Deva Martín Solar.
El arte de una campeona

25 December 2016 Texto: Eduardo Illarregui Gárate. Fotografía: Archivo Deva Solar.

Cuesta encontrar un deportista en este país que haya dominado su disciplina como Deva Martín Solar ha hecho con el Bodyboard. Trece (o 12+1 como dirían los más supersticiosos), y encima consecutivas, son las veces que ha subido  al cajón más alto del Campeonato de España de este deporte que vivió sus picos de mayor popularidad a finales de los ochenta y principios de los noventa, cuando en la playa todos queríamos parecernos  a Mike Stewart, Pat Caldwell o Keith Sasaki, y parecía por momentos que el prodigioso invento de Tom  Morey iba a destronar al mísmisimo surfing de su puesto preferencial en el agua. El incontestable éxito en el deporte no ha impedido que Deva haya desarrollado paralelamente una prolífica carrera como pintora de cuadros y murales urbanos. En sus obras, como no podía ser de otra forma, un tema predomina sobre el resto: el mar y en especial las olas. Huecas, poderosas, potentes… Iguales que sobre las que dibuja sus maniobras más radicales en los campeonatos. Otra de sus especialidades son los retratos, dotados de vivos colores y un gran realismo. Pinte lo que pinte siempre lo hace con sus propias manos, sin pinceles, impregnando cada trazo de la misma pasión y vitalidad que le han hecho convertirse en la total dominadora del bodyboard patrio en los últimos trece años. Un récord al alcance de muy pocos.

A los que todavía no conocen tu faceta artística, ¿cómo les definirías tu obra pictórica?
Mi obra es muy realista y a parte de eso es muy colorida. Intento relacionar siempre el arte con el mar, que es lo que llevo en la sangre.

 

 

Una de las grandes peculiaridades de tus cuadros es que para realizarlos utilizas tus propias manos…
Es un estilo muy realista y a la vez muy mío; pinto con las manos desde que empecé a pintar.

¿Y cuándo empezaste? ¿Antes o después de que te iniciases en el mundo del bodyboard?
Antes. Mucho antes. Pinto desde que tengo uso de razón. Tengo guardados dibujos de cuando tenía cinco años.

Todos los artistas a la hora de consolidar su estilo tienen influencias, ¿cuál o cuáles han sido las tuyas?
(De forma inmediata) Rémi Bertoche. Un pintor francés que pinta mucho el mar. Yo pinto también mucho retrato, que es lo que más me gusta, pero Bertoche utiliza mucho los colores y es algo que me ha influido a mí.

Eres una competidora al más alto nivel. ¿Resulta difícil compatibilizar la carrera deportiva con tu faceta de pintora, o es algo que se complementa?
Yo diría que se compaginan muy bien, porque cuando no estoy dentro del mar, estoy pintando. El body es un deporte en el que estás todo el día con la adrenalina super alta y sin embargo en la pintura estás relajado. Se complementan muy bien en ese sentido. Lo que veo común entre ambos es que tanto en un mundo como en el otro es bastante difícil ganarse la vida. Por eso tengo que completarlos con otras actividades como la Escuela de surf (Deva tiene desde hace años junto a sus tíos Pablo y Alejo y su hermana Mirka la Solar Escuela de Surf en Suances), que es la que nos mantiene un poco a flote.

 

 

Dices que es muy complicado ganarse la vida tanto con el bodyboard como con el arte, pero ¿qué ves más difícil en España vivir de la pintura o de un deporte minoritario como el body?
Casi casi ganarte la vida con el bodyboard es más difícil…

(No puedo evitarlo y le interrumpo sorprendido) ¿Del bodyboard? ¡Sorprende y mucho oír eso de alguien que ha sido trece veces campeona de España!
(Con reafirmación) Sí. Sí. Con el arte ya estoy haciendo cosillas grandes y poco a poco me voy abriendo camino…

¿Cuáles son esos proyectos grandes que has hecho y los que vas a hacer?
Pinto muchos cuadros y toda la vida he vendido bastantes. Mis proyectos grandes han sido los murales en Fuerteventura, murales muy grandes, de ocho metros de alto. Aquí en mi pueblo (Suances) he pintado uno en el Hotel Mar Azul… Y este año quiero pintar otro en el instituto, que ya me lo han propuesto… Y el alcalde me ha propuesto también hacer otro en la piscina municipal.

