Kyle Lightner

24 April 2013 Texto: Pablo Boyero.

Un estilo único y rompedor es la marca de este rompedor fotógrafo californiano que juega componiendo sus negativos en dípticos, trípticos y en otras increíbles formas. Siempre fiel a la fotografía analógica, algo muy difícil de encontrar hoy en día.

Soy Kyle Lightner, tengo 28 años y soy un fotógrafo profesional procedente de Orange Country, California. Llevo surfeando y haciendo skate sin parar desde los 15 años, aunque recientemente me he tomado un descanso a causa de una fuerte depresión contra la que llevo luchando desde hace dos años. Ha afectado fuertemente a mi vida en todos los aspectos imaginables, especialmente en lo creativo. Como resultado he estado sometido a un sinfín de terapias y tratamientos que me ayuden a volver donde una vez fui creativo y exitoso como fotógrafo de surf y de skate.

Me adentré en el mundo de la fotografía entre el penúltimo y el último año de instituto. Me vi involucrado en un accidente de tráfico casi mortal, y durante seis meses estuve incapacitado para hacer surf y skate. Empecé fotografiando a mis amigos surfeando, patinando, y tocando con sus bandas de hardcore –a partir de ahí todo fue cuesta abajo (o cuesta arriba), y seguí progresando conforme pasaban los años. Fui al Brooks Institute of Photography y me saqué el Grado en Fotografía Profesional especializándome en aplicaciones industriales y de alta velocidad.

Han dicho que mi trabajo es tosco, disparatado, rompedor,  puro, nostálgico e inspirador. Disparo con película de manera rigurosa, no por conseguir efectos o cualidades “vintage”, si no porque es así como aprendí. La fotografía es mi principal vía de escape para todo. Cualquier espectador puede interpretar literalmente como me siento o lo que estoy pasando, simplemente observando una o varias de mis imágenes. Mi fotografía me permite evadirme de mis propios pensamientos y centrarme únicamente en crear y capturar un momento en el tiempo, para siempre.

Supongo que lo que intento principalmente es inspirar a la gente, y capturar a una generación que es preferible mostrar de una manera artística antes que en una nítida fotografía digital. Siento que mi dominio de la fotografía unido a mi estilo surfeando y patinando es una combinación que me permite alcanzar todo lo que me propongo como artista, creando imágenes inspiradoras que cuentan más que una historia. Me parece que lo último que nos queda en este planeta de lo que alardear es el arte, vivimos en un planeta tan superficial, tan vacio, que es deprimente. El arte puede salvarnos a todos, cambiando nuestra forma de pensar, inspirando nuestras vidas y motivándonos a crear.

La idea más extravagante que he tenido y que he logrado cumplir tiene que ver con Radballs; un movimiento que mi amigo Brandon Wong y yo iniciamos dos años atrás. Es un sitio web, empresa, equipo, estilo de vida, etc… de Brandon y mi grupo de amigos más cercano. Todos compartimos la misma pasión por los skateparks y por hacer arte, ya sea fotografía, diseño, crear bandas de hardcore/thrash, o simplemente ir juntos a patinar. Lo que comenzamos Brandon y yo se ha convertido en un grupo de unos treinta, y todos jugamos un importantísimo papel en la familia Radballs.

¿Las mejores cosas de vivir en Orange Country? El tiempo, un sinfín de lugares para hacer skate, todo tipo de olas para surfear, toda la clase de música que puedas imaginar tocada en directo casi todas las noches de la semana, y los In-N-Out Burguer. ¿Lo peor de vivir en Orange Country? Cantidades ingentes de tráfico, la calidad del aire, gente irrespetuosa y superficial, el coste del día a día, la falta de cultura y que por la noche sea imposible ver más de diez estrellas en el cielo.

La música es mi gran pasión en la vida. Crecí yendo todos los fines de semana a conciertos locales de harcore, punk y thrash, lo que me inspiró para vivir mi propia vida, forjarme mi propio futuro e ignorar a los que venían a criticarme. Ahora sigo a Phish o a The Disco Biscuits (jambands) por todo Estados Unidos cuando se van de gira. Ellos me han enseñando la importancia de la libertad de la mente y son, literalmente,  mi razón para no dejarlo todo.

No tengo un trabajo como tal, así que soy bastante libre para trabajar en lo que me apetezca. Hago fotos de surf durante la semana (suele ser temprano por la mañana), patino los fines de semana (normalmente por la tarde) y dejo el proceso de revelado y escaneado para las noches. Actualizo mi blog todos los días justo antes de irme a dormir, después de haber escaneado el material nuevo, pero en estos momentos solo intento recobrar toda la inspiración y motivación que he perdido estos dos últimos años de lucha.

Creo que estamos jodidos. Odio este mundo y lo superficial que se ha vuelto la gente. Todo está basado en el estatus social, en las clases, y en la capacidad financiera. Es desgarrador. Encontrar individuos cualificados que sean unos apasionados en algo se está volviendo cada día más difícil. Todos estamos aquí por una razón, pero a veces de verdad que me pregunto si realmente existe tal razón. Supongo que acabo de responder a la pregunta de por qué he estado combatiendo una depresión tan dura durante los últimos tres años…

Actualmente rehacer mi vida. Estoy trabajando en encontrar de nuevo todas mis inspiraciones, renovarme y volver a las andadas para maravillar con mi trabajo. Llevo unos años  centrado en el proyecto de documentar a Robby Kegel. Lo ideal sería capturar todo lo significante sobre él y su forma de vida, y escribir un libro incluyendo todas las fotografías que he tomé desde el primer día. El es una de las personas más inspiradoras sobre la faz de la tierra y quiero que esto quede patente.

 

Tyler Warren

Tanner Prairie

Scotty Stopnik

Robin Kegel

Mitch Abshere

Kirk Putnam

Cycle Zombies

Colin Whitbread

Alex Knost

www.kylelightner.com

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.