Checopolaco

27 febrero 2015 Texto: Francisco Daniel Medina. Fotografía: Archivo.

El placer de cocinar tu propio sonido.

Que tu nombre se relacione con dos de las bandas más consagradas del indie patrio puede ayudar o puede actuar a modo de lastre. Con esto quiero decir que no debe de resultar sencillo destacar con un proyecto nuevo cuando en tu currículum reza que eres bajista de Los Planetas y que fundaste Lori Meyers. Estoy seguro de que, con esos credenciales, más de uno se preguntará: ¿qué más nos puede ofrecer este tipo? Esta pregunta se responde por sí sola cuando escuchas lo nuevo de Checopolaco, proyecto personal de Julián Méndez que nace indefectiblemente ligado al estudio Loja Sound que también capitanea. Un estudio propio y ganas de experimentar y de pasárselo en grande como si fuese un niño encerrado en una juguetería son los ingredientes básicos de Clavulánico, lo nuevo de Checopolaco.

Compaginas muchas actividades: tocas y compones pero también produces e incluso giras con otras bandas. ¿Te ves en el futuro centrado en tu proyecto en solitario o seguirás compaginando todo esto?
No sólo no quiero prescindir de tocar con otros grupos sino que me gustaría hacerlo más a menudo. Me encanta poder tocar con otra gente y que me permitan entrar en su mundo. Es bueno para ambas partes. Tú aportas cosas pero también recibes a cambio. Y lo de producir y grabar también me sale de forma natural. Tengo un estudio con lo cual es normal que grabe mis propias canciones. Además, disfruto grabando a otras bandas porque me permite que yo aporte algo al sonido que ellos tienen en la cabeza, con lo cual es otra forma de crear y de aprender o contagiarte de la energía de otros músicos.

¿Qué diferencia principalmente este nuevo trabajo de los anteriores?
Creo que este disco es más complejo y mas redondo en general. Tiene más capas y más matices. A mí me parece que suena mejor y, aunque mantengo una línea similar a la del trabajo anterior, pienso que es más completo en general.

 

checopolaco1

Acabas de sacar un disco y ahora toca presentarlo: tocar en directo, hacer entrevistas. ¿Te gusta esta parte de la industria o te sientes más cómodo durante el proceso de composición y grabación?
Como tú dices ahora toca la promo y considero que forma parte del trabajo de un músico y a mí no me importa hacerlo. Hoy, por ejemplo, ya he contestado varias entrevistas y me lo paso bien. Al final estoy hablando de lo que me gusta y de lo que mejor conozco.

¿Cuáles son las mejores experiencias que recuerdas de la primera época de Lori Meyers?
Me quedo sobre todo con la amistad. Ten en cuenta que por encima de todo éramos amigos haciendo lo que nos gustaba. Y lo bueno es que, al margen del rumbo que haya seguido cada uno, esa amistad sigue siendo lo más importante. Me alegro de todo lo bueno que les está pasando.

¿Por qué Clavulánico?
Tiene que ver con el ácido clavulánico que se usa en antibióticos para combatir algunas bacterias. El nombre sonaba bien y me gustaba su significado así que lo escogí como título para el disco.

¿Qué papel desempeñan las letras en tus canciones?
Las letras son importantes pero creo que están al servicio de la música. Suelo escribir frases que me suenen bien y así la canción va adquiriendo un sentido que puede variar incluso de una persona a otra. No trato tanto de contar historias como de transmitir sensaciones y crear imágenes con las estrofas.

Viendo las fechas de la gira, se echan en falta algunas fechas por el sur.
En principio hay una serie de fechas cerradas por el norte del país gracias a GPS (Girando por salas: Pontevedra, Vigo, La Coruña, Lugo, etcétera) pero yo estoy abierto a tocar adonde me llamen. De hecho, claro que tenemos pensado tocar por el sur en cuanto surja la ocasión. Pronto cerraremos alguna fecha.

¿Qué nos puedes contar de ese vídeo clip en el que se mezclan niños, una pelota, sangre?
Se me ocurrió esa idea así que la sacamos adelante. Lo que te puedo decir es que nos lo pasamos genial haciendo el vídeo. Nano se las ingenió para juntar a un puñado de niños en las pistas de Loja y echar una mañana de domingo grabando el vídeo. Se lo pasaron en grande con la pelota salpicando sirope (en las pelis de zombies no hay sangre). Y los perros se pusieron las botas. Y Dani aún debe treinta pavos en la lavandería. Este vídeo es la prueba de que con ganas, un poco de imaginación y amigos dispuestos a echarte un cable todo es posible.

Describes el proceso de gestación de tus canciones en la web de Radio 3 y, aunque lo hagas irónicamente, se nota que hay mucho de verdad en ese proceso en el que van surgiendo ideas y cosas de manera espontánea. ¿Te gusta ese modo de trabajar?
Ten en cuenta que tengo mi propio estudio y eso, para bien o para mal, condiciona la manera de grabar. Me puedo tomar las cosas con calma y hacer muchas pruebas y grabar las cosas sin prisas ni presión. Este proyecto va ligado a esta forma de grabar; no se puede separar Checopolaco del estudio Loja Sound. Nació con esa idea. Con respecto a lo de colaborar e improvisar me encanta. Por ejemplo, en el tema Entre tú y yo’
estaba grabando algunas pistas de arreglos en Peligros. Nos pedía algo el final y soltamos a Alejandro en plan JMascis. Enchufó la Les Paul de Luisillo con cuatro o cinco overdrives en linea al Vox, todo a todo rabo, y flipamos un buen rato.

El último corte del disco me recuerca a Lennon, sobre todo el teclado con el que arranca. ¿Reconoces su influencia?
Estoy de acuerdo, se trata de un teclado sencillo de tocar y con una armonía muy bonita; por supuesto, siempre he admirado a los Beatles y a Lennon, aunque como casi todos tengo muchísimas influencias y muy diversas.

 

checopolaco.bandcamp.com

SHARE THIS