EN ESTE PRECISO MOMENTO CON TOMMY GUERRERO

5 February 2019 Texto: Ricardo Miguel Vieira. Pedro Rodríguez Ruiz. Traducción: Javier Durán. Fotografía: Claudine Gossett.

{english below} Revelación completa: lo único que sabía de un tipo llamado Tommy Guerrero hace aproximadamente unos cuatro años, era que es un músico prolífico y un patinador aún más icónico. Sin embargo, puedo decir que desde entonces, se convirtió en una figura que sigo de cerca, ya sea leyendo algunas entrevistas (muy raras) o profundizando en su increíble legado musical.

En este sentido, es la música de Tommy la que nos une aquí. Veréis, cuando un amigo me presentó sus ritmos característicos de trip-hop, fue a través de “Soul Food Taqueria”, el álbum que apareció en el siempre innovador sello de Mo’Wax en 2003. Ese disco aún es una de las mejores cartas de bienvenida a las habilidades de Tommy, tanto como multi-instrumentista como músico con un talento para experimentar con una multitud de sonidos ambientales. Si “Soul Food Taqueria” era soleado y cálido, por ejemplo, “No Mans Land”, que se lanzó en 2014, tenía una atmósfera más tensa, como una tormenta que se avecina en un desierto.

Es posible que haya mencionado solo un par de álbumes, cada uno de ellos hecho con una década de diferencia, pero en medio de estos proyectos, Tommy Guerrero lanzó una generosa colección de discos y proyectos de colaboración, reuniendo así un cuerpo de trabajo que nunca ha perdido el contacto con su momento. Y la prueba de esta dirección constante y en progresión está cuidadosamente grabada en la más reciente obra sonora de Tommy: “Road to Knowhere”.

Lanzado al final de 2018 en su sello Too Good, el álbum más reciente de Tommy se basa en sus recientes exploraciones de sonidos extravagantes arraigados en los tonos Afrobeat y Ethio-Jazz. Es un viaje exploratorio a través de ritmos y hechizos de surf rock, donde se ve a Tommy desarrollando aún más la arquitectura de su música.

En medio de su agenda locamente ocupada, Tommy encontró algo de tiempo para contarme más sobre “Road to Knowhere”. Más que centrarme únicamente en los elementos que componen un registro tan intenso, me interesa especialmente saber cómo equilibra sus tareas diarias con la creación de música o dónde ve el skate en estos días de su vida. En el camino, lanzó algunas gemas de sabiduría acerca de dejar que el flujo del proceso creativo te lleve a donde sea. Al leerlo, siento que estas son palabras que vale la pena conservar por un buen rato.

 

 

¡Hey Tommy! Acabo de leer la descripción en dos párrafos sobre “Road to Knowhere” en Bandcamp y dice que en medio de tus actividades como diseñador y director de arte, encontraste el tiempo para convertirte en un artista de la grabación. ¿Qué te mantiene ocupado estos días y dónde encaja la música en tu vida diaria?
Mis días no están regulados. Tengo tantas cosas diferentes en marcha que priorizo mi lista diariamente. La única constante es mi hijo: cuando él está conmigo, todo lo demás está fuera de la mesa. La música sucede cuando estoy trabajando en un álbum o tengo una serie de actuaciones… O a veces es solo cuando la inspiración me llega y siento la necesidad de ser creativo.
También he estado haciendo imágenes en pantalla pequeña con una impresora y plantillas Gocco. Necesito más de una salida creativa o me volveré loco. Aparte, estoy trabajando en una colaboración con FTC que debería caer en agosto, así como en algunos otros proyectos. Hay algo siempre fermentando, lo cual es bueno.

Sí, manteniendo ese fuego interno ardiendo. Pero sobre tu último álbum, lo encuentro tan radical que tus anteriores. Soy un fan particular de “Soul Food Taqueria” y “No Mans Land”. ¿Dónde crees que has progresado tu sonido y tu arte en “Road to Knowhere” en comparación con tus proyectos anteriores?
“Road To Knowhere” difiere en al menos una forma muy específica: casi todas las canciones están en 6 y no son estándar 4/4. Sucedió de forma natural. Cada vez que tocaba mi bajo, terminaba en 6, así que fui con él.
También he estado escuchando mucho Ethio-Jazz, Afrobeat, Highlife, Taureg, así que creo que eso se ha filtrado en mi ser. También toco la mayoría de la batería / percusión del álbum. Chuck Treece toca en un par de canciones y Matt Rodriguez toca en otro par.

