“El mundo en mis ojos”

14 December 2020 Texto: Redacción. Fotografía: Archivo.

Autor: Steve McCurry

Editorial: Blume 

Steve Mc Curry es un fotoperiodista estadounidense, mundialmente conocido por ser el autor de la fotografía La niña afgana, aparecida en la revista National Geographic en 1985. Su carrera de fotógrafo comenzó con la Guerra de Afganistán (1978-1992). También ha cubierto otros conflictos internacionales como la guerra entre Iraq e Irán o la Guerra del Golfo.

En este libro, McCurry nos muestra 100 imágenes inéditas de personas de todos los rincones del mundo, que revelan la diversidad humana y que muestran al ser humano detrás de la imagen, lo que incita a restaurar la humanidad en cada uno de nosotros. Un libro imprescindible que descubre algunas de las perlas ocultas de este gran fotógrafo.

Durante más de cuatro décadas, Steve McCurry ha sido una de las figuras más emblemáticas de la fotografía contemporánea. Nacido en Filadelfia, estudió cinematografía en la Universidad Estatal de Pensilvania, antes de trabajar para un diario. Al cabo de dos años, realizó el primero de muchos viajes a la India. Un viaje avituallado con poco más que un bolso con ropa y carretes, Steve cruzó el subcontinente y exploró el país con su cámara. Tras varios meses de viaje, cruzó la frontera hacia Pakistán. En una pequeña aldea, conoció a un grupo de refugiados de Afganistán, quienes lo introdujeron de contrabando a través de la frontera hacia su país, justo cuando la invasión rusa cerraba el territorio a los periodistas occidentales. Con vestimenta tradicional, barba y rasgos desgastados por el clima tras los meses de convivencia con los muyahidines, McCurry se dirigió a la frontera de Pakistán con la película cosida a la ropa.

Las imágenes de McCurry fueron unas de las primeras que mostraron al mundo la brutalidad de la invasión rusa. Desde entonces ha creado imágenes inolvidables en los siete continentes y numerosos países. Su cuerpo de trabajo abarca conflictos, culturas que desaparecen, tradiciones antiguas y cultura contemporánea por igual, pero siempre conserva el elemento humano.

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.