Eternal Tapestry

10 abril 2015

eternal-tapestry

Si alguien alguna vez me preguntase mi opinión sobre como se deben grabar los discos mi respuesta seria muy parecida a lo que han hecho Eternal Tapestry para este “Wild Strawberries“. Una cabaña aislada en los montes de Oregon, con un río cerca y ninguna otra distracción alrededor. Y así les ha salido. Un disco doble que alcanza los 90 minutos de duración y en el que los nombres de las canciones son los nombres de plantas y frutos autóctonos. La música se ha empapado de estas circunstancias y en ella podemos observar una tranquilidad y una capacidad de expansión que es digna de mención. Desarrollos etéreos, improvisaciones, ritmos ensoñadores y pausados, y minutos y minutos de música que nos transporta a un mundo diferente. En definitiva una obra que, a mi opinión, es necesaria en la carrera de toda formación musical que se mueva en estos parámetros y que consigue que nosotros como oyentes nos transportemos, en cierta manera, al lugar del que proviene. Muy recomendable.

Fali Herrero

 

 

SHARE THIS