

Thrill Jockey

 

glenn jones portada

 

SHARE THIS