matt-cover

Features // Culture / Surf

Matt Warshaw.
La enciclopedia viviente del surf

23.02.13 Texto: Carlos Saez / Fotos: Archivo

La vida es cuestión de prioridades y, cuando uno tiene muy claras las suyas, lucha por mantenerlas arriba pese a que siempre hay variables que intentan desplazarlas hacia lugares inferiores en tu escala de valores. Matt Warshaw se ha mantenido en el pico desde que descubrió su pasión por el surf, tanto, que lo ha llevado también a la oficina para convertirlo, aún más, en parte de su día a día, dentro y fuera del agua. Escribir la enciclopedia del surf y algunos títulos más sobre este deporte lo convierten probablemente en una de las personas que más saben de lo que hablan en lo que a surf se refiere…Aún así, él no se considera parte de la historia del surf, tan sólo dice que “estuvo cerca en algunos momentos”.


¿Como fue tu infancia en relación al skate y al surf? Vi una foto tuya con Jay Adams en 1972, para tí quizás es algo natural, pero para los que lo vemos desde fuera crecer en ese momento y en ese lugar debió ser súper inspirador. ¿Cómo lo viviste a nivel personal?
Empecé a hacer surf en Venice Califonia en el año 1963. La madre de Jay Adams nos llevaba al muelle de Santa Mónica cada mañana ese verano. Allí es donde las olas eran más fáciles y pequeñas. Ese mismo año empezamos también a hacer skate. La escena surf estaba floreciendo, acababa de llegar la revolución de la tabla corta, pero de skate… nada de nada. Nadie patinaba en esos días, el gran boom de los 60 se había acabado pero a Jay y a mí no nos importaba. Surf era la primera cosa que queríamos hacer y skate era la segunda. Todo lo demás en nuestra vida quedaba relegado a un distante tercer plano.
La verdad es que, echando la vista atrás, me doy cuenta de la gran suerte que tuve de vivir tan cerca de la playa y del mismísimo epicentro cultural de este deporte. Lo curioso es que en aquel momento todo eso no significaba nada. Las olas en Santa Mónica y Venice son bastante malas. Pasado un año todo lo que queríamos es que nos llevasen a Malibú a surfear buenas olas, y así lo hicimos. Así que Venice era un lugar diferente, ni siquiera se le llamaba “Dogtown” en esa época. Todos mis amigos, especialmente Jay Adams, eran muy pobres, pero teníamos muchísima libertad. Nadie quería saber nada de deportes organizados y reglamentados. Éramos salvajes. Cuanto más mayor me hago, más aprecio haber vivido en ese lugar y en ese momento.

Siempre he leído que el principio, la invención del surfing, es Polinesia y que de ahí llegó a Hawai. Pero otros dicen que se inició en Perú. De hecho, si pones surf en wikipedia inglés saldrá la teoría Hawaiiana, y si lo escribes en español, saldrá la Peruana. ¿Tú qué piensas?
Probablemente los pescadores peruanos cogían olas mucho antes de que lo hicieran los hawaianos, pero lo hacían tan sólo para volver hasta la playa después de un duro día de trabajo. El surf como actividad lúdica, con su equipo especializado y con su historia y leyenda, tengo el sentimiento de que es un invento hawaiano. Pero vuelvo a repetir, que pienso que en cualquier lugar del mundo donde tuviesen costa y donde la gente se bañase, estoy seguro de que la gente hacía bodysurfing y se deslizaba usando la fuerza de la ola en un tronco o trozo de madera. Hacerlo es algo obvio y divertido que pasaría por la cabeza de cualquiera. Pero el surf, tal como lo conocemos… yo digo que viene de HAWAII.

 

Como te sentiste después de la exitosa campaña en Kickstarter para poder llevar a cabo la digitalización de la enciclopedia del surfing.
Fue mi curso de choque en el social media. Todos esos años en los que estuve más o menos encerrado en una habitación oscura escribiendo libros perdí mucho contacto y comunicación con el mundo. Cuando decidí poner la enciclopedia del surfing online tuve que aprender mucho acerca de Facebook, Twitter, teléfonos móviles, edición digital de vídeo y todo eso. Kickstarter iba de mí haciéndome público, no era sólo la enciclopedia del surfing; era yo saliendo de mi cueva hacia el mundo digital. Confieso que es adictivo y consume gran parte de tu propio tiempo… pero me encanta.

