Yvon Chouinard · “Que mi gente vaya a hacer surf. La educación de un empresario Rebelde”

16 October 2012

Yvon Chouinard es un personaje carismático y genuino, una auténtica rara avis dentro del mundo de los negocios. Es también, para quien no lo conozca, el creador y fundador de Patagonia, la mítica marca de ropa técnica especializada en deportes al aire libre. Entre sus méritos personales destaca haber sido uno de los principales precursores de la escalada moderna, inventor de muchos de los sistemas de seguridad que han permitido el desarrollo de este deporte hasta nuestro días; y haber levantado, de la nada, una empresa que factura anualmente cientos de millones de dólares.

Que mi gente vaya a hacer surf. La educación de un empresario Rebelde cuenta la historia de este apasionado de la naturaleza y atípico hombre de negocios, al tiempo que nos muestra la trayectoria y filosofía de la marca que ha dirigido, a su manera, durante más de cuarenta años. Un recorrido en el que el compromiso medioambiental y la responsabilidad social han jugado y juegan un papel fundamental.

Chouinard nunca soñó con convertirse en el CEO de una compañía de la magnitud que tiene hoy Patagonia, sin planearlo y con una habilidad natural para los negocios fue, paso a paso, construyendo una marca que se convirtió, con el tiempo, en sinónimo de calidad, durabilidad y eficiencia. Una marca dirigida a un público, tan específico como exigente, que ha sabido entender y valorar la importancia de un trabajo bien hecho. No en vano, la máxima que rige la filosofía de este empresa es la de “crear el mejor producto posible”.

Este canadiense, californiano de adopción, ha conseguido algo bastante único y sorprendente. Ha sido capaz de trasladar la experiencia y valores propias de un entusiasta de la naturaleza, y de los deportes al aire libre, al terreno empresarial y hacerlo con éxito. Pero este camino no siempre ha sido fácil, sin otra formación formal que la que le han otorgado sus vivencias, también ha pasado por momentos complicados y sufrido reveses ante los que muchos otros hubieran sucumbido. La capacidad de tomar decisiones cruciales y hacerlo bajo circunstancias adversas es, sin duda, otra característica que deriva de una personalidad acostumbrada a enfrentarse a retos donde está en juego la propia vida.

A pesar de su éxito en el mundo empresarial y de ser un ejemplo y un caso de éxito seguido y estudiado por muchos, Chouniard prefiere verse a sí mismo más como un escalador, un surfista o un pescador. Ese espíritu apasionado y rebelde le ha llevado a contravenir muchas de las normas y prácticas que se tomaban por inmutables en el ámbito de los negocios, algunas de las cuales sostienen que la verdadera responsabilidad social de una empresa es únicamente la de generar beneficios.

Que mi gente vaya a hacer surf es una frase que recoge literalmente la política de flexibilidad horaria de esta compañía. Es, en definitiva, una declaración de intenciones que pone de manifiesto, de forma explícita, el compromiso de Patagonia, y de su creador, para con sus empleados, sus consumidores, la sociedad y el medioambiente.

PATAGONIA EUROPE

SHARE THIS

¿Te ha gustado este artículo?

Dale a me gusta al Facebook de Staf y síguenos en Twitter, Instagram y Playmoss.

Enjoyed this article?

Like Staf on Facebook and follow us on Twitter, Instagram, and Playmoss.