festival Transdisciplina. Invierno 2019

3 February 2019 Texto: Redacción. Fotografía: Juanjo M Fuentes.

El pasado 23 de febrero tuvo lugar un nuevo encuentro del festival Transdisciplina. En su 13a edición, y como parte de la programación del MaF, el lugar elegido fue el Palacio Episcopal, que se llenó de color y movimiento entre visuales y presión sonora, algo a lo que no estaban muy acostumbrados los chicos de la iglesia.

El evento empezó con una pequeña pincelada sonovisual por parte del colectivo Transdisciplina. Con Azael Ferrer a cargo de las proyecciones, Alejandro Lévar abrió puertas interpretando Syrinx, una obra de Claude Debussy escrita para ser interpretada como solo de flauta, que él recreó con su sintetizador Korg Minilogue jugando con sus osciladores, una autentica genialidad para entrar en calor. Su segundo tema, mas rítmico y sincopado rehecho con su queridísima máquina de samplers Octatrack.

A continuación Chinowski Garachana nos levantó a todos del suelo con su formidable cacharrera analógica y esos samplers vocales que llenan su parte orgánica, que nos hace abrazar el cielo. Las visuales en esta parte hicieron un guiño al imaginario clásico. Para terminar esta primera parte Paloma Peñarrubia interpretó dos temas de Bromo, el proyecto audiovisual que comparte con Azael Ferrer, una mezcla de techno experimental con ritmos rotos, bases melancólicas y proyecciones eclécticas, que rompía con fuerza atronadora en ciertos momentos, creando un conjunto apasionado de música, luz y color.

LSA (Liquid Sky Analogics) estuvieron también durante el evento haciendo una intervención visual en varios rincones del Palacio.

El segundo acto del evento lo abrió un dúo visual y sonoro formado entre el músico madrileño Carlos González y la visualista Marta Verde. Con una actuación improvisada de piano y batería, Carlos produjo con su piano grandes espacios y silencios que, en algunas partes, rellenó golpeando timbales y platos con ritmos de mustia melodía. Su singular interpretación se acompañó con las rítmicas y geométricas imágenes generadas por Marta, con las que llenó de movimiento visual los espacios musicales sobre los que Carlos iba construyendo su actuación.

Para finalizar, y desde Sevilla, llegaron Los Voluble, con un aplastante y atronador juego de bases rítmicas, donde se distinguían golpes, que iban creando ritmos aplastantes, estos iban acompañados de unas visuales muy jugosas, entre crítica, admiración, religión y flamenco, entre valorando o mostrando lo que es suyo, o del pueblo. Como una especie de 2manydjs estos chicos generan sus samplers con una rítmica visual y sónica llena de movimiento que te hacía bailar y moverte a su paso, casi como un paso de semana santa, o brillar mas que la virgen del Rocío.

Al final todo se enredó un poco y el evento, por causas ajenas a Transdisciplina, tuvo que terminar antes de lo esperado, una autentica lástima pero que no nos quitó el buen sabor de boca.

El evento se puede escuchar en el podcast del 25 de febrero de Fluido Rosa de RNE3

 

 

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.