DIEGO ESTEBO

22 December 2019 Texto: Ana d La Luz.

            Diego nació en Barcelona, pero a los seis años se mudó a un pueblo de la provincia de Pontevedra (Cangas de Morrazo). Dice no considerarse ni pueblerino ni cosmopolita. Es más bien un híbrido. Conocedor de la cultura artística -su madre es pintora-, posee un amplio background. Según nos dice: “Picoteo mucho, voy de una cosa a otra, en cuando a artes plásticas, literatura, cine o música. De modo que mi background es muy variado, aunque supongo que el gusto por la sencillez técnica, la inmediatez de resultados y lo ‘mal’ hecho o acabado me viene en gran parte de la cultura del punk”.

            “La inspiración me viene a golpe de chispazos”. Eso dice Diego cuando le preguntamos por el asunto. La inspiración es una especie de iluminación que puede encontrar en cualquier cosa, hasta ahí estamos de acuerdo. Pero uno necesita incubar conocimientos para que se produzca este movimiento, a modo de palanca que se activa, que es la inspiración. A mí me viene, por ejemplo, paseando, como también a nuestro artista. Pasear es incubar y es sentirse. Cuando le preguntamos por su metodología general de trabajo, nos responde: “Normalmente primero hago algunos bocetos sencillos. Luego trabajo con cartulinas de colores, una vez tengo la composición, fotografío o escaneo el resultado dependiendo del tamaño. En el ordenador corrijo luces, sombras, algún color y tal vez cosas de la composición, pero la mayor parte del trabajo es siempre manual, aunque a veces no se note”.

            Su comida preferida son los huevos fritos con patatas y el pulpo á feira. En Madrid todavía no me he comido yo un pulpo de esos. Está la cosa bastante chunga con los aros de pota. Un clásico los huevos fritos con patatas.

            La producción artística de Diego, que podemos encontrar en diversas páginas de internet, me parece muy interesante. Me gustan los fondos de color chillón y turquesa de algunas de sus piezas. Su trabajo es fundamentalmente manual, clásico, y es de agradecer. Personajes caricaturescos que parecen dólmenes y los dólmenes son de piedra, pero los suyos transmiten emociones. Aparte de producir para sí mismo, Diego trabaja en el sector editorial. En estos momentos está trabajando en un libro ilustrado que verá la luz el próximo año.

INSTAGRAM

 

 

 

 

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.