 

 

Así que tus referencias se basan en lo que estás sintonizando en un momento particular …
Estoy informado de lo que estoy escuchando y de lo que me conmueve en ese momento; lo que tenga un impacto emocional, eso es lo que me atrae. También me encantan los tonos de guitarra de surf, grandes reverbs y trémolos, el delay: crean una sensación de espacio. Tengo el deseo de mudarme al desierto … ¡pero no puedo soportar el calor! San Francisco no es ni frío ni caliente en términos relativos. 

¿Hay algo en la música que sientes que aún te gustaría lograr pero todavía no has llegado allí?
¡¿He logrado algo?! ¡Eso es nuevo para mí! Solo voy a donde me lleva la musa. Tengo un nuevo álbum que grabé con Chuck que es mi enfoque del Dub. Batería y bajo en vivo y luego sonidos e instrumentos en capas. Mierda divertida. Saldrá en Japón para abril o mayo.

¿Quiénes son tus modelos a seguir en estos días que te motivan a seguir produciendo y sacando música?
No tengo ningún modelo a seguir. Es todo un viaje muy en solitario. La necesidad de ser creativo es lo que me impulsa. Los instrumentos son las herramientas o el medio con el que trabajo. Me gusta hacer mierda. Es más sobre el proceso que el resultado final.

 

 

Es lo justo. ¿Y qué vibraciones o emociones te animan a crear música?
Hmm … Puede ser un tono, un ritmo, un riff. Cualquier cosa, incluso no musical. O puede ser tocar música con amigos, eso es lo mejor.

¿Dirías que la cultura del skateboarding -y tu legado en ella- tiene una forma de moldear y darle sentido a tu música?
No estoy seguro de que lo haga con excepción del espíritu del “hazlo tú mismo”, como el punk. La jodida actitud. Solo intenta y sigue intentándolo – caete y sigue levantándote.

¿Con qué frecuencia patinas estos días?
Acabo de patinar antes de escribir esto. Pero no todos los días, ya que mi cuerpo (rodillas y espalda, específicamente) no lo permitirá. Pero todavía tengo el fuego, que a veces es frustrante. Quiero patinar, pero estoy cerrado por limitaciones físicas. Pero tuve una buena carrera.

 

 

¿Qué lecciones importantes estás recogiendo en el camino como músico?
Mientras la música provenga de un lugar honesto, no te preocupes por lo que la gente piensa o por obtener elogios o recompensas. La música te cuidará. Te verá a través de buenos y malos tiempos.

¡Me gustaron esas palabras, hombre! ¿Podremos verte pronto tocando en Europa?
Estoy trabajando en una gira para agosto en este momento, veremos si se juntan. Es difícil porque es caro. Esa es una de las razones principales por las que nunca salgo de gira. Tengo que contratar una banda y pagarles todos los gastos de viaje, etc. Por lo general, todo sale de mi bolsillo y rara vez gano dinero haciendo giras. Espero que podamos girar pronto.

 

 

 

 

English:

IN THIS HERE MOMENT WITH TOMMY GUERRERO

Full-disclosure: I only came to know about a guy called Tommy Guerrero, who happens to be a prolific musician and an even more iconic skateboarder, about four years ago. Yet, I can tell you that ever since, he became a figure that I closely follow – whether reading some (farily rare) interviews or digging deeper into his incredible musical legacy.

On that note, it’s Tommy’s music that brings us here together. You see, when I was introduced to his signature trip-hop beats by a friend, it was by way of “Soul Food Taqueria”, the album that landed on the ever innovative Mo’Wax imprint in 2003. Such record is still one of the greatest welcome cards to Tommy’s abilities, both as an multi-instrumentalist and a musician with a flair to experiment with a multitude of ambient sounds. If “Soul Food Taqueria” was sunny and warm, for instance, “No Mans Land”, which was released in 2014, had a more tense atmosphere, like a storm brewing on a desert.

I may have mentioned only a couple of albums, each one built decades apart, but in-between these projects, Tommy Guerrero released a generous collection of records and collaborative projects, thus assembling a body of work that never looses touch with the times. And proof of that ever progressive direction is neatly carved in the latest addition to Tommy’s sonic estate: “Road to Knowhere”.

