Allison Crutchfield “Tourist In This Town”

27 February 2017 Texto: Txema Mañeru. Fotografía: Archivo.

Al hablar de este debut en solitario de la Crutchfield es, de momento, inevitable decir que estamos hablando de una mujer esencial en dos diferentes, pero atractivos y reconocidos proyectos, como P.S. Eliot y Swearin’. De hecho en el recién pasado año estuvo envuelta en una gira con los P.S. Eliot para promocionar un interesante recopilatorio con lo mejor de su obra. En dicha banda estaba con su gemela Katie con la que también estuvo en Bad Banana. Ella ahora se lo monta también por su cuenta en Waxahatchee, pero no ha dudado tampoco en colaborar en este buen debut en solitario de su hermanísima, metiendo su voz en varias canciones.
La de Alabama se lo ha tomado con calma antes de lanzarse en solitario y el resultado es más que satisfactorio. Además ha contado con una buena producción a cargo de Jeff Zeigler, muy reconocido por su trabajo con Kurt Vile o Steve Gunn. Además de componer y cantar, Allison se ha encargado del piano, el sintetizador y las guitarras. Es evidente que sigue notándose su devoción por propuestas como Guided By Voices, Rilo Kiley, Sleater-Kinney o The Velet Underground, por citar tan solo algunos ejemplos. Pero también es cierto que está encontrando su propio camino y suena más personal y original que nunca.
Comienza con una preciosidad como “Broad daylight” de manera acústica y con los coros de su hermana, aunque luego el tema explota en un indie-pop radiante y muy radiable. Sigue con un single de puro pop del 2017 en “I don’t ever wanna leave California”. Pronto llega también otro single previo como “Dean’s room” en la que brillan sus atractivos y melódicos sintetizadores y en la que suena también más viva y eléctrica. Ya en la cara B me encanta “Mile away” con sus percusiones y sintetizadores ochenteros y su gran voz llevando la arrebatadora y, por momentos, hasta épica melodía. Se pone más íntima en “Secret lives and deaths” hasta en la letra. Una base electrónica hermosa casi a lo Saint Etienne y también destellos a nuestras Vainica Doble. Las guitarras vuelven a tomar protagonismo en el final con “Chopsticks on pots and pans” con un aire shoegaze, aunque también brilla la voz de su hermana ayudándola. ¡Más que prometedor debut en solitario!. (8,5)

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.