Ginebra, la blanca y hermosa

2 November 2019 Texto: Redacción. Fotografía: Juanjo M. Fuentes.

Arropada por Italia y Francia e influenciada por los aires que llegan desde esta última, con la que tiene en común el habla, encontramos Ginebra. Situada a orillas del Lago Leman o Lago Ginebra y rodeada por el Mont Blanc y la Cordillera del Jura, hablamos de una ciudad genuinamente suiza. Sede europea de la ONU y de la Cruz Roja, esto la hace ser la ciudad más internacional del país y como eje de la Diplomacia Universal, se caracteriza por albergar múltiples nacionalidades, al andar por las calles se respira la convivencia intercultural y su ambiente cosmopolita.

 

 

Ginebra ofrece una gran cantidad de actividades para el disfrute del ocio y tiempo libre. El Geneva Pass nos abre un amplio abanico de posibilidades, por un módico precio podemos disfrutar de varios transportes a lo largo de la ciudad, actividades acuáticas en el lago como paddel surf o piragüismo, visitas guiadas por la ciudad y acceso a los museos.

En el lago se alza majestuoso, el gran chorro, que cual vigilante, parece observar la playa urbana, Bains de Pâquis. En verano, podrá tomar el sol y degustar platos diferentes en el chiringuito. En invierno, es perfecto para relajarse y disfrutar de unas vistas magníficas. Los Baños de Pâquis son un punto de encuentro animado y un lugar cultural, donde por ejemplo oír música en directo o ver cine de verano, es mucho más que solo una playa.

 

 

Pero no solo la playa urbana es el mejor lugar donde refrescarse y pasar el rato, a lo largo del río, familias y grupos de jóvenes disfrutan de sus aguas, ya sea sentados viendo la junta de ríos, o saltando desde sus puentes y diques y dejándose llevar ociosos por la corriente. Es el lugar perfecto donde pasar las tardes de verano.

El barrio de Pâquis, al otro lado del lago respecto al centro histórico, es la primera zona donde se establecieron los muchos inmigrantes llegados a la ciudad suiza. Zona de ambiente juvenil y nocturno, se caracteriza por la diversidad en restaurantes, destacando el Scandale Restaurant donde además de disfrutar de un buen menú italiano, se pueden degustar digestivos y cócteles. En cualquier caso solo hay que pasear por el barrio para ver la multitud de bares y hoteles más asequibles a todos los bolsillos, pero no menos escaso en servicios e infraestructuras. En esta línea, el Hotel 9 Paquis es el lugar ideal, desde donde moverte por la ciudad y relajarte en su piscina cubierta y spa al final del día.

 

 

Skatepark

 

A pesar de la variabilidad en transportes públicos, la mejor forma de conocer la ciudad es a pie, toparse sus verdes y frondosos parques y sobre todo por el centro histórico, donde majestuosa se erige la catedral de San Pedro, conocida por ser la iglesia madre adoptada por Juan Calvino, máximo líder de la reforma protestante. Durante la visita podrá subir los 157 escalones de las torres que llevan a lo alto de la catedral para así disfrutar de las mejores vistas panorámicas de toda la ciudad.

Perderse por sus calles es sinónimo de encontrar lugares genuinos, la tienda Sounds Records es un ejemplo de ello, hay que patear y toparse con ella, pero si quieres ir a lo seguro, la encontrarás frente al Skate Park.

Otro ejemplo de lugares genuinos se encuentra en plena ciudad vieja, donde se esconde Café Papon. Se trata de un local de época, de los más antiguos de Ginebra, con una cocina ligera y moderna es ideal para una pausa al mediodía. Posee un acogedor salón y una amplia terraza, junto a impresionantes castaños.

 

 

Ginebra cuenta con muchos reclamos turísticos para todos los bolsillos, estos van desde disfrutar yendo de compras por las más exclusivas tiendas de joyas, relojes y zapatos, hasta las más urbanitas y cosmopolitas como 242 Skate Shop, o como sumergirnos de lleno en la cultura a través de amplia oferta museística. Gratuitos y repartidos a lo ancho de la ciudad encontramos, El MAMCO (Museo de Arte Contemporáneo), el Museo de la Cruz Roja o el desconocido Museo del Skate, que es una de las maravillas más desconocidas de Ginebra, sin duda. Visita obligada para cualquier amante del skateboard.

Por último y no por ello menos imortante, disfrutar de la amplia y exquisita gastronomía multicultural, como la que ofrece Shima, un encantador quiosco flotante de cocina japonesa o el Restaurante Alma, excelente peruano, donde degustar su plato típico, el ceviche, todo ello maridado con música en vivo y delicados cócteles.

Ginebra, la ciudad que vio nacer a Jean Jaques Rousseau pervive como el ejemplo europeo cosmopolita de diversidad, multiculturalidad, puntualidad, pulcritud, elegancia y discreción.

 

242 Shop

 

242 Shop

 

Scandale Restaurant

 

 

 

Museo Arte Contemporaneo – MAMCO

 

Museo Arte Contemporaneo – MAMCO

 

Museo Fotografía Contemporanea

 

Museo Fotografía Contemporanea

 

Sounds

 

Sounds

 

Skateboard Museum

 

Skateboard Museum

 

Skateboard Museum

 

Skateboard Museum

 

Mas información:

Centro de la fotografía de Ginebra
MAMCO Museo
242 Skate Shop
Sounds Records
Turismo Ginebra
Turismo Suiza

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.