Bike Vs Cars

16 June 2015 Texto: David Moreu. Fotografía: David Moreu & Archivo.


Un Documental de Fredrik Gertten

Los documentales están de moda y han invadido las salas de cine, un espacio que hasta hace unos años estaba reservado únicamente para las películas de ficción. La gente ha perdido el miedo a lo desconocido y ahora siente fascinación por estas historias reales contadas con un pulso narrativo que mezcla el periodismo de investigación con la imaginación más desbordante. Aún así, son muy pocos los proyectos que nacen con una vocación eminentemente reivindicativa y que llevan inscrito en su ADN digital la intención de remover la conciencia de los espectadores para intentar cambiar el mundo. Éste sería el caso de “Bikes vs Cars”, una obra que nos adentra en las calles de algunas de las ciudades más importantes del mundo y nos las enseña des del punto de vista de unos personajes que viven encima de una bicicleta. Pero lejos de ser una reivindicación utópica sobre un medio de transporte ecológico que se enfrenta a la todopoderosa industria del automóvil, este documental nos pregunta a viva voz cómo queremos que sean las ciudades para las próximas generaciones. Una reflexión que implica un cambio de mentalidad y, sobre todo, muchas ganas de pedalear a contracorriente para crear una sociedad más libre y justa. Aprovechando su paso por el festival Docs Barcelona, hemos entrevistado a su director, Fredrik Gertten, para conocer la génesis de una película que apunta maneras de clásico y que ya se ha proyectado en más de 100 países en todo el mundo.

 

bikevscars

Tengo entendido que trabajaste como corresponsal de prensa en África, América del Sur y Asia durante varios años. ¿Qué aprendiste a nivel personal y profesional con todos esos viajes en lugares en conflicto?
Siempre se aprende mucho con la vida, viajando a varios países y encontrándote a mucha gente por el camino. Además, viajando como un profesional tienes que esforzarte un poco para adentrarte en la sociedad y estar con gente, entonces aprendes algo muy básico: hay personas interesantes en todos lados. También hay malos y buenos. Sin ser tan radical, es una sensación que puedes vivir en cualquier sitio y hace sentirme bien porque siempre hay gente buena. La mayor parte de los viajes los hice como periodista freelance, pero contratado por la Radio Nacional de Suecia, eso me permitía hacer reportajes muy extensos y quedarme largas temporadas en los países que visitaba. Por ejemplo, en Sudáfrica estuve los últimos años del apartheid y en Chile durante los últimos años de la dictadura. Siempre me ha gustado la sensación de conocer un país desde dentro y contar la historia de ese lugar a través de un personaj. ¡Yo creo que eso es posible!

 

bikevscars3

¿En qué momento de tu carrera decidiste dar el salto del periodismo radiofónico al mundo del documental?
Es un proceso en el que te planteas si serás capaz de hacerlo, pero sabes que será interesante. Ya había hecho televisión, pero los reportajes en ese medio tienen un formato muy cerrado, y como tenía mucha experiencia como freelance a la hora de organizar mi propio trabajo y de venderlo, entonces me propuse hacer lo mismo con los documentales y me convertí en director. Sin embargo, al principio me consideraba un periodista que trataba ciertos temas, pero ahora que ya han pasado 20 años me siento más cómodo con la etiqueta de director.

Y no solamente te encargas de dirigir, sino que también montaste una productora de documentales y el proyecto “Burma VJ” estuvo nominado al Oscar de Hollywood…
Fue un momento muy fuerte, pero al mismo tiempo el “negocio” de los documentales es muy pequeño y apenas hay gente que pueda tener éxito. Hay muy poco dinero y es una lucha diaria para sobrevivir y lograr hacer realidad tus proyectos. Eso también significa que en el mundo del documental tampoco hay empresas grandes, no hay gente que exprese sus ideales en voz alta porque no hay espacio para eso y nadie quiere invertir en algo tan inseguro. La gente de este sector siente mucha pasión por sus historias y lucha durante años para lograr contarlas en forma de película. Es muy lindo estar nominado a un Oscar, pero al mismo tiempo, en una gala como esa, nos sentimos como si no estuviéramos en nuestro planeta. Éramos los outsiders.

 

bikevscars2

¿Cómo surgió la idea del documental “Bikes vs Cars”? Supongo que tú eres un gran aficionado a ir en bicicleta…
Nací en una ciudad sueca que se llama Malmö y allí todo el mundo va en bicicleta. Es algo natural y lo he hecho toda mi vida. No es un acto reivindicativo, sino que es lo que hago cada día. Y como he viajado mucho, siempre he echado de menos la bicicleta… también aquí en Barcelona. Y cada vez más me preguntaba ¿por qué no hay bicicletas en las ciudades? Ahora he notado que en muchas ciudades alrededor del mundo hay más bicis y entonces pensé que tal vez fuera el momento adecuado de hacer una reflexión sobre esto. Pero el tema de este documental realmente es la planificación de las ciudades.

Poner una bicicleta en una ciudad significa cambiar muchas maneras de pensar y de actuar…
Sí. Además, mientras rodaba el documental noté que la gente que se mueve en bici ama a sus ciudades… son más amantes de sus ciudades que la gente que se desplaza en coche porque no se mueve y eso es muy frustrante. Pero al ir en bici hay una sensación de libertad, aunque también hay angustias porque en ciertos lugares es peligroso y de ahí surge un movimiento que está muy politizado. Sin embargo, este movimiento no empieza con la idea de “yo quiero cambiar el mundo con la bici”, sino que empieza porque la gente se aburre de estar encerrada en un coche. Y como las ciudades están creciendo en todo el mundo, es lógico que no pueden seguir creciendo con más coches… entonces ¿qué sucederá?