Sigues también la evolución del deporte en otros lugares de Europa, y su entrada en países como España, Italia, Uk, Francia…
Todo esto está en la enciclopedia, pero cuando la web esté online (esperemos que la próxima primavera) sólo lo hará con un tercio de la páginas completas, unas 700 páginas. Iremos subiendo otras 1000 páginas más durante los próximos 18 meses. Y sí, cada país tiene su propia página en la enciclopedia.

¿No te sientes de alguna manera parte de esa historia del surfing? Lo digo porque has vivido tu infancia en el meollo, te has codeado con muchos de los grandes y has elaborado la mayor base de datos sobre el tema. Creo que eso es bastante alucinante.
No me siento parte de la historia del surf, pero sí que he estado muy cerca en muchos momentos. He hablado y surfeado con muchas de esas leyendas. Yo estuve en Maverics el día que mi amigo Mark Foo murió, he visto a Curren en su mejor momento y he tenido algunas tensas e incómodas entrevistas con él. Incluso Kelly Slater se enfadó muchísimo conmigo hace pocos meses por algo que twiteé, así que parece ser que aún estoy en el negocio.

 

Parece ser que la industria del surf está dando un giro. ¿Que opinión tienes de lo que está pasando? ¿Qué crees que depara el futuro a esta industria?
El surf sigue haciéndose más y más popular y eso hace que las grandes empresas se interesen de alguna forma por llevarse un trozo del pastel. Nike se acaba de salir, pero no hay duda de que muchas otras corporaciones intentarán sin duda usar el surf como una herramienta de marketing. El número de practicantes es demasiado grande para no picar en ello. Las empresas grandes del sector tendrán que hacerse algo más pequeñas y evolucionar o morir…Pero eso es sólo una parte más del mundo de los negocios. El surf nunca más será algo pequeño, cómodo, y que se haga en la trastienda. Aunque si uno lo quiere ver desde esa perspectiva, también lo puede ser… Tan sólo hay que ignorar a la industria e irse a coger olas. Es fácil. También hay un paso intermedio, puedes gastarte tu dinero en tiendas al estilo antiguo como Mollusk. En el caso de que vivas en una zona con picos muy concurridos… bueno, entonces será más difícil aislarse de todo e ignorar lo corporativo que se ha vuelto el surfing. Pero si decides viajar y deshacerte del martilleo continuo del surf-media, coger olas todavía puede ser una experiencia parecida a lo que era hace décadas.

Personalmente me gustan los shapers que hacen cosas  a mano y la gente que inventa pequeñas marcas  e intenta vivir de su pasión por el surf. ¿Crees que es posible luchar contra las grandes corporaciones y los big bucks?
Es más fácil que nunca crear algo y darlo a conocer, pero es mucho más difícil poder ganarse la vida con ello. Mi amigo y vecino Lewis Samuels hizo un blog que se llamaba “post surf” y tenía el mejor contenido del mundo; pero lo hacía de manera gratuita y le llevaba gran trabajo, así que después de un par de años lo tuvo que dejar. Ni siquiera yo soy capaz de ganarme la vida con lo que hago. Mi mujer es la que fabrica el dinero en mi familia a través de un trabajo más convencional.

 

¿Crees que el surf aún puede volver a su cauce? Me refiero a ese lado más independiente, más pequeño y creativo… ¿O siempre habrá esas dos vertientes? (la indy y la que podríamos calificar más comercial).
Creo que siempre tendremos esas dos caras. La naturaleza e historia de este deporte es bastante alternativa: apartarse de lo convencional, hazlo tú mismo… pero, como apuntaba antes, es tan popular que es irresistible como herramienta de marketing. Así que, grandes campeonatos, grandes marcas, surfistas en anuncios, etc… Pero para la mayor parte de la gente no existe un gran muro entre estas dos vertientes. Puedes ir a tu bola a pillar olas y cancelar tu suscripcion a “Surfer mag” pero aún mirar los partes en “Surfline” y comprar trajes de Billabong. Cada persona es libre a la hora de elegir cómo quiere vivir el surf. Me di cuenta hace un par de años de que todo ese odio que la gente a veces tiene hacia las grandes compañías o incluso hacia otros grupos dentro de este colectivo, como la gente que practica Sup, body board, tablones, body surf… no va en realidad de “odiar”. Va sobre las multitudes y va de buscar a alguien a quien culpar de que no coges suficientes olas. Y creedme que lo comprendo, pero la verdad es que no es para nada justo que así sea.

