Diminished Men “Vision in Crime”

3 marzo 2016 Texto: Pedro Rodriguez. Fotografía: Archivo.

diminished-men-banda

La obra de Diminished Men es como si Raymond Chandler y William S. Burroughs hubiesen parido un gigantesco monstruo de Frankenstein enfundado en gabardina en la ciudad más oscura y torcida del mundo. Y si su producción desde “Names of the Dead” (2005) sonaba a disparos y peleas entre botellas de whisky, con su tercer LP “Vision in Crime” (Abduction Records, 2016) la criatura es capaz de matar suavemente con sus fuerte manos desnudas. Esta música se hace desde unos peldaños más altos y oscuros de la escalera de caracol donde empieza el free jazz, el rock o la experimentación. Tanto que ellos mismos pueden jugar a auto nominar su música como surf noir combo de Seattle.
Diminished Men es un trio de veteranos procedentes de la escena underground de Seattle y que se formó en 2005. Como criminales reincidentes y capos del proyecto están principalmente el guitarrista Steve Schmitt (Ruminator) y el batería Dave Abramson (Master Musicians of Bukkake, Climax Golden Twins, Grails…). La formación la cierra como tercer hombre el multi-instrumentalista Simon Henneman (colaborador del icónico batería de free jazz Gregg Keplinger).
El álbum esta compuesto de 11 tracks tan perturbadores que obligarían a David Lynch a rodar cine noir durante años. Los temas son ecos oscuros que transitan por episodios oníricos de géneros como el hard boiled y el terror. Pero a pesar de ser muy claustrofóbicos, la violencia no se transmite en el ataque de los instrumentos, sino que más bien inducen y construyen una visión detallada y perfecta del escenario, tanto que las notas y ritmos van más con la imagen de la sangre que se encharca en la sucia moqueta que en el impacto de las heridas. Temas como el inicial “Chamber” nos empuja con una sirena inicial a una nueva dimensión urbana, húmeda y oscura, los vientos y los redobles de batería son nuestros primeros pasos torpes, porque cuando menos nos hemos podido dar cuenta el repiqueteo etéreo sobre los platos nos obliga a apoyarnos en las paredes y a gatear borrachos. Ya estamos introducidos y perdidos en la peor parte de la ciudad de los Diminished Men. “Oistros Doloros” juega con sexualidad y decadencia aportando ritmos egipcios en un cabaret sombrío. “CRM Discriminator”, por ejemplo, aporta tonos de western italiano, retratándonos el paso y la mirada del malo. También, como en casi todo lo experimental, el disco está unido por una base común que va y vuelve, igual y distinta, entre todos los temas. Ese tono obsesivo que ha perseguido a los músicos en las jam pre compositivas, y que se nos muestra en distintos tiempos, intensidades y capas de instrumentos.
Vision in Crime” es corrupción humana y crimen pero con tintes sobrenaturales, de una psicosis esotérica que parece sonar como las respuestas de una ouija a través de la radio de un Chevrolet que apesta a alcohol barato abandonado en un callejón. Lo más normal escuchándolo es que cuando menos te des cuenta, levantes la vista y te veas perdido en el espejo del retrovisor y con las manos ansiosas en el volante. (8)

Abduction

DIMINISHED MAN

 

diminished-men-portada

SHARE THIS