Released at the tail end of 2018 on his Too Good label, Tommy’s most recent album draws on his recent explorations of outlandish sounds rooted in Afrobeat and Ethio-Jazz tones. It’s an exploratory journey through dusted rhythms and surf rock spells, which sees Tommy further developing the architecture of his music.

In the midst of his crazily busy schedule, Tommy found some time to tell me more about “Road to Knowhere”. More than focusing solely on the elements that piece together such intense record, I was particularly interested in knowing about how he balances his daily duties with music-making or where he sees skateboarding fitting these days in his life. Along the way, he threw some wisdom gems about letting the flow of the creative process take you wherever it may be. Reading it through, I feel these are words worth holding on to for a good while.

Hey Tommy! I was just reading the two-paragraph description about “Road to Knowhere” on Bandcamp and it says that in the midst of your activities as a designer and art director, your found the time to become a recording-artist. What keeps you busy these days and where does music fit in your day-to-day life?
My days are not regimented. I have so many different things going on that I prioritise my list on a daily basis. The one constant is my son – when he’s with me, everything else is off the table. Music happens when I’m either working on an album or have a string of shows… Or sometimes it’s just when the inspiration strikes and I feel the need to be creative.
Then I’ve also been making small screen prints with a Gocco printer and stencils – I need more than one creative outlet or I’ll go crazy. Also, I’m working on a collaboration with FTC that should drop in August as well as a few other projects. [There’s] always somethin’ brewin’, which is good.

Yeah, keeping that inner-fire burning. But about your latest album, I find it as rad as your previous ones. I’m a particular fan of “Soul Food Taqueria” and “No Mans Land”. Where do you feel you’ve progressed your sound and art in “Road to Knowhere” comparing to your past projects?
“Road To Knowhere” differs in at least one very specific way- almost every song is in 6 and not standard 4/4. It happened naturally. Every time I’d pick up my bass, it’d end up being in 6 – so I went with it.
I’ve also been listening to a lot of Ethio-Jazz, Afrobeat, Highlife, Taureg, so I think that has seeped into my being. I also play most of the drums/percussion on the album. Chuck Treece plays on a couple of songs and Matt Rodriguez plays on other couple ones.

So your references are based in what you’re tuned into at a particular moment…
I’m informed by what I’m listening to and what moves me at that time; whatever has an emotional impact – that’s what I’m drawn to. I also love surf guitar tones, big verbs trem and delay – they create a sense of space. I have a desire to move to the desert… but I can’t handle the heat! San Francisco is neither hot nor cold relatively speaking.

Is there anything in music that you feel you still would like to achieve but you still haven’t arrived there yet?
I’ve achieved something?! That’s new to me! I just go where the muse takes me. I have a new album that I’ve recorded with Chuck that is my approach to Dub. Live drums and bass and then layered sounds and instruments. Fun shit. It’ll be out in Japan in April or May.

Who are your role models these days motivating you to keep on producing and putting music out?
I don’t have any role models. It’s all a very solo journey. The need to be creative is what drives me. Instruments just happen to be the tools or medium that I work with. I like making shit. It’s more about the process than the end result.

Fair enough. And what vibes or emotions get you amped to create music?
Hmm… It can be a tone, a rhythm, a riff. Anything – even non musical. Or it can be playing music with friends – that’s the best.

Would you say that skateboarding culture – and your legacy in it – has a way of shaping and informing your music?
Not sure that it does other than the DIY ethos – just like punk. The fuck it attitude. Just try and keep trying – fall down and keep getting up.

How often do you skateboard these days?
I just skated before writing this. But not daily as my body – knees and back, specifically – won’t allow it. But I still have the fire, which is frustrating at times. I want to skate, but I’m shutdown by physical limitations. But I had a good run.

What important important lessons are you collecting along the way as a musician?
As long as the music is coming from an honest place, don’t worry about what people think or about attaining accolades or rewards. The music will take care of you. It’ll see you through good times and bad.

I liked those words, man! Are we going to be able to see you playing in Europe anytime soon?
I’m working on a tour in August right now – we’ll see if it comes together. It’s difficult as it’s expensive. That’s one of the main reasons I never tour. I have to hire a band and pay them on top of all the travel expenses and so on. It all comes out of my pocket usualy. My hope is to just break even.

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.