 

bikevscars7

Es en este tema donde el documental apunta hacia la idea de los lobbies empresariales que desean mantener este sistema de producción y de crecimiento imparable, en lugar de apostar por el cambio…
Es importante entender que el mundo funciona así. Vivimos en tiempos de crisis económica, de problemas climáticos, de agotamiento de los recursos naturales y también de la saturación del modelo actual de las ciudades, que no funcionan. Entonces, debería ser del interés de todos cambiar esta situación porque son problemas importantes… sin embargo, hay fuerzas muy potentes que no quieren cambiar el mundo e invierten billones cada año para no cambiar nada con su publicidad, con sus lobbies, etc. Claro que si hablas con ellos te dirán “claro que queremos cambiarlo, pero más despacio porque sino es peligroso para el negocio… o sino los chinos nos quitarán el negocio”. Siempre buscan razones para no hacer nada.

¿Cómo planteaste el rodaje, la elección de los protagonistas y los viajes a ciudades como Los Ángeles, Sao Paulo, Copenhague, Toronto y Bogotá?
Decidí rodar en Los Ángeles porque es como la madre de todas las autopistas del mundo y también es muy interesante si hablamos de lobbies porque era la ciudad que tenía el mejor transporte público del mundo y actualmente es la peor de todas. Por eso es tan interesante y, además, conocía al personaje principal que se llama Dan y sabía que era una persona muy inteligente. Toronto era importante por ese alcalde que tiene y que ganó con muchos votos… y, sobre todo, gracias al voto de la gente que es muy dependiente de sus coches. Ése es un voto muy fuerte y se puede manejar fácilmente. Sao Paulo me gusta porque Brasil es un país emergente en el que está creciendo la clase media y hay muchas familias que están comprando actualmente su primer coche. Y eso también podría ser en México o Indonesia, pero yo quería reflejarlo en una “mega city” y por este motivo Sao Paulo es interesante. La historia de Copenhague trata realmente de una ciudad donde las reglas están al revés y la bici tiene el poder, pero se nota que ese taxista ama su ciudad y no tiene ningún problema con eso.

 

bikevscars8

¿No te daba miedo que criticaran el documental por ser demasiado subjetivo con tus argumentos a favor de la bicicleta?
Yo tengo un punto de vista, eso es obvio, pero también quiero representar a la gente que está al otro lado. Por ejemplo, ese señor que aparece hablando en el parking de California era un máximo dirigente de General Motors, de Porsche y de Hyundai, ha estado en las reuniones más íntimas de la industria del automóvil con cientos de millones de dólares para gastar en publicidad cada año. No es un personaje cualquiera y creo que ellos están bien representados. Sin embargo, para mi el eje del documental es la lucha por la planificación de las ciudades, de bicis contra coches, pero en ningún caso de la lucha de ciclistas contra conductores. Habla de la competición entre dos modelos de ciudad.

¿Tenías un guión muy cerrado cuando empezaste a montar el documental o, por el contrario, hubo mucha improvisación a la hora de dar forma a las diversas historias?
Me gustaría decirte que lo tenía todo muy claro, pero la idea de hablar de unos personajes que representan unos conceptos globales, como es esa chica en Sao Paulo, es algo que rodamos en el día a día, pero que también toma forma en la sala de edición. Es un proceso muy complejo y, obviamente, hay mucho material rodado que no entró en el montaje final. Ten en cuenta que estuvimos rodando durante dos años y medio… y estuve en el pitching del Docs Barcelona hace dos años porque sabíamos que teníamos que mover el proyecto por muchos sitios para lograr financiarlo.

 

bikevscars5

¿Qué puedes contarnos sobre las proyecciones en festivales internacionales? Tengo entendido que fue impresionante la sesión en el SXSW…
Sí, organizamos la primera proyección al aire libre en el SXSW de Austin (Texas), con una pantalla gigante y la gente vino en bici. Había mucho público y fue súper lindo. En España es el documental del mes durante junio y se proyectará en 50 ciudades. En Suecia ha estado en cartelera durante mucho tiempo, también en los Estados Unidos, México y pronto iremos a Brasil para estrenarlo en cines. Llegará a más de 100 países, es una locura el interés que se ha generado.

Por ultimo quería saber tu opinión sobre el coche como medio de transporte o incluso como icono cultural desde los tiempos de Kerouac…
Me encanta viajar en coche y he recorrido toda América del Sur, los Estados Unidos, España… pero moverse en coche por las ciudades es pesado, aburrido y no puedes ver nada. El coche, si se usa bien, es una delicia. Pero el coche como instrumento de movilidad dentro de las ciudades es la muerte, no sirve para nada y no funciona. Y luego vemos que la publicidad de las marcas de coches nos habla de la libertad, cuando realmente hay más libertad en una bicicleta. Por este motivo hay mucha gente que empieza a ir en bici y ya no quiere regresar al coche nunca más en una ciudad.

 

bikevscars4 bikevscars1 bikevscars9bikevscars10

bikevscars6

 

TRAILER

 

 

www.bikes-vs-cars.com

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.