Alexander Barrett

16 April 2017 Texto: Redacción. Fotografía: Archivo.

Muchas veces, normalmente por motivos de trabajo, nos vemos obligados a abandonar nuestro hogar de toda la vida para explorar nuevos horizontes. Este es precisamente el caso que nos ocupa hoy, el de un artista gráfico, copywriter y escritor ocasional, que tuvo que trasladar su residencia desde su nativa California hasta el lejano Oriente, concretamente hasta Shangai.

Alexander Barrett ha pasado gran parte de su vida viajando por todo Estados Unidos, hecho que le llevo a empezar a escribir libros sobre ciudades, como por ejemplo “This Is Portland”. Un día recibió una llamada de teléfono comunicándole que por motivos laborales iba a ser trasladado a China, y aprovechando el que su hermana se había trasladado un par de meses antes a una pequeña ciudad a las afueras de Shangai, hizo sus maletas y se encamino hacia el aeropuerto.

 

 

Como es obvio, el choque cultural fue bastante grande, sobre todo al principio de su viaje como el mismo nos cuenta: “La primera mañana no podía dormir debido al jet lag así que me eche a la calle. Me sorprendió lo tranquilo que estaba todo. Salí de mi apartamento y comí algo en un puesto callejero de Jian Bing, que fue la mejor comida china que había comido en mi vida. Luego la ciudad despertó y comenzó el caos. La sobrecarga sensorial fue absoluta. Fue duro acostumbrarse, pero en retrospectiva lo echo de menos”. Todo lo que rodeaba era nuevo y excitante. Nuevos sonidos, paisajes, olores, sabores, etc… y como buen escritor, Alexander recopilo muchas de esas nuevas experiencias en su libro “This Is Shangai”. Según nos cuenta, una de sus cosas favoritas de su nuevo destino era la comida, sobre todo el Jian Bing: “Es algo parecido a una crepe, que rellenan de todo tipo de cosas deliciosas y te cuesta menos de un dólar al cambio”. También ha tomado contacto con el Shangai mas cultural: “La escena de arte contemporáneo en China es aun muy joven. Mi museo favorito es el Power Station Museum of Art, que es en realidad una antigua central hidroeléctrica reconvertida en museo. Es inmenso, y esta lleno de cosas. Es tan grande que puedes acabar tu solo, perdido en una gran ala del edifico”.

El afán viajero de Alexander también le ha llevado a recorrer diferentes partes de China y Asia en general, pero se ha centrado en Shangai para escribir su nuevo libro, ya que el ser una de las ciudades mas populares, y populosas, de China le ha ofrecido una infinidad de anécdotas, curiosidades y datos de interés para el lector: “Me resulta divertido que la gente pueda comprar el libro y leerlo, para mi es mi manera de recordar aquella vez que me mude a China”.

 

 

 

www.microcosmpublishing.com

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.