Azkena 2015. La virtud en el termino medio

5 julio 2015 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Dena FLows.

mastodon-azkena

Vitoria Gasteiz, Euskadi. 19-20 Junio 2015

Se cumplió este bonito refrán y la virtud principal del Azkena 2015 estuvo en el cartel “intermedio” que superó con creces en entrega, sonido y calidad general a los “grandes” cabezas de cartel. De hecho hasta sonaron sensacional una de las bandas más “pequeñas”, los Highlights, grupo ganador del último Villa de Bilbao que se ganó así su plaza aquí y que cumplieron con creces. Todavía no había llegado demasiada gente para verlos, pero sí bastantes decenas de incondicionales con camisetas de la banda que gozaron de lo lindo. Fueron los que mejor sonaron con diferencia de toda la jornada del viernes y se despidieron entre la euforia propia y del público versionando a los U.F.O. Los Mad Martin Trio, aunque dicharacheros, sufrieron también en exceso el mal sonido de su escenario Kim Fowley. Los holandeses Sven Hammond que debutaban en el estado fueron de menos a más muy bien ayudados por el gran poderío escénico de su cantante.

 

azkena

 

De hecho otro de los puntos calientes del Festival fue su actuación matutina del sábado en la Virgen Blanca con un público dispuesto a pasárselo bien, con ellos disfrutando de corazón y con el público bailando sobre el escenario tras invitación del cantante. Buen rock y soul y mucho Hammond que les emparentaba por momentos hasta con The James Taylor Quartet. The Dubrovniks fue una decepción total y no únicamente por el escaso sonido. Sin ganas, con voces casi nulas y tres guitarras que sólo tuvieron pequeños destellos. Para ver a los australianos nos perdimos a The Last Internationale y no debió ser nada del otro mundo, pero sí con algo más de diversión y sudor. Otra cosita fue ya JD McPherson. Consiguió junto a su consolidada banda que “Let The Good Times Roll”, como se titula su nuevo y buen segundo disco. Esperábamos más de D-Generation. No soy un gran conocedor de esta banda y sí me gusta bastante su cantante Jesse Malin en solitario.

 

ZZTop

ZZTop

 

Hubo momentos con garra pero en general también faltaron más ganas y mejor sonido. A continuación llegó la actuación que un servidor esperaba con más ganas. Me encantan Televisión y su “Marquee Moon” me parece uno de los 10 mejores discos de la historia del 70 en adelante. Al estar en las primeras filas puede disfrutar un poco más del sonido y hubo momentos realmente escalofriantes en los juegos de guitarras entre Tom Verlaine y Jimmy Rip. Se me puso la piel de gallina en momentos como ‘See no evil’, ‘Prove it’ y, sobre todo, con la estremecedora ‘Tom Curtain’. Eso a pesar de que la limitada voz de Verlaine sea más limitada aún en la actualidad. Cerraron con el tema ‘Marquee Moon’ y nuevos trenzados mágicos dejándonos con las ganas de algún bis. La verdad es que en “Adventure” también tienen varias canciones que hubiera sido una delicia escuchar. Lo poco que pudimos oír en la distancia de Black Mountain no tuvo nada de mala pinta pero es que Lee Bains III & The Glory Fires fue una de las mejores y más potentes actuaciones de todo el festival. Su “Dereconstructed” (Sub Pop) fue uno de los discos del 2014 y demostraron que su rock’n’roll de Alabama tiene mucho futuro y que estamos ante una banda llamada a hacer grandes cosas. ZZ Top son ZZ Top. Tienen su gracia y tocaron sus clásicos más importantes. Homenajearon a Jimi Hendrix y amenizaron a la gente con vídeoclips, pero tampoco sonaron con potencia y creo que pudieran haber puesto más ganas. ¡Tenía más ilusión en ellos que la que me devolvieron con su actuación! L7 era otra de las bandas que se reunía para la ocasión y sí que pusieron más ganas aunque también estuvieron algo lastradas por el mal sonido generalizado.

 

Eagles of Death Metal

Eagles of Death Metal

El sábado comenzó por todo lo grande y gratis con los Sven Hammond, como ya hemos dicho. Luego tengo que reconocer que mi “profesionalidad” perdió varios puntos y tras una mañana larga, una comida demasiado regada con caldos y cansancio acumulados, no puedo detallar en exceso algunas actuaciones. De entre los primeros nombres de la tarde me gustó el despliegue de los daneses Powersolo. Cracker consiguieron que me recuperara por momentos y que disfrutara de una de las mejores actuaciones del festival. Tanto David Lowery como Johnny Hickman se mostraron en excelentes condiciones y superaron grandes actuaciones de ellos mismos y en salas más reducidas acordes a su particular visión del rock’n’roll americano. Las estrellas del día eran los Mastodon y Ocean Colour Scene. Los primeros no son mucho de mi estilo y la verdad es que no me atrajeron en demasía. Los Ocean quizás no eran para este Azkena y en ese horario y son otros que es mejor ver en espacios cortos. John Paul Keith hizo baila y gozar al personal. Yo me quedo con la espina de verlos en una sala cerrada. El final del festival era para los estupendos Wovenhand liderados por ese predicador oscuro que se llama David Eugene Edwards. Tanto al frente de Sixteen Horsepower como en la larga década que lleva firmando un disco bueno tras otro como Wovenhand, ha demostrado su calidad y una actitud muy especial. Aunque llegué agotado tuve mis pequeños momentos de éxtasis. También dialogando en los previos al concierto con un fan gótico empedernido que lo vivió todavía más que yo.

 

Lee Bains III and The Glory Fires

Lee Bains III and The Glory Fires

Debieran cuidar el tema de sonido en próximas ediciones, pero volver a resaltar un magnífico ambiente y camaradería, que hace que te den ganas de volver a este festi tan especial y el rockero por excelencia en este país. Un placer ver a familias enteras con hijos jóvenes, niños e incluso algún bebé debidamente pertrechado con cascos. Aunque la verdad, y sin querer pecar de pesados, tampoco le hubiera pasada nada la criatura en los pabellones auditivos, si no hubiera llevado nada tapando sus tiernos oídos. ¡Nos vemos en el 2016, JK!

 

DENA FLOWS PHOTOGRAPHY

SHARE THIS