Bloodlights “Pulling No Punches”

4 May 2017 Texto: Eddie Malo. Fotografía: Archivo.

Hubo un tiempo en el que el rock n´roll escandinavo de bandas como The Hellacopters, Backyard Babies, Turbonegro o The Soundtrack of our Lives sonaban a todas horas en los reproductores de muchos españoles aficionados al rock y no había festival patrio que se preciara, que no contara con alguna de estas bandas para completar su cartel.
Una de esas bandas, y de la más exitosas, fueron Glucifer, que disfrutaron de un gran seguimiento en nuestro país, sobre todo la segunda mitad de los 90, y que decidieron tirar la toalla en 2005. Tras esta separación, a principios del 2008, el que fuera guitarrista y principal compositor de la banda, Captain Poon, se presentó de nuevo en sociedad con una nueva formación llamada Bloodlights. Ese mismo año editaron su álbum homónimo y desde entonces han tenido una carrera donde han girado por toda Europa compartiendo escenario con grupos como Monster Magnet, Milencollin, Die Totten Hosen o Hellacopters y han editado 3 álbumes y numerosos eps. Ahora en pleno 2017 nos llega su cuarta obra titulada agudamente “Pulling No Punches” y que verá la luz este mes de mayo.
Y no parece que haya nada nuevo bajo el sol, tras muchos años de carrera y gustos que no cambian, Bloodlights se presentan de una vez más, al igual que en obras anteriores, con sus Influencias de grupos como Thin Lizzy, Black Sabbath o ACDC, y ningún problema con ello. Diez trallazos de puro rock n roll perfectos para una noche por garitos mientras la cerveza no deja de correr es algo que se agradece con toda la saturación de electrónica machacante o pseudo raperos invadiendo nuestras vidas.
Temas como “Kick it up” o “Ass In A Coma” con épicos coros y riffs que no desechan las melodías se convierten en auténticos himnos perfectos para cantar y bailar a todo trapo en sus directos. Un conjunto de canciones que rebozan integridad escandinava por todos lados, con guitarras afiladas, tralla punkarra, punteos directo a las entrañas, y unas voces que te llenan el alma de bourbon. Todo ello en 33 gloriosos minutos que ayudan a sobrellevar los tiempos que corren de inmediatez y sobrecarga de ritmos latinos.
Poco más se puede decir, aparte de que posiblemente este “Pulling No Punches” pueda convertirse en el mejor disco de la banda y que esperamos esto ayude a que el reinado de Escandinavia en el rock vuelva por la puerta grande a nuestras vidas. (8,5)

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.