¿Cuál crees que ha sido un momento crucial en la historia del surf?
El final de la segunda guerra mundial, el surf pasa de ser una cosa de hawaiianos a ser una cosa de californianos. Se hizo más joven y alocado, se comercializó. Mucho de lo que el surf es hoy en día se lo debemos, para bien o para mal, a esa época en el sur de California, entre los años 45 y 60.

¿Cual ha sido el peor invento de este deporte? ¿Y el mejor?
Los bañadores cortos, ceñidos y de colores fluorescentes, las tablas súper picudas, la palabra “sick”.

 

Hablemos un poco de la música y el surf. ¿Cómo crees que ha sido esa sinergia e influencia que han tenido la una en la otra?
Hay una antigua peli de surf de los años 70 llamada Fluid surf. La canción de Jimi Hendrix Walking with a mountain es usada en una secuencia con mi surfista favorito de todos los tiempos, Barry Kanaiaupuni. La canción correcta, el surfer correcto, el momento correcto. La combinación es muy potente, más aún que la suma de las otras partes.

¿Cuáles son tus bandas favoritas y qué tipo de música escuchas?
Beatles, Nick Lowe, The Band, Otis Redding, Rufus Wainwright, Ron Sexsmith, Love, Bowie, George Jones, Randy, Travis, Arctic Monkeys; y de los más nuevos, Fleet Foxes y Black Keys.

Tardaste seis años en escribir la enciclopedia y tres más en escribir la historia. ¿Cómo has conseguido sobrevivir a nivel financiero trabajando en un proyecto que no te ha dado ningún beneficio económico en tanto tiempo? (aunque supongo que te alimentaba la ilusión y te alegraba el alma) ¿Cómo lo conseguiste?
Pedí un préstamo a mi familia, me casé con una mujer con un trabajo decente. Fácil.
Me encanta mi profesión, no tengo rencor alguno de haber tomado este camino, pero desde que abandoné Surfer mag en los 90, he ganado una media de 25.000 dólares anuales, calderilla. Parcialmente ha sido mi culpa, porque trabajo muy lento, pero también porque ser un escritor sobre el mundo del surf es un trabajo muy mal pagado.

Si te pudieras transportar a un momento de la historia de este deporte y vivir para siempre en él, ¿qué lugar y qué año elegirías para vivirlo en primera persona?
Primer pico en Malibú, 1952, con una tabla nueva de Matt Kivlin y una neverita portátil llena de cerveza Schlitz.

 


Tags: , , , ,

Lo más leído

  • Features
  • Folios
  • News
    • The Camera Life: Alberto Polo
    • David Knudson Cuando el Pop es complicado
    • Red Hare Reinventing The Feel
    • Cheryl Dunn Everybody Street
    • Daniel Esparza Al Sur del Surf
    • Tommy Guerrero No Mans Land
    • The Camera Life: Steve Gullick Capturando el momento perfecto
    • Choking Hazard: KAWS no es un juego de niños
    • Kenichiro Goto De Tokyo a San Francisco
    • "Sample This" La canción desconocida que cambio el Hip-Hop
    • Nicola Verlato
    • Marc Valls
    • Cristian Ordóñez
    • Laurie Lipton
    • Takumi Tomita
    • Yann Leto
    • BT Livermore
    • Bom.k
    • Mario Sánchez
    • Anastasia Karelia
    • Cover by Jeremy Fish. Obra Gráfica
    • Marco Serrato
    • Alone Records novedades
    • Ed Templeton lanza “Wayward Cognitions”
    • Nuevas colaboraciones de Jeremy Fish
    • Cover by Dennis McNett. Obra Gráfica
    • Participa x Billabong Wetsuit
    • Participa: Bad Brains x Arnette
    • MapleXO x Case-of-Bass
    • House of Vans Londres

Staf's Instagram