FRANCESC BARBERO

6 May 2018 Texto: Redacción.

Francesc es un fotógrafo de skateboarding nacido y criado en el barrio de Rocafonda, en Mataró.

Francesc es un tío con ojo y que se sabe explicar: Rocafonda es una zona muy comentada por su inmigración, detalle que la hace más cosmopolita, nos explica. “En los 80 -dice- había heroína, y a la que se iba la luz todos se encerraban en casa bajo llave”. La gente olvida (o prefiere no acordarse y quejarse ahora). Pero Francesc trabaja bien la cabeza a través del ojo, se nota cuando nos dice “mi barrio me ha enseñado a pisar fuerte el suelo para ver colores guapos donde otros solo ven mierda”.

Francesc llegó a la fotografía a través del grafiti. Con la crisis y la falta de trabajo decidió explotarlo para vivir de ello. De ahí ha pasado también al video, que le reporta más trabajo. Pero como nos explica, lo que le apasiona es la idea de creación de algo visual.

 

 

Para trabajar nos cuenta que no dispone de un método preciso. Para el skate tiene muy claro que hay que salir a divertirse y contar con un skater constructivo y con ganas. Hay que improvisar y encontrar los momentos reales en lo que apetece y donde apetece.

Actualmente esta haciendo retratos y fotocomposiciones. Lanzó hace poco un video podcast con un amigo de Alemania y está preparando su web, “algo más que un simple portafolio”, nos asegura.

De sus proyectos más duros fue levantar un negocio de fotografía de montaña por internet. “Lo tuve que cerrar” nos cuenta, “pero de lo cual aprendí, porque ahora veo más viabilidad a mis proyectos”.

Francesc saca inspiración e ideas de todo, siempre ve algo que podría aportar o ideas para crear algo nuevo.

 

 

De la realidad no saca ningun personaje que le caiga demasiado bien, pero de la ficción sabe un taco y nos recomienda a Tito Yayo, Mordecai y Rigby, Atreyu, el agente Cooper o Son Goku.

Ahora escucha mucha música electrónica: Dan Friel, Omar S, Covox, Crystal Castles, Martin Landsky, Danger, Plastikman… pero salta de una cosa a otra. “A ver dentro de una semana”, nos deja caer…

Francesc nunca se ha considerado un artista, pero cuenta como un talento muy importante la artesanía. Él aprende y disfruta aprendiendo, adaptándolo a lo que le apetece hacer.

Y nunca se aburre. “Soy anti-aburrimiento como estilo de vida” nos dice rotundo, “un día ajetreado es un gran día, ya me relajo en la cama durmiendo”.

 

 

INSTAGRAM

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.