Kelly Ording

28 May 2013 Texto: Estefania Lara Fdez.

Un cuadro de Miró cambió radicalmente su forma de ver el arte y la vida. Alguien capaz de percibir y sentir hasta tal punto cuando mira una obra de arte, no puede ser otra cosa más que artista. Y eso es lo que hizo Kelly Ording cuando tenía dieciocho años, ser consciente de ello y tener muy claro que su objetivo en la vida es pintar cuadros que hagan sentir experiencias únicas a los que lo miran.

Me llamo Kelly Ording. Soy pintora y vivo en Oakland, California. Lo que más me gusta de esta ciudad son los parques que lo rodean, hay algunos con árboles gigantes de madera rojiza, robles, teka, volcanes, lagos y frondosos bosques. Es bastante sorprendente que esta polvorienta ciudad esté rodeada de esta inmensa belleza natural que tanto inspira, aunque también tiene su lado negativo, la peor parte es la violencia y los asesinatos. Es duro leer el periódico y ver  lo que la gente es capaz de hacer por sobrevivir aquí.

Mi historia con el arte comenzó a los 18, cuando me puse frente a un cuadro de Miró y quedé alucinada. Yo no crecí en una familia de esas que van a museos, ni en las que el componente artístico esté muy a flor de piel. Así que, para mí, ver este tipo de cosas a la edad joven-adulta cambió radicalmente mi forma de concebir el futuro. El día que vi ese cuadro decidí que lo único que quería hacer en mi vida era intentar pintar cuadros que pudieran hacer sentir a la gente lo mismo que yo sentí al ver el Miró. Ese fue el día en que decidí ser artista.

 

kelly-ording14

Mi trabajo va desde el minimalismo de cosas hechas a una tinta con la pluma hasta paisajes etéreos o abstracciones geométricas. Son obras llenas de fuerzas opuestas, pinceladas deliberadas o intuitivas, materiales antiguos o contemporáneos, imágenes abstractas o representativas. El trabajo va mucho del viaje al que la pieza se somete, así como de las imágenes que representa. Me encanta cambiar y mezclar las cosas que veo, las experiencias que he tenido y los lugares que he visitado hasta que no sean reconocibles para el observador. Me gusta sugerir cosas y dejarlas a la libre interpretación.

Me gusta que la gente se sienta maravillada, encantada, calmada y en paz mientras observan mi trabajo. Me gustaría poder hacerles sentir una experiencia que no puedan encontrar en ningún otro lugar del mundo, sólo ahí, en ese cuadro que yo he creado para ellos. De alguna manera pienso que el arte puede cambiar el mundo, más bien creo que puede abrir la mente de las personas, ofrecerles otra perspectiva sin aleccionarlos, puede inspirar a las personas y animarles a hacer grandes cosas. Y de lo que no me cabe ninguna duda es de que, sin arte, el mundo sería un lugar muy vacío, gris y triste.

Me inspiro con muchas cosas. Tengo un hijo de cuatro años y una hija de dos, así que intento pasar el mayor tiempo posible con ellos. Me gusta explorar lugares con mis hijos y, a veces, encuentro cosas que me inspiran en esas aventuras. Quiero trabajar tanto como me sea posible porque me gustaría dejar en este mundo todo el trabajo bonito que sea capaz de hacer antes de morir. Me motiva trabajar largas horas en el estudio junto a mi marido Jet Martinez. Él es artista y muralista y tiene una gran ética en el trabajo. Somos muy competitivos, así que no puedo quedarme parada cuando él está en el estudio trabajando. Intento ganarle!

 

kelly-ording15

Mi trabajo está muy orientado al proceso, así que mi forma de comenzar un trabajo depende mucho del humor con el que me encuentre ese día. A veces me gusta ser más física y trabajar con pintura muy aguada, otras me siento y trabajo con tinta de una forma más meditada. Además de tener hijos, trabajo en una empresa de manipulación de arte cuatro días  a la semana, así que mi vida a veces es bastante frenética. Esto quiere decir que, a diario, suelo entrar al estudio sobre las 8 de la tarde hasta la 1 de la madrugada, y quizás un par de días a la semana sí consigo dedicarlos enteros a pintar.

Ahora acabo de terminar unos trabajos en papel 1,5 x 2m que están hechos de miles de micro líneas. Para hacer esta pieza estuve sentada en mi estudio más de 100 horas repitiendo la mismas líneas.

También estoy trabajando en un mural gigantesco de unos 10 metros de ancho por 5 metros de alto que se podrá ver en el Palega Recreation Center de San Francisco. Y en una serie de impresiones que se podrán ver en annelo.com y algunas exposiciones de arte para Fabric 8 Gallery en San Francisco.

Si me preguntan por el futuro o incluso el destino de la humanidad pienso que las cosas van a mantenerse más o menos igual durante unos años. He estado leyendo mucho sobre dinosaurios con mis hijos y es increíble la de años que dominaron el mundo ¡Millones! No creo que los humanos vayamos a tener tanta suerte. Creo que, poco a poco, haremos el planeta inhabitable y entonces ya no seremos capaces de sobrevivir en él. Bueno, eso si los zombies no nos devoran antes.

 

kelly-ording16

kelly-ording21

kelly-ording20

kelly-ording18

kelly-ording17

kelly-ording

kelly-ording1

kelly-ording7

kelly-ording6

kelly-ording5

kelly-ording4

kelly-ording3

kelly-ording2

kelly-ording8

kelly-ording9

kelly-ording10

kelly-ording11

kelly-ording12

kelly-ording13

www.kellyording.com

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.