Jack Belli

15 May 2013 Texto: Estefania Lara Fdez.

Capturar la esencia de las cosas y las personas se ha convertido en la prioridad de este fotógrafo que pasa sus días alternando entre sus dos pasiones, la fotografía y el surf, dos disciplinas que parecen tocadas por una varita mágica, pues quien se involucra en ellas ya nunca puede parar, ni de surfear, ni de mirar a través de un objetivo para capturar instantes muchas veces irrepetibles. Eso le pasó a Jack Belli, desde bien temprano, y agradece cada día poder dedicarse a lo que realmente le apasiona y le hace feliz. Esta es su historia.

Me llamo Jack Belli, nací y crecí en Newport Beach CA, donde aún vivo y donde trabajo como fotógrafo freelance.

Siempre fui una pesona creativa, desde que era un niño. Me encantaba filmar a mis amigos haciendo skate y luego hacía pequeñas ediciones de lo que grababa. Una vez, en el instituto, dejé de filmar y comencé a tomarme el surfing más en serio. Aunque no fue hasta 2009 que me interesé realmente por la fotografía. Entonces me compré una Canon 7d y el resto es historia. Empecé a disparar cada día y ahora no me imagino haciendo otra cosa. La fotografía es todo en mi vida.

Me gusta ver mi trabajo como una forma de documentar una historia y no como algo estático. Nunca digo a la gente lo que tiene que hacer mientras yo hago fotografías, tan sólo aporto un poco de dirección creativa, pero intento capturar su forma y esencia naturales, sus movimientos y sus expresiones, odio cuando las fotos parecen forzadas.

 

Con mi trabajo, además de permitirme ser feliz en la vida, me gustaría que otros disfrutaran mientras observan mis fotografías. Pongo mucho esfuerzo en todo lo que hago e intento que se transmita lo máximo que soy capaz de dar en cada momento. Considero que sólo así la gente puede percibir la calidad de lo que intento hacer y, sólo así, podrán contratarme para hacer cosas interesantes. Que la gente me diga que les gusta mi trabajo es un magnífico cumplido que agradezco enormemente, es una recompensa.

Los amigos y mi familia son mi mayor inspiración. Creo que soy increíblemente afortunado de tenerlos en mi vida. Ellos me han dado un bagaje creativo que me ha permitido fotografiar y crecer como artista. Me encanta viajar, conocer gente, nuevas culturas y disfrutar de la vida.

Y cuando trabajo normalmente sólo dejo que la gente se exprese de forma natural y capturo lo que veo. No intento llegar con ideas locas. Creo que eso le da a las fotos un look mucho más auténtico.

 

Paso mucho tiempo buscando inspiración y me gusta mucho, por ejemplo, el trabajo de Steve Sherman, ha tomado demasiadas fotos que se han convertido en iconos.

También me inspira la música, me encantan los Black Keys o la Velvet Underground. Parece que no puedo cansarme de ninguno de los dos.

Las cosas que me interesan ahora son bastante similares a las que siempre lo han hecho. Cuando no estoy haciendo fotos, estoy surfeando todo lo que puedo, patinando o sencillamente pasándolo bien con los amigos.

El surf es el hobby que, por encima de todo, ha cambiado mi vida, me ha permitido conocer e involucrarme con la gente que ha ayudado a cimentar mi carrera para convertirme en lo que soy. Gente como Troy Elmore, Mitch Abshere y David Stoddard de Brixton, sin ellos no creo que pudiese estar donde estoy hoy.

 

 

theohsea.blogspot.com.es

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.