 

 

Supongo que la planificación cuando te enfrentas a un mural de esas dimensiones será muy distinta a cuando trabajas uno de tus cuadros sobre lienzo…
A mí me encanta pintar en grande, con lo cual los lienzos que tengo son gigantes. De ahí que aunque pueda parecer sorprendente mi planificación a la hora de afrontar tanto uno como otro trabajo sea parecida.

Hablando un poco ya del Bodyboard… Con este año creo que has sido ya trece veces campeona de España. Salvo Ruth Beitia, en salto de altura, cuesta encontrar una deportista que haya dominado durante tantos años una modalidad, ¿no echas un poco de menos un reconocimiento mayor?
La verdad es que no se reconoce lo suficiente, aunque ya el año pasado se me ha hecho algún reconocimiento importante, en la Gala Nacional del Surf, que precisamente tiene como fin homenajear a esos deportistas que no están suficientemente reconocidos.

 

 

Quizá que, en Tokio, el surf vaya a ser deporte olímpico ayude a que tenga una trascendencia mayor a nivel social y pueda salir del reducido círculo del que lo practica, tenga mayor visibilidad en la sociedad… Es una pena que con el bodyboard no pase lo mismo…
Date cuenta que el surfing es también un deporte relativamente joven en España y que ha crecido muy rápido. En pocos años ha crecido de una forma exagerada, no hay más que darte una vuelta por la playa un día de sol que haya olas buenas y darte cuenta que está llena de surferos. Falta que el bodyboard esté incluido en los Juegos, pero ya es un paso que el surf vaya a estar…

El crecimiento del que hablas no ha sido muy simétrico, pues el Surfing ha crecido como la espuma, pero no ha ocurrido lo mismo con el Bodyboard, ¿qué radiografía haces del body?
El Bodyboard antes tenía mucho potencial, porque todo el mundo empezaba con el boogie y muchos se quedaban con él; pero ahora al haber tantas escuelas de surf todo el mundo se inicia con el surf. Aunque hay diferencias geográficas. En Canarias hay un nivel muy alto de bodyboard y goza de una estupenda salud.

 

 

Hablas de gente que se inicia en el mundo de las olas con el body, pero si no tengo mal entendido tu camino fue inverso, tú empezaste con tabla y te cambiaste al corcho…
(Risa) Empezamos un poco con los papales cambiados. Empezamos mi hermana, (Mirka) con el boogie; y yo, con la tabla; y a la semana o dos semanas nos lo cambiamos, porque nos dimos cuenta que a cada una le gustaba el deporte contrario.

¿Cuesta mantener la motivación cuando llevas ganando en un deporte a nivel nacional durante 13 años consecutivos?
Yo siempre estoy motivada, me encanta este deporte, y mantengo la motivación con todo tipo de condiciones, con olas grandes, pequeñas… Lo que más me desmotiva es a la hora de buscar apoyos… Siempre te lo tienes que pagar tú… Ahora esto ha cambiado con la Federación, que cada año se está acordando de mí… Me hace exposiciones de mis cuadros en los Campeonatos de España…

 

 

Después de esta hegemonía aplastante, ¿aún te quedan retos por conseguir en este deporte?
Tengo una espinita clavada que es el campeonato de Europa. Llevo ya un par de años quedando ya subcampeona, el siguiente paso está ahí, pero ya no sigo compitiendo como años atrás… Ahora me dedico más a la escuela de surf y a mi empresa y voy dejando la competición aparte.

Háblanos un poco de tu empresa, de esa marca de ropa que has creado…
Ya tenía muchas ganas de formar una marca como es DMS. Empecé diseñando gorras el año pasado, pintándolas a mano, pinté 250 y las vendí todas. Este año he empezado con prendas vestir y lo siguiente serán bolsos.

 

 

 

FACEBOOK

PINTEREST

INSTAGRAM

SOLAR ESCUELA DE SURF

 

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.